El 5G aportará un billón de euros al PIB mundial en 2030 y salud será el sector más beneficiado, según PwC

Análisis 08 de febrero de 2021 Por Servimedia
El sector de salud y atención sociosanitaria será el más beneficiado y copará casi la mitad de esa cifra, con unos 439.000 millones de euros.
5 G

El impacto de la tecnología 5G sobre el PIB mundial en 2030 alcanzará 1,07 billones de euros (1,3 billones de dólares), según un informe publicado este lunes por PwC.

El sector de salud y atención sociosanitaria será el más beneficiado y copará casi la mitad de esa cifra, con unos 439.000 millones de euros. A la sanidad le seguirán en repercusión positiva del 5G el sector eléctrico (273.000 millones), Consumo y medios de comunicación (210.000), Industrial (111.000) y Financiero (70.000).

Las proyecciones de PwC sitúan en 2025 el año en que comenzará a apreciarse en la economía mundial el efecto de las inversiones en 5G. Según el informe, Estados Unidos, con 401.000 millones de euros; China, con 182.000, y Japón, con 63.000 millones de euros, serán los países que experimentarán un mayor crecimiento de la actividad como resultado de las aplicaciones de la tecnología 5G, debido al tamaño de sus economías y a la solidez y modernidad de sus sistemas productivos.

PANDEMIA

Por sectores, con salud a la cabeza en impacto del 5G, el rápido crecimiento de la telemedicina durante la pandemia hace vislumbrar lo que será el futuro de la atención médica. La atención remota será una de las áreas sanitarias en las que el 5G puede permitir un mayor ahorro de costes y mejores resultados para la salud. Además, apunta a que el incremento de su uso, acompañado de los avances en robótica, IoT e Inteligencia Artificial, pueden dar lugar al surgimiento de una nueva atención médica conectada, basada en línea con el nuevo concepto de ‘medicina 4P’: Predictiva, Preventiva, Personalizada y Participativa.

Además, el 5G puede ayudar a reducir la duración de las estancias hospitalarias mejorando la comunicación entre médicos y pacientes de forma continua y en tiempo real, tanto dentro como fuera de los hospitales. También contribuye a optimizar las interacciones entre médico y paciente a través de plataformas de salud móvil que permitan un intercambio más rápido y preciso de información médica.

Otros usos del 5G en salud son el transporte de equipos médicos y tratamientos con drones para la entrega o recogida de medicamentos, sangre, vacunas o analíticas, y la mejora de la experiencia y eficacia de la telemedicina gracias a interacciones en tiempo real médico-paciente.

MAQUINARIA INDUSTRIAL

En electricidad, la industria de las 'smart utilities' está a la vanguardia de una transición energética que va a alterar radicalmente su modelo comercial, así como las interacciones con los clientes que buscan, cada vez más, minimizar su impacto energético.

Los expertos de PwC subrayan la contribución que tendrá el 5G para conectar un mayor número de dispositivos con un menor consumo.

Además, resaltan el papel de esta tecnología en el desarrollo de contadores y redes de suministro eléctrico inteligentes, con proveedores de electricidad y gas que brinden a sus clientes una vista más detallada de su consumo. El 5G también se dejará sentir de manera positiva en la mejora de la gestión de residuos a través de la monitorización digital, especialmente en zonas urbanas, y en la reducción de fugas de agua con el despliegue de sensores y análisis de redes de agua para administrar los recursos hídricos de forma más eficiente.

Por lo que se refiere a Consumo y medios de comunicación, a través de la conectividad móvil, el 5G permite mejorar la experiencia de consumo tanto de contenido como de servicios, dónde y cuándo el usuario quiera.

Además, el 5G podría mejorar el marketing en tiempo real y las relaciones con los consumidores y perfeccionar las prestaciones de los juegos online y de las plataformas OTT, aumentando la transmisión simultánea de vídeo de alta definición o las múltiples conexiones virtuales.

En el sector industrial, el estudio de PwC señala que el 5G hará posible que la maquinaria industrial no tenga que estar necesariamente situada en una ubicación concreta, gracias a sus gran capacidad de conectividad inalámbrica y permitiendo a los fabricantes una mayor flexibilidad.

Destacarán en este ámbito las aplicaciones para la monitorización industrial y la reducción de defectos en la fabricación.

El 5G incorporará robots y vehículos autónomos en entornos industriales, ofreciendo un transporte inteligente, seguro, eficiente y de confianza.

Finalmente, la aplicación del 5G en servicios financieros permitirá mejorar la experiencia con el cliente, rediseñándola y haciéndola girar en torno a experiencias virtuales-; así como reducir las pérdidas por fraude -avanzando en la seguridad, a través, por ejemplo, del reconocimiento facial.

Para Vanesa González, socia responsable de Telecomunicaciones de PwC, “el impacto económico del 5G variará según el sector y el país, pero, no cabe duda, sus potenciales efectos son enormes porque proporciona, entre otras cosas, máxima conectividad, fiabilidad y una reducción en el uso de energía. Esta tecnología va suponer un salto cualitativo en la mejora de la productividad y en la transformación de los modelos de negocio de todos los sectores. Su capacidad es tal, que todas las empresas deberían contar con un plan, a cinco años vista, para analizar su desarrollo y poder aprovechar las nuevas oportunidades que se les presenten”.
(SERVIMEDIA)

Te puede interesar