El Gobierno prohibirá la venta de animales de compañía en tiendas

Política 24 de septiembre de 2021 Por Servimedia
animales

La futura Ley de Protección y Derechos de los Animales prohibirá la venta de animales de compañía en tiendas, limitará la cría a los profesionales homologados, no permitirá criar animales no sean autóctonos (como el visón americano, empleado en peletería), regulará los santuarios y eliminará el tiro al pichón y las peleas de gallos.

Además, planteará el ‘sacrificio cero’ de animales de compañía, obligará a la estilización de la mitad de los animales que tenga una persona propietaria, eliminará la lista de perros potencialmente peligrosos e instará al control ético de la fauna urbana antes del empleo de cualquier método letal.

Éstas son algunas novedades que la Dirección General de Derechos de los Animales, perteneciente al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, plantea en un borrador de la Ley de Protección y Derechos de los Animales que someterá a participación pública a partir del próximo 6 de octubre. La norma excluye cualquier aspecto relacionado con la tauromaquia.

El director general de Derechos de los Animales, Sergio García Torres, expuso esta tarde las líneas principales de la futura norma a representantes de entidades de protección animal en un acto en el Congreso de los Diputados.

García Torres comentó que desea que el Consejo de Ministros vea el anteproyecto de ley “en primera vuelta” el próximo mes de noviembre y lo envíe en enero de 2022 al Congreso de los Diputados, que el texto esté aprobado el verano del año que viene y que definitivamente entre en vigor el 1 de enero de 2023.

Uno de los aspectos propuestos en la ley es que no puedan venderse animales de compañía en las tiendas. “La compra y venta de animales tiene que ser directamente desde los productores, en este caso de los criadores”, comentó García Torres, quien añadió que, de esta forma, se elimina la “compra compulsiva” por ver a un animal de compañía en un escaparate.

COLONIAS FELINAS

Por otro lado, la cría de animales de compañía estará permitida sólo a los profesionales que figuren en un registro de criadores y sólo se permitirá la eutanasia en casos concretos, como los incompatibles con la vida.

La ley regulará las colonias felinas mediante el método CER (Capturar, Esterilizar y Retornar) e incluirá un ‘listado positivo’ de animales de compañía que volteará el actual de unos 1.600 a 1.700 especies que no se pueden comprar ni vender y esa lista estará basada en que los animales no supongan problemas para la salud pública, no dificulten la seguridad pública y no afecten al medio ambiente (así, no se permitirá la compraventa de animales exóticos invasores).

Además, los animales alóctonos no podrán criarse, con lo que sólo se permitirá la cría de los autóctonos y ello afectará a los zoos (con excepción de que pueda realizarse esta práctica desde un punto de vista científico, por ejemplo) y a las granjas de visón americano empleado para peletería.

La ley regulará los santuarios de animales, que los diferenciará de las explotaciones ganaderas, y prohibirá el tiro al pichón y las peleas de gallos, al tiempo que obligará a esterilizar la mitad de los animales de una misma especie y distinto sexo que tenga un propietario, con las excepciones que determine un veterinario.

En paralelo a la Ley de Protección y Derechos de los Animales, el Gobierno aprobará un real decreto que pondrá en marcha el Sistema Estatal de Registros de Protección Animal (Serpa), con seis registros nacionales: de entidades de protección animal, de profesionales de comportamiento animal, de animales de compañía, de núcleos zoológicos de animales de compañía, de criadores y de inhabilitaciones para la tenencia y actividades relacionadas con animales.

(SERVIMEDIA)

Te puede interesar