Defensa clausura la ‘Operación Balmis’: “El mayor despliegue de las Fuerzas Armadas en tiempos de paz”

España 26 de junio de 2020 Por Redacción
- “Las palabras no son suficientes para expresar tanto agradecimiento”, confesó Robles - Las Fuerzas Armadas contarán con un plan de contingencia ante una eventual segunda ola de la pandemia
margarita robles
- Robles, durante el acto de hoy | Foto: Ministerio de Defensa

El Ministerio de Defensa dio por concluida oficialmente este jueves la ‘Operación Balmis’, de lucha contra el coronavirus, “el mayor despliegue de las Fuerzas Armadas en tiempos de paz”, un hito a través del cual sus miembros han desempeñado 20.002 actuaciones -la mayor parte de ellas relacionadas con desinfecciones de infraestructuras críticas y servicios esenciales- en 23.000 localidades durante los 98 días de vigencia del estado de alarma.

El repliegue de esta misión se materializó en un acto presidido por la ministra de Defensa, Margarita Robles, en la madrileña base de Retamares, sede del Mando de Operaciones, al que asistieron el secretario de Estado de Defensa saliente, Ángel Olivares; el subsecretario de Defensa, Alejo de la Torre; el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Miguel Ángel Villarroya; el comandante del Mando de Operaciones (Cmops), teniente general Fernando López del Pozo; el jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (Jeme), general Francisco Javier Varela; el jefe de Estado Mayor de la Armada (Ajema), almirante general Teodoro López Calderón; el jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire (Jema), general Javier Salto, y el secretario general de Política de Defensa (Segenpol), almirante Juan Francisco Martínez Núñez.

El acto comenzó en el patio central del Mando de Operaciones con un homenaje de agradecimiento a los efectivos de las Fuerzas Armadas que han participado en la misión, en el que estuvieron presentes una comisión de los mandos componentes (terrestre, marítimo, aéreo y de emergencias) y de la Guardia Real.

Durante el mismo, la ministra tomó la palabra para aseverar que hoy se pone el “broche de oro” a la ‘Operación Balmis’, lo que le permitió agradecer a las Fuerzas Armadas su “generosidad”, “vocación”, “dedicación” y “entrega” al ayudar a la sociedad española “en unos momentos tan difíciles” como los provocados por la pandemia.

Por ello, dio las gracias a todos y cada uno de los efectivos que, de una u otra manera, han participado en la misión: “acompañando a enfermos”, “trasladando material”, “desinfectando residencias”, “colaborando con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado” y “haciendo patrullas presenciales”.

A todos ellos, les dijo, “gracias infinitas” por haberse desenvuelto pensando exclusivamente en España y en los españoles contribuyendo a escribir la mayor “página heroica de las Fuerzas Armadas en tiempos de paz”.

Robles también quiso transmitirles que “España tiene una deuda de gratitud” hacia unas Fuerzas Armadas que se erigen como “una de las mejores representaciones de la España que queremos”.

La ministra concluyó su alocución dejando claro que “las palabras no son suficientes para expresar tanto agradecimiento”.

El parlamento de Robles fue seguido de un minuto de silencio en recuerdo a todas las víctimas del coronavirus.

BALANCE ‘OPERACIÓN BALMIS’

A continuación, el acto se trasladó al centro de conferencias del Mando de Operaciones, donde el Jemad presentó un balance de la operación en el que dejó claro que durante la misma las Fuerzas Armadas “colaboraron allí donde y cuando se les requirió” con el “único objetivo de salvar vidas”.

Trasladó su pésame a los familiares y allegados de las víctimas de esta “tragedia nacional” y dejó clara la voluntad de las Fuerzas Armadas de ayudar a que los muertos “fueran los menos posibles y acompañar a los que se fueron”.

En los 98 días de activación de la ‘Operación Balmis’, las Fuerzas Armadas realizaron un total de 20.002 intervenciones en 2.300 localidades, de las cuales 11.061 fueron desinfecciones: 5.300 en residencias de ancianos, 3.477 en hospitales y centros de salud y 1.340 en centros sociales.

En el operativo hubo una participación acumulada de 188.713 militares que han transportado material sanitario, muestras biológicas, maquinaria para producir material de protección traslado de comida para bancos de alimentos y organizaciones sociales.

