Vota España: es la cuarta elección desde 2015

España 10 de noviembre de 2019 Por
Los cinco principales bloques se disputan los votos de un electorado profundamente fragmentado. Ni el PSOE ni los espacios de derecha obtendrían los escaños necesarios para formar gobierno. Unidas Podemos busca el tercer lugar para forzar un acuerdo.
Elecciones fragmentadas, por Infobae
- Fuente: Infobae.

PRENSALDIA150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Estas elecciones, las segundas en siete meses y las cuartas en cuatro años, se celebran tras un otro bloqueo. El primero se vivió  después de las generales de 2015 y repitió en abril de este año. Y todo parece apuntar que el escenario se replicaría en este noviembre.

Ni Pedro Sánchez  (PSOE) se ha pronunciado sobre posibles alianzas ni Pablo Casado (Partido Popular) está dispuesto a ninguna abstención patriótica. El resto se ha dedicado a poner condiciones a potenciales aliados. Ningún candidato ha difuminado sus líneas rojas. Y eso que las urnas hace tiempo que enterraron las mayorías absolutas y no parece que esta vez vayan a despejar más que el estricto orden de la posición de cada cual en el tablero.

La esperanza de la izquierda radica en que Unidas Podemos alcance el tercer lugar cómodamente y desde esa posición de privilegio fuerce al socialismo a negociar en miras de un acuerdo que aleje a la derecha del Palacio de la Moncloa. Aunque durante la campaña el propio Sánchez se encargó de destacar que una alianza no forma parte de su agenda primaria. Debe gobernar el partido que más votos tenga, se ocupó de repetir, como si ese paradigma alcanzara para reformar el modelo electoral de España.  

Las encuestas prevén un Congreso de los Diputados incluso más fragmentado que el surgido de las urnas el 28 de abril. Entonces el PSOE obtuvo 123 escaños, el PP, 66, Ciudadanos llegó a los 57, Unidas Podemos se quedó en los 42 y Vox irrumpió con 24. En estos casi seis meses la situación, según todos los sondeos publicados, ha cambiado: la distancia entre el bloque de derechas y el de izquierda parece haberse reducido.    

Te puede interesar