Guterres pide que la naturaleza sea el "centro" de la reconstrucción tras el coronavirus

Ecología y medio ambiente 05 de junio de 2020 Por Redacción
Hoy se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente
oso panda
- Oso panda en Chengdu (China) | Foto: PNUD/Dylan Lowthian

El secretario general de la ONU, António Guterres, señala que la naturaleza debe situarse en el "centro" de la reconstrucción tras la pandemia del Covid-19 porque está mandando "un mensaje claro" cuando se toman decisiones que la destruyen.
Guterres hace esta consideración en un mensaje lanzado con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra este viernes bajo el lema 'La hora de la naturaleza'. Esta conmemoración viene celebrándose cada 5 de junio desde 1974.

"La naturaleza nos está enviando un mensaje claro. Estamos dañando el mundo natural, en nuestro propio detrimento. La degradación de los hábitats y la pérdida de biodiversidad se están acelerando. La disrupción del clima está empeorando. Los incendios, las inundaciones, las sequías y las supertormentas son más frecuentes y causan más daños. Y ahora, un nuevo coronavirus está haciendo estragos, minando la salud y los medios de subsistencia de las personas", apunta Guterres.

En su mensaje, recogido por Servimedia, Guterres sentencia: "Para cuidar de la humanidad, debemos cuidar de la naturaleza. Necesitamos que toda la comunidad mundial cambie de rumbo. Repensemos lo que compramos y utilizamos. Adoptemos hábitos y modelos agrícolas y empresariales sostenibles. Salvaguardemos los espacios naturales y la fauna y flora silvestres que quedan. Y comprometámonos con un futuro verde y resiliente".

"Mientras trabajamos para reconstruir mejor, pongamos a la naturaleza en el lugar que le corresponde: en el centro de nuestras decisiones. En este Día Mundial del Medio Ambiente, es hora de pensar en la naturaleza", sentencia.

"SUFRIMIENTO INCALCULABLE"

Por su parte, el relator especial de la ONU sobre los derechos humanos y el medio ambiente, David Boyd, apostó por realizar cambios transformadores que protejan el medio ambiente tras la pandemia del Covid-19 para evitar "un sufrimiento incalculable" si se apuesta en otra dirección.

Este experto indicó que hacen falta urgentemente "acciones transformadoras" para proteger el medio ambiente y los derechos humanos, y abordar los impactos de la alteración del clima, la pérdida de biodiversidad, la contaminación tóxica y las zoonosis (enfermedades transmitidas por animales a humanos). "La pandemia mundial del Covid-19 demuestra los impactos directos y severos de la degradación ambiental en el disfrute de una amplia gama de derechos humanos, incluidos los derechos a la vida, la salud, la alimentación, el agua y la cultura", apuntó.

Un total de 156 Estados reconocen legalmente el derecho a un medio ambiente seguro, limpio, saludable y sostenible, y Boyd señaló que "Naciones Unidas debería reconocerlo a nivel mundial lo antes posible". "Si se respeta, protege y cumple, este derecho podría ser uno de los derechos humanos más importantes del siglo XXI", sentenció.

Para Boyd, los planes de recuperación tras la crisis del Covid-19 basados en el cumplimiento de los derechos humanos, incluido el derecho a un medio ambiente saludable, implican acciones y políticas concretas que apuntan a lograr un clima estable, acceso a agua potable, aire limpio, agricultura saludable y sostenible, exposición reducida a tóxicos sustancias y ecosistemas saludables y biodiversidad. "Poner fin a la deforestación, regular estrictamente el comercio de vida silvestre y monitorear de cerca los puntos críticos donde se mezclan personas, vida silvestre y animales domésticos ayudarán a prevenir futuras pandemias", afirmó.

Además, apuntó que situar el derecho a un entorno saludable en el centro de las transformaciones ayudaría a abordar la desigualdad y a garantizar la protección de todos los miembros de la sociedad, con un énfasis particular en las personas en situaciones vulnerables y que sufren más durante estas amenazas, como mujeres, niños, personas que viven en la pobreza, pueblos indígenas y comunidades tradicionales, personas mayores, personas con discapacidad, minorías y personas desplazadas.

"GRAVES CONSECUENCIAS"

El Día Mundial del Medio Ambiente, que este año cuenta con Colombia como país anfitrión, es la fecha más importante en el calendario oficial de las Naciones Unidas para fomentar la acción ambiental. Desde 1974, el 5 de junio se ha convertido en una plataforma global de alcance público que reúne a gobiernos, empresas, celebridades y ciudadanos en torno a un asunto ambiental apremiante.

Según la ONU, la deforestación, la invasión de hábitats de vida silvestre, la agricultura intensiva y la aceleración del cambio climático han alterado el delicado equilibrio de la naturaleza, de manera que se necesitarían los recursos de 1,6 planetas Tierra para satisfacer la demanda de los humanos cada año. "Si continuamos en este camino, la pérdida de biodiversidad tendrá graves consecuencias para la humanidad, incluido el colapso de los sistemas alimentarios y de salud", advierte.

Respecto al coronavirus, la ONU recalca que la pandemia del Covid-19 evidencia que destruir la biodiversidad tiene consecuencias en la vida humana. "A nivel mundial, 1.000 millones de personas son contagiadas cada año y millones de ellas mueren debido a las enfermedades causadas por los coronavirus, y alrededor de un 75% de todas las enfermedades infecciosas emergentes en humanos son zoonóticas, lo que significa que se transmiten de animales a personas. La naturaleza nos está enviando un mensaje", recalca.

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar