El robot Curiosity descubre evidencias de antiguas inundaciones gigantes en Marte

Curiosidades 05 de noviembre de 2020 Por Redacción
La causa más probable de estas inundaciones fue un gran impacto que pudo llegar a tener una profunda influencia en el clima del Marte primitivo.
Inundaciones en Marte, curiosidades

Un equipo internacional con participación del Centro de Astrobiología (CAB, INTA-CSIC) ha descubierto, gracias a los datos de Curiosity, evidencias de antiguas inundaciones gigantes en el cráter Gale. La causa más probable de estas inundaciones fue un gran impacto que pudo llegar a tener una profunda influencia en el clima del Marte primitivo.

Según informó este jueves el centro de investigación, el rover Curiosity, de la NASA, ha cumplido ya ocho años estudiando el cráter Gale en Marte. Las primeras investigaciones parecían indicar que, en el Marte primitivo y durante el final del periodo Noeico y el Hespérico, el cráter Gale había albergado un lago o una serie de lagos.

Estos estudios indicaron que el agua líquida habría anegado Gale desde el Norte, mediante el aporte de agua procedente de acuíferos exteriores al cráter, durante uno o varios eventos graduales y prolongados en el tiempo.

En un reciente estudio realizado por un equipo científico internacional con participación del Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA) y publicado hoy en la revista 'Scientific Reports', se han revaluado las principales secuencias sedimentarias presentes en el fondo del cráter Gale, la geometría de estas secuencias y su relación con las unidades geológicas sobre las que se asientan. Todos los datos utilizados han sido obtenidos 'in situ' por Curiosity.

El nuevo estudio muestra cambios sistemáticos en la litología, una disminución del tamaño de grano hacia las capas superiores y una secuencia específica de estructuras sedimentarias que pone de manifiesto que la tasa de deposición sedimentaria fue mucho más rápida que lo que asumía el modelo previo. En particular, se aprecia claramente la presencia de antidunas.

INUNDACIÓN RÁPIDA

Como indicó Alberto G. Fairén, investigador del CAB y coautor del estudio, “estas estructuras se forman cuando el lecho de un lago no consolidado es profundamente alterado por una corriente de agua que se mueve aguas arriba a gran velocidad. La presencia de antidunas demuestra que el lago del cráter Gale no pudo formarse por una acumulación paulatina de agua, sino que fue el resultado de una inundación rápida y de enorme magnitud”.

Los cálculos realizados por el equipo indicaron que se produjeron flujos torrenciales de agua con velocidades superiores a los 10 m/s que alcanzaron al menos 25 metros de profundidad. Además, la geometría de las antidunas sugiere que la vía principal de entrada de agua líquida a Gale fue a través de la zona sur del cráter.

El estudio concluyó que el agua líquida se originó posiblemente por efecto de un gran impacto al sur del cráter Gale, que tuvo lugar en algún momento hace entre 3.600 y 3.900 millones de años.

Este impacto gigante fundió el hielo superficial y subsuperficial e inyectó en la atmósfera grandes cantidades de dióxido de carbono y metano, creando un microclima transitorio durante al menos varias décadas que afectó profundamente al planeta. Se pasó de un clima frío y seco a un periodo cálido y húmedo que generó lluvias torrenciales y enormes avenidas de agua líquida durante tiempos cortos, que anegaron el cráter con agua líquida y formaron lagos transitorios.
(SERVIMEDIA)

Redacción

Periódico digital de actualidad, abierto a la participación de sus lectores, seleccionando las últimas noticias para opinar, compartir y transformar la realidad.

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar