La crisis de los microchips recorta un tercio de la producción de vehículos en España

Economía 27 de octubre de 2021 Por SERVIMEDIA
La situación no se resolverá hasta finales de año o 2023, según la asociación -Los vehículos de emisión cero y bajas emisiones ya representan uno de cada diez vehículos fabricados.
A1-2012581-1

El mes de septiembre cerró con una caída en la producción de vehículos del 32,2% respecto a septiembre de 2020, alcanzando las 178.055 unidades y motivada por el desabastecimiento de microchips en las fábricas españolas de automoción, que se lleva arrastrando desde finales del año anterior, según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).
Las cifras de producción en el mes de septiembre son muy inferiores también a las de 2019. En cuanto a los datos del tercer trimestre, se han acumulado un total de 1.592.295 unidades fabricadas, cifra que representa un ligero crecimiento del 3,6% frente a 2020. En comparación con 2019, se registra una caída del 25,1% en el cómputo global del año.
Según Anfac, la escasez de microchips ha ido marcando de manera progresiva la situación y el ritmo de producción de los centros de fabricación de vehículos en Europa. Esta cuestión “coyuntural” se está alargando “más tiempo del inicialmente estimado” lo que provoca tensiones en la cadena de producción. Según las previsiones, la situación no se verá resuelta hasta finales de 2022 o inicios de 2023.
“Por noveno mes consecutivo, el sector de la automoción se enfrenta a una importante escasez de materias primas que está condicionando nuestro ritmo de producción y que hasta finales de 2022 no se prevé que se reajuste”, destacó José López-Tafall, director general de Anfac.
“Es un contexto difícil, teniendo en cuenta que venimos de una pandemia que ya afectó a nuestra actividad y que la recuperación era un objetivo prioritario cuando arrancamos el año. Nuestra cadena de producción se está viendo tensionada ante esta situación que, aunque coyuntural, nos está afectando considerablemente”, reconoció.
Por fuentes de energía, la producción de vehículos de cero y bajas emisiones aumentó un 12,9% respecto al año anterior, con un total de 21.155 unidades. En el acumulado del año, estos vehículos suponen ya más de uno de cada diez vehículos fabricados, acumulando el 11,4% de la cuota de producción. Hasta el noveno mes suman un total de 181.354 unidades, un 77% más que en el mismo periodo del año anterior.
En cuanto al tipo de vehículo, los híbridos enchufables fueron los vehículos de cero y bajas emisiones con mayor producción, representando el 5,9% del total en septiembre. Los vehículos eléctricos, por su parte, lograron alcanzar el 2,9% del total.
“El sector está haciendo un gran esfuerzo por adaptar su cadena de producción a este contexto y, adicionalmente, sigue trabajando en acometer la necesaria transformación hacia la movilidad sostenible, inteligente y conectada que nos hemos marcado”, indicó López-Tafall.
“Este esfuerzo debe verse respondido y respaldado por la activación, cuanto antes, de las medidas y herramientas planteadas en el Perte y fondos asignados para que tanto la recuperación y la transformación del sector se aceleren y lograr mitigar el impacto que esta crisis de materias primas está provocando”, añadió.
EXPORTACIONES
En cuanto a las exportaciones, se ha producido un descenso del 30,3% en comparación con el mismo mes del año anterior, hasta obtener un total de 163.978 unidades enviadas fuera de nuestras fronteras. Esta situación provoca que la exportación acumulada en lo que va de año solo sea un 4,9% superior al año de la pandemia y un 20,2% inferior a la de 2019.
La caída de las exportaciones está relacionada con el descenso en un 27,4% en los mercados europeos. Solo seis de cada siez vehículos enviados fuera de las fronteras españolas tuvieron como destino estos mercados, cuando se han llegado a alcanzar hasta los 7,5 vehículos de cada 10. La mayoría de los países de la Eurozona registraron caídas superiores al 15%.
Respecto al resto de continentes, el mayor aumento se registró hacia los mercados en Asia (+139,4%), principalmente, por el fuerte aumento de Japón (+500,8%). Por su parte, los destinos a América aumentaron un 2,9% donde los descensos de México (-24,4%) y EEUU (-23,3%) se vieron compensados con el crecimiento de Chile (+70,8%).
(SERVIMEDIA)

Te puede interesar