También trasladaron pacientes moderados entre hospitales y hoteles medicalizados de Madrid y fallecidos a las morgues provisionales habilitadas en la Comunidad de Madrid.

Al mismo tiempo, se produjeron 70 transportes aéreos para recogida de 160.000 kilos de material fletados por el Mando de Operaciones, el operador logístico del Ministerio de Defensa y el Ejército del Aire.

A su vez, llevaron mobiliario a entidades sociales, instalaciones hospitalarias e infraestructuras, como las habilitadas en la Fira de Barcelona, en el recinto ferial de Ifema en Madrid, el hospital de campaña levantado por Médicos Sin Fronteras en Alcalá de Henares (Madrid), albergues de Cruz Roja en Santa Cruz de Tenerife o en Melilla.

Por su parte, el buque de asalto anfibio ‘Galicia’ atracó en Melilla y Ceuta para reforzar la capacidad sanitaria de ambas ciudades.

Los militares prestaron también su apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado vigilando las centrales nucleares de Almaraz, Cofrentes y Trillo, otras infraestructuras energéticas en Mallorca, Ibiza, Cádiz y Fuerteventura, en los pasos fronterizos en Melilla, Pontevedra, Zamora, Navarra, Gerona, Huesca, Cáceres y Badajoz, Orense y Ceuta.

España también hizo un llamado ante el Centro Euroatlántico de Coordinación de Respuestas a Desastres de la OTAN. En ella reclamaba a los aliados 150.000 batas desechables, 150.000 respiradores del tipo FFP3 y 300.000 del tipo FFP2, 1.000 termómetros de radiación infrarroja, 5.000 protectores faciales, 10.000 gafas protectoras, 1,5 millones de mascarillas quirúrgicas, 120.000 guantes de nitrilo, 500.000 test de detección rápida, 50.000 sistemas de prueba de diagnóstico de reacción en cadena y 500 ventiladores mecánicos.

A este llamamiento respondieron siete países: Alemania, Estonia, Lituania, Luxemburgo, Polonia, República Checa y Turquía, una aportación “testimonial”, según el Cmops.

En este tiempo, según informó la ministra de Defensa, Margarita Robles, en su comparecencia en el Senado el pasado 22 de mayo, un total de 882 militares han contraído el coronavirus, de los que 150 han requerido hospitalización, mientras que otros 9.621 se encuentran aislados o en cuarentena.

PLAN DE CONTINGENCIA SEGUNDA OLA

El Cmops expuso que la ‘Operación Balmis’ supuso el “mayor esfuerzo militar en tiempos de paz” llevado a cabo por las Fuerzas Armadas con el único fin de “salvar el mayor número de vidas posibles”, lo que supone una “prueba palpable del compromiso de los militares con la sociedad”.

El teniente general López del Pozo adelantó que las Fuerzas Armadas contarán con un plan de contingencia ante una eventual segunda ola de la enfermedad, que ya está prácticamente afinado y que en julio se elevará al Jemad para su aprobación definitiva.

Ese plan se basará en la experiencia acumulada durante este tiempo y en él se identifican las necesidades para establecer una reserva operativa de todos los medios materiales y humanos disponibles.

El Cmops también avanzó que las Fuerzas Armadas estarían disponibles para volver a intervenir en un plazo que oscilaría entre las 24 y las 48 horas.

Robles puso el colofón al acto con unas emotivas palabras en las que reconoció que “no hemos podido salvar a todos, pero hemos estado allí donde era necesario”, lo que le sirvió para recordar que desde el establecimiento de la ‘Operación Balmis’ las autoridades en ella involucradas crearon un grupo de WhatsApp -llamado ‘Covid-19’- desde el que fueron testigos de los “momentos duros” y “tan terribles” vividos durante la pandemia.

“Todos sois héroes, pero héroes silenciosos, callados y con los que la sociedad puede contar”, aseveró.

La ministra destacó que en este tiempo la sociedad española “sacó lo mejor que tenía dentro”, lo que le permitió apelar a la responsabilidad porque “el virus sigue ahí”.

Robles concluyó su intervención agradeciendo a los trabajadores esenciales y a los medios de comunicación su labor realizada durante la pandemia al servicio de la sociedad.
(SERVIMEDIA)

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar