Vuelve el invierno con frío en el norte, lluvias generalizadas y nieve en las montañas

España 06 de febrero de 2021 Por Servimedia
- La inestabilidad se traslada de Canarias a la península - Las temperaturas bajarán entre 8 y 12 grados en el interior del este peninsular
lluvias

El tiempo de este fin de semana volverá a ser plenamente invernal en amplias zonas de España porque las temperaturas descenderán de forma generalizada -entre 8 y 12 grados en el interior del este peninsular-, lloverá en casi todo el país y nevará en los principales sistemas montañosos de la península, especialmente en la Cordillera Cantábrica.

Esta situación se debe a la presencia de un centro de bajas presiones, que se irá desplazando del suroeste al noreste de la península conforme transcurran las horas. El cielo estará mayormente nublado en la península salvo en el Mediterráneo y el domingo por la mañana saldrá el sol por el oeste peninsular.

“Este fin de semana, el tiempo va a estar marcado por una borrasca cuyo centro se situó en la medianoche del jueves al viernes en el entorno del Golfo de Cádiz. La borrasca se irá desplazando hacia el noreste, atravesando la península y situándose en Francia durante la tarde del sábado”, apuntó el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, en declaraciones recogidas por Servimedia.

La borrasca ha afectado en las últimas horas sobre todo a Canarias, con lluvias fuertes, nevadas en las cumbres y ambiente inusualmente frío. El tiempo inestable se prolongará hasta la primera mitad del sábado en el archipiélago y aumentará el fin de semana en la península.

“Tendremos precipitaciones durante el fin de semana en amplias zonas, a excepción del área mediterránea. Serán más abundantes en el Cantábrico”, señaló Del Campo. Además, aparecerá la nieve por encima de los 1.000 metros.

Por la tarde del domingo entrará otro frente atlántico con precipitaciones en el tercio occidental de la península, que serán localmente fuertes en el oeste de Galicia.

MÁS FRÍO

La bajada de temperaturas será notable el sábado en el centro y el interior de la mitad sur peninsular, y el domingo se trasladará al este peninsular y Baleares. En cambio, Canarias comenzará una recuperación térmica tras el desplome de los últimos días. Los termómetros acabarán marcando valores más normales para la época del año en todo el país.

Entre las capitales de provincia, los termómetros marcarán este fin de semana menos de 10 grados en buena parte de la mitad norte -salvo el litoral, el valle del Ebro y las depresiones del noreste-, puntos de la Meseta Sur y las sierras del sureste.

Entre las capitales de provincia, la caída térmica entre este viernes y el próximo domingo será de 12 grados en Granada; 10 en Toledo; 9 en Ciudad Real, Guadalajara, Jaén y Soria, y 8 en Albacete, Cuenca, Huesca, Lleida, Madrid, Pamplona, Segovia y Teruel.

Además, habrá precipitaciones en casi toda España. Canarias continuará con lluvias fuertes y persistentes, que pueden ir acompañadas de tormentas, y fuertes vientos hasta la mañana del sábado. En la península lloverá con mayor intensidad en el área cantábrica, en tanto que las precipitaciones llegarán débilmente el domingo a la fachada mediterránea. Y aparecerá la nieve por encima de los 1.000 metros.

SÁBADO

Hoy, sábado, la borrasca se alejará definitivamente de Canarias, aunque a primeras horas se han registrado lluvias localmente fuertes, nevadas en las cumbres, vientos intensos y mala mar.

Lo más destacado serán las precipitaciones localmente persistentes en el área cantábrica, las nevadas en zonas montañosas del noroeste peninsular y Pirineos, y las rachas de viento fuerte y las precipitaciones intensas y acompañadas de tormenta en las islas orientales de Canarias.

El centro de bajas presiones se situará sobre el norte peninsular y se irá desplazando hacia Francia, dejando a su paso cielos nubosos o cubiertos y lluvias en buena parte de España. La cota de nieve bajará a entre 600 y 1.000 metros en el noroeste peninsular, de 800 a 1.200 metros en el Sistema Central y el este del Sistema Ibérico, de 700 a 1.000 en Pirineos y de 1.200 a 1.400 en el sureste, mientras que subirá a entre 1.600 y 2.000 metros en Canarias.

