Periódico colaborativo e independiente con noticias de Madrid, España y el mundo Periódico colaborativo e independiente con noticias de Madrid, España y el mundo

"Cuando tratas a los demás como quieres que te traten... te liberas" de la Mirada Interna (Silo) ... "Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego" (Mahatma Gandhi) ... Periódico colaborativo del distrito de Usera (Madrid)

¿Qué es la mordida profunda y cómo puedo corregirla?

Sociedad - Salud 12 de septiembre de 2022 Redacción Redacción
phpjmjIHC631ed73b06b22
¿Qué es la mordida profunda y cómo puedo corregirla?

La mordida profunda es uno de los  problemas de maloclusión dental más habituales entre pacientes adultos y niños. Sin embargo, este problema dental continúa siendo uno de los grandes desconocidos para la población, ya que, en ocasiones, la mordida profunda no se aprecia a simple vista. 

Generalmente, esta sobremordida se produce cuando el maxilar superior está más adelantado de lo normal. Esto provoca que los dientes superiores cubran gran parte de la dentadura inferior cuando sonreímos o tenemos la boca cerrada. La mala alineación de los dientes puede producir complicaciones que van más allá de la estética de nuestra dentadura, por lo que es de vital importancia acudir al dentista si sospechamos que nuestra mordida es profunda. 

Pero, realmente, ¿qué es la mordida profunda? Si estás interesado en saber más sobre esta problema, a continuación desglosaremos los síntomas y las causas más comunes de este problema y cómo corregirlo a corto y medio plazo, para asegurar una higiene y  salud correcta en nuestra dentadura.

Qué es la mordida profunda: causas y diagnóstico

Se conoce como mordida profunda a aquel fenómeno bucodental en el que un especialista aprecia que la mandíbula inferior del paciente es más pequeña que la superior. En ocasiones, la mordida profunda se produce cuando nuestra cavidad oral no tiene el espacio suficiente para acoger a nuestros dientes, y, además de un problema estético, la mandíbula profunda puede acarrear consecuencias fatales en nuestra dentadura, siendo el apiñamiento de dientes y el origen de caries dos de los problemas más comunes.

De manera habitual, aquellos pacientes que sufren mordida profunda reúnen una serie de síntomas comunes. La primera pista que presentan los usuarios es una dentadura superior inclinada hacia afuera. Esto, normalmente, va acompañado de un apilamiento de los dientes y un labio superior prominente. Sin embargo, la mordida profunda no se reconoce siempre fácilmente, ya que, en ocasiones, no supone ningún inconveniente estético para el paciente, pues nuestra sonrisa parece estar sana y perfecta. 

El paso del tiempo provoca que el desgaste en los dientes inferiores y el bruxismo se sumen a la lista de consecuencias de este problema, originados a partir de la presión excesiva originada en mandíbula y dientes. Debido a la mordida profunda, es habitual que las piezas que componen nuestra dentadura puedan fisurarse y alterar la estructura de los dientes. Por este motivo, en algunos casos, los pacientes con mordida profunda son más propensos a desarrollar llagas o úlceras en la boca, dolores de cabeza, tensión en sus articulaciones y problemas para beber o ingerir comida. 

Con el tiempo, la mordida profunda provoca que nuestros dientes frontales se desgasten, derivando en daños, fracturas y, en ocasiones, la pérdida de dientes. Por este motivo, es imprescindible acudir a un especialista cuando nuestros dientes rechinan, para evitar la rotura de encías y el ingreso de bacterias, protagonistas de enfermedades periodontales.

Cómo corregir la mordida profunda

Expertos en la materia han conseguido dividir la mordida profunda en dos tipos. Hablamos de mordida congénita cuando este problema nos acompaña desde que nacemos, la mayoría de veces vinculado a una herencia genética. Sin embargo, si la mordida pregunta procede de factores que envuelven nuestros primeros años de vida o adultez, estamos hablando de una mordida profunda adquirida

La buena noticia es que las clínicas dentales ponen a disposición del usuario diversas alternativas para corregir este problema. Generalmente, estos tratamientos son indoloros y sencillos, prometiendo resultados alentadores en corto, medio y largo plazo.

La ortodoncia es una de las alternativas más recurrentes para hacer frente a la mordida profunda. Este tratamiento permite corregir la posición de los dientes, a través de brackets o retenedores. Sin embargo, la forma de abordar una mordida profunda dependerá de las condiciones de cada paciente y de cómo afecte ésta a las capacidades funcionales del paciente. La ortodoncia en niños, por ejemplo, sirve para orientar el desarrollo de aquellos huesos maxilares cuando aún están en fase de crecimiento.

Sin embargo, la solución por excelencia ante la mordida profunda es la ortodoncia invisible de DR SMILE. Debido a sus beneficios, esta variante de la ortodoncia tradicional se ha convertido en todo un referente en el mercado odontológico, debido a su disimulada estética, acompañada de ligereza y flexibilidad. Además, este tipo de herramienta es capaz de corregir el problema más rápido que los brackets tradicionales, ya que es capaz de mover todos los dientes de manera general, no individual.

También existen casos en los que una ortodoncia no es suficiente y se requiere una cirugía ortognática. Este procedimiento se emplea cuando es necesario realizar correcciones en los huesos maxilares de pacientes adultos. Por este motivo, si sospechas que posees una mordida profunda y quieres mantener una correcta higiene y salud dental, expertos y profesionales odontólogos recomiendan una visita periódica anual o semestral a tu dentista de confianza.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los miércoles y sábados

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.