prensaldia, prensa digital, periodico hoy con noticias de hoy prensaldia, prensa digital, periodico hoy con noticias de hoy

Casado pide a Sánchez “un viraje a la realidad del país” para que PSOE y PP ensanchen el “espacio de la moderación”

Propone una agenda para una “nueva mayoría con metas ambiciosas y reformas audaces” para conseguirlas. Le reprocha que pida “aquí la unidad” cuando “no la tiene dentro del Gobierno”

Partidos 25 de febrero de 2021 Servimedia
casado

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, reclamó este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “un viraje a la realidad del país” para que ambos puedan compartir la tarea de ensanchar “el espacio de la moderación y hacerlo tan grande” como para que los dos ganen dentro del mismo.

“Yo no le pido un viraje a la derecha”, especificó el presidente de los populares durante su intervención ante el Pleno del Congreso de los Diputados tras la comparecencia del jefe del Ejecutivo para informar sobre la evolución de la pandemia y las medidas adoptadas bajo la vigencia del estado de alarma.

Casado recordó cómo el triunfo del reformismo y de la moderación fue posible en España después de muchos fracasos, de muchas derrotas, de muchos momentos en los que sus enemigos parecían estar a punto de vencer. “Yo tengo muy clara esa enseñanza: la sociedad abierta, moderada y reformista en la que creo, y que mi partido representa, no es un regalo de la historia, sino una conquista de la mejor política”, indicó.

Advirtió de que esto “no se consigue ni se conserva sin reafirmarse en ella (esta enseñanza) frente a cada revés”. “Yo me reafirmo especialmente hoy, porque no quiero otro camino ni otro destino para España, no busco ningún voto que no busque convivir. Yo sí di un paso adelante, y no daré ninguno atrás”, proclamó.

En este punto de su intervención, el líder de la oposición recordó cómo en la investidura ya dijo al presidente del Gobierno que la tarea que ambos debían compartir era la de “ensanchar el espacio de la moderación y hacerlo tan grande como para que los dos podamos ganemos dentro de él”.

“Yo ya hice mi parte, consciente de su coste a corto plazo, pero convencido de que España necesita un proyecto centrista, europeísta, humanista, constitucionalista y liberal, que muy pronto será mayoritario para volver a superar la recesión económica y de la fractura social, generacional y territorial que esta legislatura está causando”, expuso Casado.

Del mismo modo, recalcó que hace 40 años “compartimos todos juntos la misma pancarta en defensa de la democracia, la libertad y la Constitución”. En su caso, pese a haber nacido en 1981, destacó que se siente heredero de “esa generación formidable que nos legó la mejor España de la historia”. “Dejemos atrás las pesadillas para empezar a soñar en la mejor España”, demandó.

Sin embargo, Casado también aprovechó para reprochar a Sánchez sus continuas apelaciones a la “unidad” mientras ni siquiera la tiene dentro de su Gabinete de coalición. “Usted lidera el Gobierno más radical y más enfrentado de los últimos 40 años, ya no lo niegan ni sus propios ministros. Pide aquí unidad, pero no la tiene dentro”, trasladó Casado a Sánchez.

Casado aludió así a las discrepancias aireadas públicamente entre los miembros de la coalición entre el PSOE y Podemos. Tras exponer críticas a la actuación del Ejecutivo para afrontar la pandemia, Casado manifestó la “la enmienda a la totalidad que le hacemos a su gestión” porque asienta el poder en “su pacto con los extremistas” al coste de “tensionar nuestra convivencia democrática hasta la fractura social, la quiebra económica y la degradación institucional”.

“Nunca habían mandado tanto quienes quieren destruir España, y lo dicen públicamente”, recriminó el presidente del PP a Sánchez, que escuchó estas críticas sentado en el escaño de presidente junto a la mayoría de su Ejecutivo de coalición. “¿Para qué sirve su Gobierno?”, llegó a preguntar Casado a Sánchez tras reprocharle la forma de proceder durante la pandemia.

ESTADO ALARMA “INSÓLITO”

Ante esta comparecencia para informar de un Estado de alarma “inédito e insólito” de seis meses que ni siquiera se somete a votación, Casado dijo que espera que la Fiscalía permita investigar las decenas de demandas y querellas de profesionales sanitarios y familiares de víctimas, y que no bloqueen una comisión de investigación parlamentaria cuando acabe la pandemia.

El líder del PP aseguró no entender por qué Sánchez ha rechazado durante todo este año su ofrecimiento para hacer un marco legal para pandemias, ni tampoco las razones que le han llevado a obviar la oferta del principal partido de la oposición para alcanzar un pacto de Estado por la sanidad, la investigación y el cuidado de mayores.

“Los españoles lo están pasando muy mal y agradecerían más humildad, más sensibilidad, más empatía por su parte”, prosiguió. En esta tesitura, advirtió de que “si el centro político se comprime por los extremos, en ese río revuelto sólo ganan los radicales y pierden los españoles”.

En este punto, el líder de los populares catalogó de “inadmisible” que desde el Gobierno se diga que las consecuencias de la pandemia “las pagarán nuestros hijos y nietos”. Al contrario, avisó de que hay que impulsar reformas para evitar que el peso de la deuda aplaste el futuro de los jóvenes.

Acusó al Gobierno de atrasar la salida de la crisis con medidas como la derogación de la reforma educativa, la laboral, y de pensiones, proponer subidas de impuestos o condonación de la deuda, y aumentar el gasto político y el coste energético, e intervenir empresas y viviendas privadas.

No obstante, volvió a brindar a Sánchez su plan de choque económico para bajar impuestos y burocracia, además de aumentar la flexibilidad laboral y la liquidez directa a pymes y autónomos, sobre todos en los sectores devastados como el turismo y la hostelería. “No bastan 11.000 millones, se necesitan al menos 50.000 millones”, replicó ante el anuncio del presidente.

“Un país necesita instituciones sólidas para conseguir la prosperidad económica y por eso es fundamental que cese del Gobierno a los que atacan a la monarquía, a la Justicia, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a la prensa libre, defienden la autodeterminación, justifican a ETA y cuestionan la calidad de nuestra democracia” porque “sencillamente no se puede tolerar”, aseveró el líder de la oposición.

En palabras de Casado, se antoja “esencial” recuperar “el papel central del Parlamento” y reforzar “la independencia” de todos los órganos constitucionales y los reguladores. Defendió, por ende, una agenda para una “nueva mayoría con metas ambiciosas y reformas audaces”. “Pongámonos metas compartidas, proyectos sugestivos de vida en común”, propuso.

Se inspiró en todo momento en el ejemplo de hace 40 años y de la Transición, cuando “fuimos capaces de poner en marcha una agenda de reformas políticas, económicas y sociales sin precedentes que transformaron nuestro país hasta hoy”. Aunque el camino no fue “fácil” sí fue el “correcto”. “Hoy tampoco lo es para quienes elegimos no dejarnos arrastrar por el torbellino de polarización y radicalidad”, remachó.
(SERVIMEDIA)

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar   

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias

Sigue nuestras noticias desde tu correo todos los sábados