Las temperaturas descenderán en buena parte de la península gracias a los fríos vientos del norte y del noroeste impulsados por la borrasca, con una caída notable en el centro y la mitad sur. En cambio, ascenderán en Canarias, Castellón, Girona y Valencia.

Las capitales más calurosas serán Castellón de la Plana y Valencia (21ºC), y Alicante y Girona (20), y las más frías, Ávila, Burgos, León, Lugo y Palencia (7), y Salamanca, Segovia y Zamora (8).

“El descenso podrá ser extraordinario, es decir, podrá haber una diferencia de más de 10 grados con respecto al viernes, en zonas de la Meseta Sur. Por ejemplo, Madrid pasará de 19 grados el viernes a 9 grados el sábado, y Ciudad Real podría pasar de 21 máxima viernes a 9 grados el sábado”, apostilló Del Campo.

DOMINGO

Para el domingo, se esperan precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia, nevadas en zonas de montaña del noroeste peninsular y rachas fuertes de viento en el litoral de Almería y en Melilla como fenómenos más destacados.

Al principio del día habrá cielos nubosos con precipitaciones en el noreste de Cataluña y en Baleares, donde podrían ir acompañadas de tormentas, sin descartar algunas lluvias débiles y dispersas en el resto de la comunidad catalana, el Cantábrico oriental, el norte de Navarra, Pirineos, el cuadrante sureste peninsular, Melilla y el norte de Canarias, aunque tenderán a remitir y a abrirse grandes claros.

En el noroeste peninsular se espera la entrada de un nuevo sistema frontal, que progresivamente dejará los cielos cubiertos, con lluvias que irán extendiéndose por las vertientes atlántica y cantábrica, menos probables cuanto más hacia el este. En el entorno de Galicia y el oeste del sistema Central serán más abundantes e irán acompañadas de tormentas ocasionales, y podrían ser localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia.

La cota de nieve se situará entre 1.200 y 1.600 metros en el noroeste peninsular, de 700 a 1.200 en Pirineos, de 900 a 1.600 en el Sistema central y el Sistema Ibérico, de 1.200 a 1.600 en el sureste y de 2.000 a 2.200 en Canarias.

Las temperaturas diurnas bajarán en el tercio este peninsular, Baleares y la Meseta Norte, y volverán a subir en Canarias. Por la noche caerán en el resto de la península y helará en buena parte del interior de la mitad norte.

Sólo Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife superarán los 20 grados entre las capitales de provincia, mientras que se acercarán a ese valor Alicante (19) y Murcia y Valencia (18). En cambio, habrá un ambiente más fresco en León (5), Burgos y Soria (6), y Palencia, Salamanca, Segovia y Valladolid (7). “El domingo el ambiente será frío, propio de la época”, recalcó Del Campo.

PRÓXIMA SEMANA

Por otro lado, la próxima semana estará caracterizada por “un nuevo tren de borrascas”, según Del Campo, que darán lugar a precipitaciones, más intentas cuanto más al oeste.

El lunes y el martes lloverá de manera generalizada en la península y Baleares, con precipitaciones más abundantes en Galicia, el oeste del Sistema Central y los Sistemas Béticos, y posibles nevadas en las montañas de la mitad norte.

A partir del miércoles es más probable que llueva en Galicia, el área Cantábrica y Pirineos, con mayor intensidad y persistencia en el oeste gallego. Hasta el viernes pueden darse, con menor probabilidad, en la Meseta Norte, el norte de Extremadura y sierras de Andalucía.

El viento, del oeste y el suroeste, arreciará hasta el martes, sobre todo en la mitad sur peninsular y el área mediterránea. Las temperaturas aumentarán el lunes, descenderán el martes, volverán a subir y partir del viernes no experimentarán grandes cambios.
(SERVIMEDIA)

Te puede interesar