La ley de eutanasia se somete al visto bueno del Congreso

Justicia 10 de septiembre de 2020 Por Redacción
El propósito del Gobierno era que se aprobara en junio, pero el coronavirus trastocó todos los planes.
eutanasia

La ley de eutanasia se someterá a votación este jueves en el Congreso de los Diputados tras aprobarse su toma en consideración en febrero, antes de la interrupción de las Cortes por la pandemia del coronavirus. 

El pasado 11 de febrero se aprobó la toma en consideración en la Cámara Baja con los votos a favor de la mayoría de grupos parlamentarios, ya que sólo contó con la oposición del PP y de Vox. Entonces, la tramitación, que llegó a instancias del PSOE, se saldó con 201 votos a favor, 140 en contra y 2 abstenciones.

Era la tercera vez que la ley de eutanasia regresaba al Congreso de los Diputados, que siempre ha quedado interrumpida por las sucesivas convocatorias de elecciones. Esta vez, la razón de su retraso fue el estado de alarma por la crisis sanitaria aunque, finalmente, el Congreso decidirá el jueves si la eutanasia es legal o no en España.

Desde el PSOE defienden que la ley “regula un derecho voluntario, ya que quien no quiera ejercerlo no tiene por qué hacerlo”, como expuso en febrero la exministra María Luisa Carcedo, la encargada de defender la proposición de ley.

A priori, los requisitos que deberá cumplir una persona para acabar voluntariamente con su vida son sufrir una enfermedad grave e incurable o padecer una enfermedad grave, crónica e invalidante en los términos que recoja el texto legal, y que debe ser certificado por el médico responsable.

Además, la proposición de ley permite a los médicos declararse objetores de conciencia. Pese a que el personal sanitario se declare objetor, se garantizará el deseo expreso del paciente que quiera morir.

La decisión de solicitar la prestación de ayuda para morir ha de ser, según la proposición, “una decisión autónoma, entendiéndose por tal aquella que está fundamentada en el conocimiento sobre los hechos más relevantes de su proceso médico, después de haber sido informada adecuadamente por el médico o médica responsable”.

Además, la propuesta recoge que todo paciente que decida que se le aplique la eutanasia debe haber formulado dos solicitudes de manera voluntaria y por escrito, dejando una separación de al menos quince días naturales entre ambas. En cualquier momento será revocable y aplazable según los deseos del paciente.
(SERVIMEDIA)

Redacción

Periódico digital de actualidad, abierto a la participación de sus lectores, seleccionando las últimas noticias para opinar, compartir y transformar la realidad.

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar