Un tren de borrascas trae esta semana lluvia, viento, nieve o mala mar a gran parte de España

Ecología y medio ambiente 08 de febrero de 2021 Por Servimedia
Un nuevo tren de borrascas inestabilizará el ambiente esta semana en amplias zonas de la península y Baleares con lluvias, rachas muy fuertes de viento, nevadas en zonas montañosas y oleaje intenso en algunos litorales.
borrascas

"Tenemos por delante una semana marcada por el paso de borrascas atlánticas, que darán lugar a lluvias sobre todo en las mitades norte y oeste de la península, y nieve en zonas de montaña a partir de unos 1.000 o 1.200 metros, aunque la cota también será bastante variable”, señaló este lunes el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, en declaraciones recogidas por Servimedia.

Del Campo añadió que “también habrá rachas de viento muy intensas que pueden superar los 80 o 90 km/h de forma generalizada, especialmente en las mitades sur y este peninsular”. “Las temperaturas, que sufrirán altibajos al paso de los frentes, estarán, en general, por encima de los valores promedio de la época, sobre todo las nocturnas, así como las diurnas en el área mediterránea”, apuntó.

En Canarias, se espera tiempo estable, con temperaturas suaves, vientos alisios y posibles lloviznas en el norte de las islas más montañosas.

LUNES

Un frente atlántico atravesará la península este lunes por la mañana e irá dejando a su paso lluvias que irán avanzando de oeste a este y que por la tarde podrían llegar incluso al área mediterránea, aunque débilmente. También se esperan precipitaciones sin importancia en el litoral cantábrico.

Las lluvias más intensas aparecerán en el oeste de Galicia, el entorno de los sistemas béticos, el área del Estrecho, el oeste del Sistema Central y los montes de Toledo.

La cota de nieve bajará hasta 1.000 a 1.200 metros y soplarán rachas muy fuertes superiores a 80 km/h en el litoral gallego y de Alborán, el tercio oriental peninsular y Baleares. También habrá temporal marítimo asociado al viento en Galicia, Andalucía, Murcia y Baleares, con olas de hasta cuatro metros.

Las temperaturas subirán hasta alcanzar valores cercanos a los 18 grados en el Cantábrico y superiores a los 20 o 22 grados en el litoral valenciano, murciano y andaluz, además de en Baleares.

MARTES

En cuanto al martes, “una borrasca circulará de oeste a este muy cerca del litoral cantábrico, de manera que se creará una importante diferencia de presión atmosférica entre dicha zona y las altas presiones dominantes en el norte de África”, según Del Campo.

Esto se traducirá en vientos, que soplarán con rachas del oeste y del suroeste superiores a 70 u 80 km/h de manera generalizada en el centro, el sur y el este peninsular, así como en zonas de montaña y litorales de la mitad norte. En puntos del sureste podrían superarse los 90 o incluso los 100 km/h.

También habrá temporal marítimo, con olas de hasta cinco metros en el Alborán y de tres a cuatro metros en el litoral sur del Mediterráneo y en Baleares.

“Esta borrasca tendrá asociado un sistema frontal bastante activo muy cargado de humedad y dará lugar a precipitaciones generalizadas, que pueden afectar a prácticamente cualquier punto de la península, si bien esas lluvias caerán de forma débil en los litorales cantábrico y mediterráneo, y las precipitaciones serán, en general, débiles y dispersas”, recalcó Del Campo.

También puede haber chubascos acompañados de tormenta en Baleares y en la península. Las precipitaciones más intensas se producirán en Galicia, el extremo occidental de Castilla y León, el entorno del Sistema Central, los montes de Toledo y del este de la provincia de Cáceres, así como en otras zonas montañosas. En todos esos lugares podrían ser persistentes, con más de 40 litros por metro cuadrado en 24 horas.

“En general, será un día lluvioso en la mayor parte de la vertiente atlántica, es decir, Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Madrid, Extremadura y amplias zonas de Andalucía. En todas estas regiones es altamente probable que se superen los 10 litros”, apostilló Del Campo.

Además, esas precipitaciones podrían llegar acompañadas de tormenta, algo no habitual en invierno en el interior peninsular. La cota de nieve se situará en unos 900 metros en el norte, 1.000 en el centro y 1.200 en el este y sur peninsular.

Las temperaturas no experimentarán grandes cambios, si acaso bajarán las diurnas en el noreste peninsular y subirán por el sureste. Las máximas estarán entre 5 y 10 grados en la Meseta Norte y el interior de Galicia, de 10 a 15 grados en el interior del este peninsular y el Cantábrico, y entre 20 y 24 en el litoral valenciano, murciano y balear.

MIÉRCOLES Y JUEVES

Tras el paso de ese frente, el miércoles quedará un ambiente inestable en la península y Baleares, de manera que es probable que llueva débilmente en el interior peninsular, con mayor intensidad y persistencia en zonas de montaña y proximidades, así como en el Cantábrico. No se descartan algunos chubascos en Baleares.

El miércoles por la tarde llegará un nuevo sistema frontal por el noroeste peninsular y lloverá en Galicia y zonas próximas. Esas precipitaciones continuarán el jueves en el noroeste y el entorno del Sistema Central, sin descartar que se produzcan en el centro y puntos del Cantábrico.

La cota de nieve subirá de unos 800 a 1.000 metros a primeras horas del miércoles a más de 1.800 metros a últimas horas del jueves. El sol brillará el jueves en el área mediterránea.

El viento soplará el miércoles con bastante intensidad en la mitad este y sur peninsular, especialmente en Castilla-La Mancha, Andalucía oriental, interior de la Comunidad Valenciana y bajo Ebro, donde las rachas podrán superar los 80 o 90 km/h, mientras que las rachas más intensas del jueves se esperan en Galicia, la fachada mediterránea y otros puntos del tercio oriental, aunque con tendencia a ir amainando.

Las temperaturas nocturnas bajarán en el interior de la península, con heladas en zonas de montaña y páramos del centro, mientras que las diurnas subirán el miércoles. El ascenso será generalizado el jueves, tanto de día como de noche

E l jueves habrá algunas heladas de madrugada en las zonas habituales y de día se superarán los 15 grados de máxima en buena parte del centro, sur y este peninsular, así como en el área cantábrica, donde podrían rozarse los 20 grados, valor que se superará a orillas del Mediterráneo y el valle del Guadalquivir, donde se pueden rondar los 22 o los 24 grados

FIN DE SEMANA

A partir del viernes, la tendencia es que el tiempo se vaya estabilizando con un potente anticiclón situado sobre el norte de Europa, que dificultaría la llegada de borrascas.

No obstante, el viernes podría llover en el tercio norte, sobre todo en el Cantábrico oriental y Pirineos, sin descartarse en otros puntos habituales de la mitad norte, y el sábado podría haber precipitaciones en el área mediterránea por un flujo de viento húmedo procedente del mar Mediterráneo. El domingo también podrían llover en el oeste peninsular.

En general, las temperaturas serán algo más bajas por la noche, habrá heladas en la mitad norte el sábado, y las diurnas experimentarán altibajos, pero con valores superiores a los 20 graos en el Cantábrico, el Mediterráneo y el Guadalquivir. De día, el ambiente será templado para la época
(SERVIMEDIA)

Te puede interesar