La presidenta autoproclamada de Bolivia no participará de las elecciones

Mundo 09 de diciembre de 2019 Por Redacción
Jeanine Áñez ha confirmado que no formará parte de los comicios que se prevén en un plazo de cinco meses. "Creo que sería deshonesto. Quiero irme con la frente en alto", ha justificado. La exsenadora sustituyó a Evo Morales luego de que éste presentara su renuncia a causa de la presión civil y de las fuerzas armadas bolivianas.
Jeanine Áñez no será candidata, por Europa Press
- Fuente: Europa Press.

a autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, ha rechazado la posibilidad de presentarse como candidata en las elecciones presidenciales que se celebrarán en los próximos meses para restaurar el orden constitucional tras la precipitada dimisión de Evo Morales con la presión del Ejército.
 
"De hecho no, no", ha asegurado Áñez en una entrevista publicada por el diario boliviano Página Siete al ser interrogada por si está considerando la posibilidad de su candidatura. "Por ahora me estoy abocando al objetivo que nosotros nos propusimos sobre la base de lo que la población quería: salir de una opresión de muchos años, pacificar y unir a todos los bolivianos, porque estamos cansados de que nos incentiven al odio", ha argumentado.

Así, Áñez ha descartado "estar aprovechándome de una situación y decir 'ay, yo también podría ser candidato, me aprovecharé de eso'. Creo que sería deshonesto (...) Quiero irme con la frente en alto", ha explicado.

En particular ha criticado a "esa izquierda irracional" como "esa gente que nos visitaba de Argentina" que, según Áñez, "critican el pelo, que critican la forma", en referencia a la Delegación Argentina en Solidaridad con Bolivia, una misión de observadores que han denunciado delitos de lesa humanidad en la represión de las protestas contra la salida del poder de Morales.

Áñez ha reconocido que el momento en el que murieron diez personas --ocho según las autoridades-- durante la represión de una protesta en Senkata, cerca de El Alto, fue el "más difícil" de su mandato.

"Esa noche, cuando me dicen que hay ocho personas caídas, ahí yo entonces tuve que reclamarle al Señor (empieza a llorar) y tuve que arrodillarme donde me tocó y decirle: 'yo no te lo pedí, me pusiste, ahora me tenés que sacar de esto porque no es lo que yo quiero para mi pueblo y decime si es que yo estoy haciendo las cosas mal y yo me voy, pero esto no puede seguir sucediendo", ha explicado.

Al ser interrogada por el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre estos sucesos, Áñez ha respondido que "no se ha hecho una valoración justa" y ha calificado el documento de "sesgado".

"Nosotros en ningún momento pensamos atacar, a nosotros nos estaban atacando. La Policía nos clamó que pidamos al Ejército que salga a la calle para defender a la sociedad, la gente nos clamaba que saquemos al Ejército a la calle solamente por protección, había mucho vandalismo, había mucho terror y no podíamos nosotros dejar en tanta indefensión a la población", ha argumentado.

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar