El PP Génova o LA ESTRATEGIA DEL CARACOL (1)

Opinión 17 de febrero de 2021 Por Loannis Pici
CARACOL, COL, COL, SACA LOS CUERNOS AL SOL QUE TU PADRE Y TU MADRE YA LOS SACÓ…
pp copia

El PP Génova  o   LA ESTRATEGIA DEL CARACOL (1)

 

Caracol col, col
Saca los cuernos al sol
Que tu padre y tu madre ya los saco...

Y los tuyos no.

En cada ramita lleva una flor 

¡Que viva la baba de aquel caracol...!  (Conocida canción infantil)

 

CARACOL, COL, COL, SACA LOS CUERNOS AL SOL QUE TU PADRE Y TU MADRE YA LOS SACO…

   ¡Que buena idea! ¿Cómo no se nos había ocurrido antes? ¡Cambiemos de casa y listo!. Que, como es sabido, los fantasmas quedan adheridos a las paredes de los viejos edificios...  Todos los espectros del pasado,  todos  los personajes  de  las oscuras actividades,  quedaran allí, entre esas “hidalgas” paredes, arrastrando  sabanas y  cadenas con nuestras culpas.

Y nosotros, libres y jóvenes, partiremos hacia una nueva vida, hacia la nueva casa…   ¡Vayamos juntos!, ¡juntos!, ¡hacia el carrusel de la renovación!.

Mientras veía todo ese farandular intento recordaba algunas de esas encantadoras tardes, en las que paseaba con mi niño por el Retiro. Él tiraba entusiasmado de mi mano para que nos detuviéramos, frente a uno de los muchos  escenarios de títeres y marionetas por los que pasábamos. En un instante, antes de sentarnos, él quedaba atrapado, succionado por la magia. En poco tiempo el mundo real se  esfumaba,  entre sonrisas y espantos, su carita se  trasladaba al mundo onírico proyectado desde el improvisado escenario. Él, seguía hipnotizado , con toda su atención, movimientos y  correrías de dragones, damas ,patatas con bigotes, príncipes, reyes, verduras animadas, ancianos de barbas blancas, villanos y todo tipo de seres y objetos .

Yo, entre divagación y divagación, jugaba a adivinar  el contorno, el bulto que asomaba por el sayo negro, observando los esfuerzos que hacia el titiritero para no ser visto.

La jornada  fue jalonada, como no podía ser de otro modo, con palomitas y chuches  adquiridas en algún puesto cercano.

Pero lo mejor ocurría al llegar a casa. Él, sin poder contenerse, lleno de entusiasmo, relataba  a todo el mundo las  mil y una aventuras que allí ocurrieron. Los peligros a los que estuvimos expuestos, y cómo finalmente, los héroes habían derrotado al mal. Y lo que es más importante, todo había ocurrido ante nuestros propios ojos.

No me  preocupa  que los nuevos jefecillos del  PP,  intenten cómicamente que creamos que cambiaron la dirección de su historia por exhibir públicamente su mudanza.  Lo preocupante es el estado  en que deben encontrarse las poblaciones para que ese “ardid”, ese “señuelo”, tenga la más mínima posibilidad de producir su “hipnosis”.

Hay que reconocerles no obstante, su capacidad de escudriñar y perseguir, cuando quieren, las intenciones  escondidas  tras de las tramoyas de otros titiriteros.

 A  nosotros, a estas alturas de la representación,  más que regeneración o refundación,  se nos ocurre que lo ajustado a la ética social seria hablar de ilegalización.

(1)   Referencia a la afamada y galardonada película

La estrategia del caracol  película colombiana de 1993 dirigida por el cineasta y director Sergio Cabrera. 

                                                                                                                                                     Loannis Pici

Te puede interesar