Uno de cada cinco españoles, afectado por la prohibición de fumar en público para frenar el coronavirus

Salud 15 de agosto de 2020 Por Redacción
Las comunidades con mayor tasa de fumadores son Baleares, Valencia, Castilla-La Mancha, Asturias y Aragón.
prohibición de fumar en público para frenar el coronavirus

Casi uno de cada cinco españoles va a verse afectado por la decisión unánime del Ministerio de Sanidad y los consejeros de Salud de todas las comunidades autónomas de prohibir el consumo de tabaco en público si no se puede respetar una distancia de seguridad mínima de dos metros.

Así lo ponen de manifiesto los datos recabados por Servimedia del Observatorio de la Asociación Española Contra el Cáncer (Aecc) sobre consumo de tabaco en España y de los datos sobre población de 2019 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las medidas sanitarias aprobadas este viernes en una reunión extraordinaria del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud contemplan restricciones para tratar de reducir el contagio de Covid-19 en España, tras varias semanas de intenso crecimiento hasta registrarse casi 3.000 casos nuevos en 24 horas.

La prohibición de fumar en público si no existe la distancia de seguridad suficiente es una de las novedades, implantada en primer lugar por Galicia y Canarias. Ahora se extiende al resto del país tras las medidas anunciadas el viernes por el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Son medidas de prevención que se toman en un contexto de pandemia y en el que los fumadores diarios y ocasionales en España apenas suman el 24,3% del total, según datos del Observatorio de la Aecc. Es decir, aproximadamente el 76% de la población española no habría fumado nunca o serían exfumadores.

La nueva limitación tendrá una mayor incidencia en aquellas personas entre los 25 y los 44 años, el grupo de edad que presenta un mayor porcentaje de fumadores. De los 25 a los 34 años, los hombres suponen el 33% y las mujeres el 24%. De los 35 a los 44 años, las cifras son parecidas y reflejan que los fumadores varones representan el 32% y las mujeres el 25%. En cualquier caso, los hombres de estos dos grupos de edad que consumen tabaco superan en porcentaje a las mujeres, quienes como máximo apenas llegan a un 26%.

Por comunidades autónomas, las que presentan mayor número de fumadores en relación con su población son las Islas Baleares (20,8%), Comunidad Valenciana (20,7%), Castilla-La Mancha (20,5%), Asturias (20.5%) y Aragón (20,3%). Estas regiones se encuentran por encima de la media del país, que se sitúa en un 18,5%.

En contraposición, Melilla (13,5%), Galicia (15,5%), Comunidad de Madrid (15,8%), País Vasco (16%) y La Rioja (16,4%) son las cinco comunidades con menor porcentaje de fumadores, lo que las sitúa por debajo de la media en consumo de tabaco en España.

RIESGO DEL TABACO EN LA PANDEMIA

Aunque el consumo de tabaco no alcanza grandes cifras en el conjunto del país, expertos como la neumóloga y secretaria general de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), Carmen Diego, advierten de que fumar sin mantener una distancia social de dos metros puede aumentar el riesgo de contagio en caso de que el fumador tenga el virus.

La fuerza con la que un fumador exhala el humo del cigarro aumenta también la distancia a la que viajan las gotas microscópicas con el virus y la posibilidad de contaminar superficies, tal y como explicó a Servimedia la doctora. Así las cosas, existe un mayor riesgo de autocontagio: “El fumador se lleva con más frecuencia las manos a la cara y puede hacerlo unas 200 o 300 veces más”.

Los expertos coinciden en que medidas de prevención como la referente al tabaco supone una medida más que debe ir acompañada de otras como el lavado de manos y el respeto de la distancia social.

Desde la Xunta de Galicia aseguraron a Servimedia que fumar sin cumplir las reglas establecidas quiere decir que no se cumple correctamente la obligación de usar la mascarilla y, por lo tanto, “las sanciones son las comunes derivadas del incumplimiento del uso de la mascarilla”.

El presidente del Consejo de Enfermería, Florentino Pérez Raya, aplaudió la medida tomada en primer lugar por la Xunta y aseguró que existen evidencias de que, al soltar el humo, el virus SARS-CoV-2 se propaga con mayor facilidad. “No podemos tolerar que la gente siga fumando en zonas en las que es imposible guardar la distancia social”.

En este sentido, el médico y especialista en medicina preventiva responsable de Prevención en la Aecc, Sebastián del Busto, añadió que, más allá de las medidas tomadas en cuanto al tabaco por la pandemia, “se nos olvida que el humo del tabaco contiene sustancias tóxicas” y aparte del contagio del coronavirus, “puede generar muchísimas enfermedades”.

El pasado 30 de julio, 'nofumadores.og' publicó un manifiesto -al que también se adhirió la Aecc– para pedir la extensión de la prohibición de fumar en lugares como playas, paradas de autobús, entradas de edificios, espectáculos, espacios deportivos al aire libre, entre otros, y proteger así a la población de ser fumadores pasivos.

Desde la Aecc, aseguran que más allá del coronavirus, las medidas en cuanto al consumo del tabaco se llevan trabajando desde hace muchos años. “A principios de año estábamos teniendo señales bastante positivas por parte del Ministerio”, ya que “estaba muy interesado en actualizar la Ley de Tabaco”, comentó a Servimedia Sebastián del Busto. “Esta es una buena oportunidad, sobre todo porque se está dando una voluntad política que antes no se tenía tanto”.
(SERVIMEDIA)

Redacción

Periódico digital de actualidad, abierto a la participación de sus lectores, seleccionando las últimas noticias para opinar, compartir y transformar la realidad.

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar