El PIB subió un 16,4% en el tercer trimestre, tres décimas inferior a estimación realizada en octubre

España 23 de diciembre de 2020 Por Servimedia
A pesar del fuerte rebote, el PIB acumula aún una disminución del 9% en comparativa interanual respecto al mismo periodo de 2019 y acorta el fuerte desplome del 21,6% que acusaba el trimestre precedente.
pib

El PIB español recuperó el crecimiento durante el tercer trimestre del año y rebotó un 16,4% frente al trimestre anterior, según datos cerrados del Instituto Nacional de Estadística (INE), apenas tres décimas inferior al 16,7% que se había estimado el pasado 30 de octubre.

Su cálculo es definitivo incorporando ya todos los indicadores económicos del trimestre e implica que la tasa es 34,3% puntos superior a la del segundo trimestre, cuando la economía española se desplomó un 17,8% en su segundo descenso sucesivo.

A pesar del fuerte rebote, el PIB acumula aún una disminución del 9% en comparativa interanual respecto al mismo periodo de 2019 y acorta el fuerte desplome del 21,6% que acusaba el trimestre precedente.

Por factores, la contribución de la demanda nacional al crecimiento interanual del PIB es de −7,2 puntos, 11,5 puntos superior a la del segundo trimestre. Por su parte, la demanda externa presenta una aportación negativa en 1,8% puntos, 1,1 puntos más que en el trimestre anterior.

GASTO DE HOGARES

En lo que respecta a la demanda nacional, el gasto en consumo bajó un 6,9% respecto al mismo trimestre de 2019; tasa que resulta 11 puntos superior a la del segundo trimestre.

Por colectivos, el gasto en consumo final de los hogares cayó un 10,5% interanual, cifra que supone 14,9 puntos más que en el trimestre pasado. Por su parte, el gasto en consumo final de las Administraciones Públicas subió un 3,8%, seis décimas superior al del trimestre precedente.

La formación bruta de capital registró una variación del −9,6%, superior en 14,8 puntos al del trimestre anterior; y la inversión en activos fijos materiales se redujo un 10,2%, con 18 puntos más que en el trimestre previo.

El comportamiento de la inversión se explica por componentes en un aumento del 12,8% en la inversión en viviendas y otros edificios y construcciones, que pasa así de encajar un descenso del 25,9% a reducirlo al 13,1%; mientras que la inversión en maquinaria, bienes de equipo y sistemas de armamento mejoró en 26,7 puntos al presentar una variación del −6,6%, frente al −33,3% del trimestre anterior.

Por otro lado, la inversión en productos de la propiedad intelectual se redujo un 3,3%, pero aumenta en 1,9 puntos respecto a la tasa del trimestre pasado.

DEMANDA EXTERNA

Frente al consumo o demanda interna, la demanda externa aportó una contribución negativa al PIB del 6,8% relativa a la evolución de las exportaciones de bienes y servicios; que se ve compensada, en parte, por la aportación positiva de las importaciones de bienes y servicios, en 4,9 puntos.

En concreto, las exportaciones de bienes y servicios registraron una disminución interanual del 19,3% en el tercer trimestre, caida que supone, en cualquier caso, una mejora de 18,5 puntos frente al trimestre previo. Según el INE, dicha aceleración se produce por la recuperación de las tasas interanuales de las exportaciones de bienes (del −27,0% al −5,3%) y de las exportaciones de servicios (del −60,8% al −48,5%).

Las importaciones de bienes y servicios registraron por su parte un descenso interanual del 15,4% y una mejora de 17,1 puntos frente al trimestre previo. Su aumento se explica por la recuperación de las importaciones de bienes, cuyo descenso se ha reducido del −29,5% al −10,1%; y que se ve acompañada por una moderación de la tasa interanual negativa de las importaciones de servicios, que pasan de retrocesos del 45,4% al 37,4%.

Por su parte, el gasto de residentes en el resto del mundo mejoró en 18,6 puntos su variación interanual este trimestre, reduciendo su desplome del 95,6% al 77,0%.

EMPLEO

El empleo de la economía, en términos de horas trabajadas, registró un aumento intertrimestral del 24,7%. Dicha tasa es de menor magnitud en el caso de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, donde aumentó un 16,0% y eso supone 33,7 puntos más que en el segundo trimestre, debido a la reducción del 7,5% en la jornadas medias a tiempo completo.

Sin embargo, las horas trabajadas se reducen en términos interanuales un 6,2%, tasa 18,7 puntos superior a la del segundo trimestre de 2020.

Por su parte, los puestos equivalentes a tiempo completo bajaron un 5,5%, tasa 12,9 puntos superior a la del segundo trimestre, e implica un descenso de más de 1,012 millones de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

En costes, la variación interanual del coste laboral unitario se situó este trimestre en el 4,7%. La renta nacional bruta y la renta nacional disponible bruta crecieron a su vez un 16,6% y 17,1%, respectivamente, respecto al trimestre anterior.
(SERVIMEDIA)

Te puede interesar