prensaldia, prensa digital, periodico hoy con noticias de hoy prensaldia, prensa digital, periodico hoy con noticias de hoy

Cómo hacer frente a las ganas constantes de orinar

Salud 31 de marzo de 2020 Sara Dominguez

ganas constantes de orinar

La incontinencia urinaria es un síntoma o una patología muy frecuente entre los humanos. Por lo general, y siempre que se conozcan las razones que la causan, controlar esas ganas de orinar no ocupa especial gravedad. 

El problema radica cuando se desconoce qué se esconde tras esa incontinencia urinaria. Expertos urólogos afirman que lo habitual es ser capaz de aguantar entre dos y tres horas entre cada micción, esto es, no sentir ganas de orinar entre las dos y las tres horas desde la última ocasión. 

Cuando se va muchas veces al baño para orinar, y no es por haber consumido mucho líquido, puede que lo que se oculte tras esa acción sea algún problema de salud, entre los que destacan la infección urinaria, algunas enfermedades que provocan un aumento de la producción de orina, o estar bajo tratamientos o bebidas que aumentan la frecuencia  miccional. 

Al fenómeno de orinar de manera muy repetida durante el día se le conoce como polaquiuria, pero para ser considerado como tal han de eliminarse más de 3 litros en 24 horas. Normalmente, los médicos solicitan exámenes de orina para evaluar el funcionamiento de los riñones y el aparato excretor y poder diagnosticar qué causa está provocando esta situación anómala. 

 

Qué causas provocan las ganas de orinar 

Orinar o miccionar es una práctica habitual del organismo. No se suele atender a las razones que hay detrás de este fenómeno siempre que se mantenga dentro de la normalidad. El problema ocurre cuando las veces que se acude al baño son muy numerosas, por encima de ocho y afectan al ritmo de vida de la persona en cuestión. 

Es normal ir al baño a miccionar entre cuatro y siete veces diarias, pero, si esta cifra se supera es posible que se esconda algún problema de salud. Lasganas constantes de orinar suelen acompañarse también de un deseo irrefrenable e incontrolable de miccionar y, en ocasiones, no se produce una evacuación completa, porque la vejiga puede incluso estar vacía. 

Si lo que provoca esas ganas constantes de orinar es haber tomado mucho líquido, los problemas para la salud no existen, pues miccionar no es más que una respuesta del organismo para eliminar el exceso de líquido ingerido. En estos casos, la orina tiene un color claro y casi sin olor. Algunos alimentos sí provocan un aumento en la frecuencia urinaria, como el café o el chocolate, que tienen cafeína. La solución para dejar de acudir tanto al baño sería reducir la ingesta de estos líquidos. 

Cuando la causa de las ganas frecuentes de orinar es una infección, el problema sí alcanza mayor gravedad. Para saber si existe infección, más allá de ir al baño un número elevado de veces, es el dolor, cambios en el olor, ardor, y urgencias al orinar y no expulsar tanto líquido como se esperaba. 

Experimentar la sensación de tener muchas ganas de orinar no es sinónimo de tener un problema de salud. Lo que sí debe alertar a una persona e ir al médico por ello es el mal olor de su orina, el color oscuro o rojizo, algún episodio de fiebre, la dificultad para orinar o la presencia de espuma

 

¿Se le puede poner freno a las ganas de orinar? 

Es importante insistir que tener ganas de miccionar a menudo no es siempre un problema de salud, pero hay que controlarlo. Así, un buen hábito diario es evitar el consumo de líquido varias horas antes de ir a la cama, tal y como indican en tuequilibrioybienestar.es, blog donde el usuario puede encontrar consejos y cuidados para la salud escritos por profesionales del ámbito de la salud. 

La dieta es también importante. Más allá del café o el chocolate, los alimentos muy picantes, el uso de edulcorantes artificiales, los cítricos y el tomate son irritantes para la vejiga. Por otra parte, existen otros alimentos como el arándano rojo o la semilla de uva junto con probióticos que ayudan a prevenir la cistitis y cuidan de la microbiota intestinal y vaginal. 

La cistitis es el nombre médico de la infección de la vejiga. Está provocada por la invasión de microorganismos en el tracto urinario, procedentes del intestino que pueden llegar a la vagina y desde allí alcanzar la uretra y posteriormente la vejiga. La microbiota vaginal nos defiende del crecimiento y llegada de microrganismos al tracto urinario. El desequilibrio de la microbiota vaginal se puede producir por cuestiones biológicas como el embarazo, la menopausia, las relaciones sexuales o una bajada de las defensas

Si el motivo causante de esas ganas constantes de orinar no es un problema de salud, los especialistas sanitarios insisten en la reeducación vesical como vía para hacer frente a la incontinencia. Para ello, hay que intentar espaciar las micciones de dos a tres horas y no ir al baño si realmente no se sienten ganas de orinar. 

Finalmente, no debemos disminuir la ingesta de liquidos , especialmente agua, para evitar la frecuencia al orinar, pues una ingesta suficiente de agua ayuda a prevenir la cistitis. 

 

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias