Imputan y citan a declarar al expresidente del BBVA 

Justicia 14 de noviembre de 2019 Por Redacción
La Audiencia Nacional ha convocado a Francisco González por los presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos. Deberá apersonarse a brindar testimonio el 18 de noviembre. 
Citan a declarar a Francisco González, por Reuters
- Fuente: Reuters.

PRENSALDIA150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

El expresidente del BBVA Francisco González ha sido imputado por la causa que investiga presuntos pagos de la entidad financiera al comisario jubilado José Manuel Villarejo para que efectuara tareas de espionaje sobre referentes políticos y empresariales.

Manuel García-Castellón, titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, ha decidido este jueves imputar a Francisco González, expresidente del BBVA y uno de los banqueros más poderosos de España durante las últimas décadas. Tras solicitarlo la Fiscalía Anticorrupción esta misma semana por los presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos, el magistrado ha acordado citarlo como investigado el próximo 18 de noviembre en el marco de la causa que sigue la pista de los presuntos pagos de la entidad financiera al comisario jubilado José Manuel Villarejo, quien supuestamente espió por orden del banco a líderes políticos y empresariales a partir de 2004, cuando la constructora Sacyr inició un movimiento para tratar de tomar el control del grupo bancario, que finalmente no tuvo éxito.

Tras darse a conocer la petición de imputación por parte del Ministerio Público, Francisco González hizo público ayer un comunicado donde reitera su "plena disposición a colaborar con la Justicia" e insiste en lo ya dicho en un comunicado que hizo público en julio de 2019. "Nada más tener conocimiento a través de un medio de comunicación de la empresa Cenyt, vinculada al ex comisario Villarejo, impulsé una investigación interna en el BBVA", subrayó el banquero.

El BBVA pagó al comisario, que se encuentra en prisión preventiva desde 2017, hasta once millones de euros por operaciones de dudosa legalidad, como el espionaje al grupo Sacyr en la época en que González presidía el banco. Sólo en la denominada Operación Trampa se investiga el rastreo masivo de 15.000 llamadas telefónicas.

Tras conocerse el escándalo, el ex presidente del BBVA abandonó el pasado mes de marzo la presidencia de honor del banco a sabiendas de que su imputación era prácticamente inevitable.

Te puede interesar

Prensaldia es un periodico digital colaborativo con noticias de hoy, lo mejor de la prensa digital