Las ciudades que le pagan a sus habitantes por tener hijos

Sociedad 05 de diciembre de 2019 Por
Municipios de Finlandia pagan un "bobo bebé" a los padres de los recién nacidos. La iniciativa apunta a combatir la decreciente tasa de natalidad en el país. El balance de la experiencia en Estonia.
Familias alentadas a ampliarse en Finlandia, por Turismo de Finlandia
- Fuente: Turismo de Finlandia.

PRENSALDIA150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Desde 2013, cada bebé recién nacido en Lestijärvi , Finlandia, equivale a un pago de 10.000 euros (US$11.000) para sus padres. Ese año, los administradores de Lestijärvi decidieron combatir la disminución de la natalidad y la pérdida de población del pueblo, en el que solo había nacido un niño el año anterior.

El Municipio introdujo un incentivo llamado "bono bebé": cualquier residente que dé a luz tiene derecho a 10.000 euros, a pagar a lo largo de 10 años. Funcionó: desde entonces han nacido casi 60 niños en el municipio, en comparación con los siete años anteriores en que nacieron solo 38 niños. Estos nuevos nacimientos son un gran impulso para esta aldea de menos de 800 habitantes.

Jukka-Pekka Tuikka, de 50 años, y su esposa Janika, de 48, son beneficiarios de un "bono bebé". Ambos son emprendedores en la industria agrícola. Su segunda hija, Janette, nació en 2013, justo a tiempo para ganarse un divertido apodo: "la niña de los 10.000 euros".

"Llevábamos planeando tener un segundo hijo desde hacía algún tiempo y nos estábamos haciendo mayores", explica Tuikka, "así que no puedo decir que el dinero realmente haya influido en nuestra decisión de tener un bebé".

Aún así, Tuikka considera que el incentivo es una medida importante que demuestra que los líderes locales están interesados en ayudar a las familias. Tuikka ha ahorrado la mayor parte de los 6.000 euros (US$6.600) que su familia ha recibido hasta ahora, y planea usarlo de una manera que los beneficie a todos en el futuro.

Un reto para el país

Ahora, varios municipios finlandeses han introducido también los "bonos bebé", que van desde los US$200 hasta los 11.000. Aún así, a pesar de estos incentivos locales, la tasa de natalidad nacional de Finlandia está en dificultades.

 Como en muchos otros países europeos, ha disminuido significativamente en la última década. En 2018, alcanzó un mínimo histórico de 1,4 hijos por mujer, en comparación con la tasa de reemplazo -el número necesario para que una población permanezca en su nivel- de 2,1. Diez años antes, se situaba en 1,85.

Finlandia tiene muchos programas para las familias, entre ellos el mundialmente famoso kit básico para bebés, un beneficio mensual para niños de alrededor de 100 euros por niño y una licencia de paternidad compartida que dura hasta nueve meses, con el 70% del salario pagado.

Pero a pesar de que gasta más dinero público en beneficios para las familias que el promedio de la Unión Europea, Ritva Nätkin, profesora de Ciencias Sociales en la Universidad de Tampere, cree que las políticas familiares van a la zaga de los otros países nórdicos, como Suecia, con un permiso de paternidad más generoso.

La experta cita disposiciones financieras, como la prestación por niño y el subsidio para cuidado infantil en el hogar, que han perdido valor porque no han aumentado o se han reducido, así como la incertidumbre económica y climática, como razones detrás de la disminución de la tasa de natalidad.

 La experiencia en Estonia

La situación es algo diferente al otro lado del Golfo de Finlandia, donde la nación báltica de Estonia ha logrado aumentar su tasa de natalidad durante la última década. La mejora puede atribuirse, al menos en cierta medida, a las decisiones del gobierno de invertir en políticas familiares, principalmente en forma de un mayor apoyo financiero para familias numerosas.

Además de la generosa política de licencia de paternidad introducida en 2004, que proporciona un año y medio de beneficios totalmente pagados, en 2017 el país lanzó un beneficio mensual por hijo: US$70 para el primero, otros 70 para el segundo y 110 para el tercer hijo.

El Estado también premia a las familias por tener tres o más hijos: reciben una bonificación mensual de US$330. En total, una familia estonia con tres hijos recibe US$580 por mes en prestaciones familiares. Teniendo en cuenta el costo de vida relativamente asequible de Estonia y su bajo ingreso promedio, estos beneficios ciertamente representan una generosa ayuda financiera.

 
  

Te puede interesar