El Gobierno muestra júbilo al verse reforzado con un moción que orilla a Vox

España 22 de octubre de 2020 Por Redacción
Incluso, diputados de la derecha y de la izquierda compartieron su diagnóstico de que el presidente de Vox no traía preparadas ni las réplicas y que tenía mejor discurso el defensor de la moción.
mocion
- El Gobierno muestra júbilo al verse reforzado con un moción que orilla a Vox

El Gobierno se mostró este miércoles satisfecho porque la moción de censura se ha desarrollado según sus cálculos y Vox se ha quedado orillado, sin ningún apoyo, de manera que el Gabinete de Pedro Sánchez se ve reforzado en este momento.

Miembros del Ejecutivo de coalición no ocultaron hoy su júbilo por la foto que tendrá lugar mañana en la votación de esta moción de censura, que será rechazada previsiblemente por todos los partidos salvo por el proponente.

En el Gobierno creen que saldrán reforzados de cara a las semanas venideras porque se hará la lectura de que no hay otra alternativa para tomar las riendas del país. A esto suman que en la foto final de la moción aparecerá una mayoría que ansían: los independentistas, los nacionalistas y Ciudadanos votando lo mismo.

Este contexto les insufla los ánimos en la víspera de que traigan a esta Cámara los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que se prevé que el Consejo de Ministros apruebe en los próximos días, en su intención de sumar al mayor número posible de fuerzas políticas en torno a “unas cuentas públicas de país”.

En el Gobierno de coalición comparten el ambiente reinante en el Hemiciclo de que la moción está siendo “una pérdida de tiempo”, aunque le ven la lectura positiva en el retrato de la “ultraderecha” y en la posibilidad de que impulse al PP a adoptar una postura más conciliadara para llegar a necesarios acuerdos en la renovación de instituciones del Estado.

La sensación de que Vox no ha preparado a conciencia la defensa de esta moción de censura fue una postura coincidente entre varios partidos de la oposición y el propio Ejecutivo de coalición. En el Congreso se criticó que el discurso de Abascal fue “flojo, aburrido, sin propuestas”, aunque los continuos aplausos de los de Vox se hicieron notar.

Incluso, diputados de la derecha y de la izquierda compartieron su diagnóstico de que el presidente de Vox no traía preparadas ni las réplicas y que tenía mejor discurso el defensor de la moción, el diputado Ignacio Garriga, que el propio candidato a la Presidencia del Gobierno.

El Gobierno se había tomado muy en serio esta “oportunidad” para “desmontar” el discurso de Abascal como hasta ahora pocas veces se había hecho. En este sentido, el jefe del Ejecutivo entró a rebatir punto por punto los motivos en los que Vox sustentó su moción para desalojar a Sánchez de La Moncloa.

Mañana cobrará protagonismo el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, que tiene previsto intervenir en nombre del Ejecutivo en la misma jornada en la que todo apunta a que el líder del Partido Popular, Pablo Casado, dará a conocer desde la tribuna si vota en contra o si se abstiene en esta moción.

Desde la bancada popular se mostraron muy críticos con un debate que llegaron a calificar de “tomadura de pelo”. A su juicio, la foto final –que implica la continuidad del Ejecutivo– está clara desde el principio y prueba de ello es lo “cómodo” y “en su salsa” que han visto a Sánchez en el ‘cara a cara’ con Abascal.
(SERVIMEDIA)

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar