Helen, cazadora de libros. Libro vs. Película: Entrevista con el vampiro.

Cultura - Cine 10 de diciembre de 2022 Por Redacción
20221210_100345-scaled

La literatura sirve de inspiración al cine y gracias a ello, existen películas basadas en libros que nos han permitido poner rostro a personajes y escenarios que habíamos imaginado de una forma específica.

La de Entrevista con el vampiro es una historia que habla de la inmortalidad, de sexualidad, de pérdidas, de amistad, de amor incondicional, de traición. Hoy la traigo porque mañana 11 de diciembre se cumple un año del fallecimiento de su autra, Anne Rice… empecemos.

La novela fue publicada en 1976 y rápidamente se convirtió en un éxito literario, pasando a ser la primera novela de “Las crónicas vampíricas” donde Rice, rozando lo gótico, eliminó muchos clichés acerca del mito del vampiro: desaparecieron los ajos, las estacas de madera fueron sustituidas por guadañas y la sangre de muerto pasó a ser la  mejor baza contra ellos, seguían siendo seductores, pero no enamoradizos, seguían usando sus especiales artimañas con los humanos pero siempre dentro de los límites razonables, incluso algunos no soportan su nueva condición y siguen sintiendo que tienen alma, por lo que sólo se alimentan de la escoria humana.

los 4

El protagonista, el que concede la entrevista, se llama Louis de Pointe du Lac, que tras vivir más de 100 años en el mundo aún no ha encontrado su lugar. A él lo convirtió en vampiro Lestat, un ser egoísta que da mucho juego en la novela y que después será la estrella del resto de la saga. Juntos empezarán una vida inmortal y se convertirán en padres adoptivos de la niña Claudia. En uno de los viajes que emprenden los tres juntos llegarán a París y allí conocerán a Armand y su Teatro de Vampiros, donde leeremos uno de los capítulos más sobrecogedores de la saga.

Todo lo que vive Louise junto a Lestat marcará las (no)vidas de sus amigos y nosotros los lectores las viviremos abrumados.

La película fue dirigida por Neil Jordan y estuvo protagonizada por Tom Cruise en el papel de Lestat, Brad Pitt como Louise y una debutante Kristen Dunst en el escalofriante papel  de Claudia, la niña vampira. También tenemos ahí a nuestro orgullo patrio, Antonio Banderas dando vida a Armand y a un Stephen Rea como el vampiro Santiago, que corta la respiración cada vez que entra en escena.beso

Como anécdota quería contaros que a Anne Rice no le parecía bien que Cruise interpreta a su Lestat, pero cuando vio el resultado incluso lo llamó para decirle lo contenta que estaba de haberse equivocado.

Y ahora concluyo con lo que yo denomino mi…

Veredicto (personal): El libro es fascinante y por momentos, aterrador, tiene varios capítulos donde se te corta el aliento y acabas necesitando consuelo. La película está muy bien hecha e interpretada, bebe del espíritu gótico de la novela, pero los cambios realizados en el guión (por la propia Rice) para hacer la historia más llevadera para “el gran público estadounidense”, dejan al lector con cara de pocos amigos. Louise vive su inmortalidad como un castigo por el suicidio de su hermano, en la película, la causa de su pena es la muerte de  su mujer y su hijo. En el libro, Claudia tiene 5 años, edad que duplican en la peli, y Daniel (el periodista) sufre un final distinto en la novela (que no os voy a contar para no hacer spoiler).balcon Se ve que una historia donde la homosexualidad es algo natural y donde dos hombres tiene adoptada a una niña como su hija, era ya demasiado para deglutir, así que lo suavizaron todo un poco. Por todo lo aportado, puedo afirmar que, aunque haya visto mil veces la peli (y mil más que me quedan por verla), hoy me elijo el libro y algunas de sus continuaciones, ¿y tú con cual te quedas?

Cine vs. libros; novelas vs. películas; lo que provoca en cada uno de nosotros es muy subjetivo, yo te ofrezco aquí mi opinión y te invito a compartir conmigo la tuya, puedes hacerlo en comentarios y/o búscarme en redes sociales. Te leo.

Sigue nuestras noticias

Únete a la COMUNIDAD de usuarios del grupo GLOBATIUM para redactores, fotógrafos, periodismo ciudadano, etc...

Intercambiar, aprender y abrir nuestras posibilidades de expresión y participación.

Te puede interesar