El Gobierno y la izquierda exigen a Vox que cese su discurso del odio luego del ataque al centro de menores extranjeros

España 05 de diciembre de 2019 Por
El Ministerio del Interior llamó a estar atentos frente a los mensajes de xenofobia de la ultraderecha. "Quienes apuestan por el odio y la criminalización de estos niños saben que éstas son sus consecuencias", indicaron desde Unidas Podemos. Ayer lanzaron una granada de entrenamiento al patio del instituto de Hortaleza de Madrid. La Policía detonó controladamente el artefacto e investiga quiénes fueron los autores.
Residencia de primera acogida para menos migrantes, por Europa Press
- Fuente: Europa Press.

PRENSALDIA150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

El lanzamiento de una "granada de entrenamiento" al patio del centro de menores extranjeros no acompañados ubicado en el distrito de Hortaleza de Madrid ha puesto nuevamente el foco este miércoles sobre los menores migrantes que llegan solos a España, un colectivo que es objeto de una continua campaña de criminalización por parte de la extrema derecha. Dirigentes de Vox llevan meses relacionando la delincuencia con los adolescentes que ingresan en estos centros. 

El artefacto fue detonado de forma controlada por Agentes del Tedax (Técnicos en Desactivación de Explosivos) de la Policía Nacional y no se produjeron daños humanos ni materiales. Aunque el móvil del incidente todavía está siendo investigado por la Brigada Provincial de Información (BPI), que abrió diligencias para determinar quién y con qué intención depositó allí el artefacto, el Gobierno y los partidos de izquierda sí reaccionaron cargando contra el "discurso de odio" enarbolado por la formación que dirige Santiago Abascal, quien junto a otros dirigentes ha puesto en el punto de mira a los menores inmigrantes que ingresan en este tipo de centros. 

El partido de extrema derecha aseguró este miércoles en un comunicado que condena los hechos y lamentó que algunas formaciones los utilicen para atacarles. "Es vergonzoso que se use la violencia, injustificable en cualquier caso, con fines políticos. Estamos a la espera de las conclusiones de la investigación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", dice el texto enviado a los medios de comunicación. 

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, fue muy claro en sus referencias a Vox. Llamó a estar "muy vigilantes" ante unos discursos que llaman a la "xenofobia" o a la "discriminación" y que "muchas veces son la antesala de hechos más graves". E incluso dudó a la hora de llamar "personas" a quienes utilizan "determinadas manifestaciones verbales creyendo que son inanes, que no tienen efecto". 

"Quienes apuestan por el odio y la criminalización de estos niños saben que éstas son sus consecuencias. A la extrema derecha violenta e inhumana se le hace frente con políticas que garanticen los derechos de todos", escribió en su cuenta de Twitter la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos Irene Montero. También el líder IU, Alberto Garzón, aludió a la "la violencia del discurso racista de las extremas derechas españolas" para explicar el incidente. 

Más Madrid fue igualmente crítico con la formación de Santiago Abascal. Su portavoz en la Asamblea de Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, pidió responsabilidades a los grupos que, como Vox, "han estado alimentado el odio y el acoso" con la "complicidad" tanto del PP como Ciudadanos. En este último partido también se señaló a la formación de Abascal aunque no exactamente por su discurso en relación a estos menores. El diputado regional César Zafra afeó a Vox su "irresponsable" posición por bloquear la "puesta en marcha" de un pacto regional para "solucionar la situación" de estos menores en la Comunidad de Madrid.

Te puede interesar