2020 fue uno de los tres años más cálidos registrados en la Tierra, según la ONU

Ecología y medio ambiente 15 de enero de 2021 Por Servimedia
Guterres: "Hacer las paces con la naturaleza es la tarea que definirá el siglo XXI"
cambio climatico

El año 2020 fue uno de los tres más cálidos registrados en la Tierra y disputó el primer puesto a 2016, según se desprende de una consolidación de los cinco principales conjuntos de datos internacionales realizada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), agencia de la ONU especializada en el tiempo, el clima y el agua.

La actualización de temperaturas globales de la OMM, difundida este jueves, indica que el fenómeno climático natural de 'La Niña', que produce un enfriamiento de las temperaturas, pudo contrarrestar el calor sólo muy a finales de año.

Los cinco conjuntos de datos estudiados por esta agencia de la ONU coinciden en que la década de 2011 a 2020 fue la más cálida de la que se tiene registro, y se desarrolló en el contexto de una tendencia persistente a largo plazo al cambio climático. Los seis años más calurosos se han dado a partir de 2015, con 2016, 2019 y 2020 ocupando los tres primeros lugares.

La diferencia de la temperatura media mundial entre los tres años más cálidos (2016, 2019 y 2020) es insignificante. En 2020 fue de aproximadamente 14,9°C, es decir, 1,2°C superior a los niveles preindustriales (1850-1900).

"La confirmación de la Organización Meteorológica Mundial de que 2020 fue uno de los años más cálidos desde que se iniciaron los registros es un claro recordatorio de que el cambio climático avanza con paso firme, destruyendo a su paso vidas y medios de subsistencia en todo nuestro planeta", sostuvo el secretario general de la ONU, António Guterres.

El titular de Naciones Unidas indicó que la temperatura global es ahora 1,2ºC superior a la era preindustrial y "ya se producen fenómenos meteorológicos extremos sin precedentes en todas las regiones y en todos los continentes". "Vamos camino a alcanzar un aumento catastrófico de la temperatura de 3 a 5ºC en este siglo. Hacer las paces con la naturaleza es la tarea que definirá el siglo XXI. Debe ser la máxima prioridad para todo el mundo, en todas partes", añadió.

“CALOR EXCEPCIONAL”

Por su parte, el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, subrayó que "la situación de calor excepcional en 2020 se dio incluso cuando se produjo un episodio de 'La Niña', que tiene un efecto de enfriamiento temporal de la temperatura". "Es de destacar que las temperaturas de 2020 estaban prácticamente a la par de las de 2016, año en que se registró uno de los episodios de calentamiento de 'El Niño' más intensos. Este claro indicio, a nivel mundial, del cambio climático producto de las actividades humanas es hoy tan poderoso como la fuerza misma de la naturaleza", resaltó.

Taalas indicó que "la clasificación de la temperatura por año es sólo un elemento puntual de una tendencia a mucho más largo plazo". "Desde los años 80, cada nueva década ha sido más cálida que la anterior. Los gases que retienen el calor en la atmósfera se mantienen en niveles récord y el largo ciclo de vida del dióxido de carbono, el gas más importante, somete al planeta a un futuro calentamiento", advirtió.

Se espera que el episodio de 'La Niña' que comenzó a finales de 2020 continúe hasta mediados de 2021. Por lo general, los efectos de 'La Niña' y 'El Niño' en la temperatura media mundial se dejan sentir con mayor intensidad durante el segundo año del episodio, pero aún está por verse en qué medida los continuos efectos de enfriamiento de 'La Niña' en 2021 podrán torcer temporalmente la tendencia general de calentamiento a largo plazo en este nuevo año.

Algunas de las características más destacadas de 2020 fueron el calor sostenido y los incendios forestales en Siberia, una reducida extensión del hielo marino en el Ártico y una temporada récord de huracanes en el Atlántico.

La temperatura es sólo uno de los indicadores del cambio climático. Los otros son las concentraciones de gases de efecto invernadero, el contenido de calor del océano, el pH oceánico, el nivel medio del mar a nivel mundial, la masa glaciar, la extensión del hielo marino y los fenómenos extremos.

Como en años anteriores, el aumento de las temperaturas tuvo importantes repercusiones socioeconómicas en 2020. Por ejemplo, los desastres meteorológicos y climáticos causaron pérdidas récord de 22.000 millones de dólares (18.100 millones de euros) en Estados Unidos, que vivió el quinto año más cálido desde que se iniciaron los registros nacionales.

DATOS INTERNACIONALES

La OMM usa conjuntos de datos (que se basan en datos climáticos mensuales y proceden de sitios de observación y de buques y boyas que forman parte de las redes marinas mundiales) elaborados y mantenidos por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos, el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), el Centro Hadley de la Oficina Meteorológica del Reino Unido y la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia del Reino Unido (HadCRUT).

También utiliza conjuntos de datos de reanálisis del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Plazo Medio (ECMWF), del servicio de Copernicus relativo al cambio climático y del Servicio Meteorológico de Japón, que combinan millones de observaciones meteorológicas y marinas —incluidas las satelitales— con los resultados de modelos para producir un reanálisis completo de la atmósfera. Cuando se intercalan observaciones y resultados de modelos se puede calcular la temperatura en cualquier momento y lugar del globo, incluso en zonas con escasez de datos, como las regiones polares.

Según las estimaciones de la NASA y el servicio de Copernicus relativo al cambio climático, el 2020 es, junto con 2016, el año más cálido jamás registrado. Del conjunto de datos de la NOAA y del HadCRUT del Reino Unido se desprende que 2020 es el segundo más cálido después de 2016, y el Servicio Meteorológico de Japón coloca a 2020 en el tercer puesto. La OMM precisa que las mínimas diferencias entre esos conjuntos de datos están todas dentro del margen de error contemplado para calcular la temperatura media mundial.

Los valores de la temperatura se incorporarán en la versión final del informe de la OMM sobre el estado del clima en 2020, que se publicará el próximo mes de marzo. Se trata de la versión actualizada del informe provisional publicado el pasado diciembre, con información sobre los principales indicadores climáticos y sobre ciertas consecuencias climáticas.

El pronóstico de la temperatura mundial anual para 2021 elaborado por la Oficina Meteorológica del Reino Unido sugiere que este año también formará parte de la serie de los años más cálidos de la Tierra, incluso cuando la temperatura se enfriará temporalmente como consecuencia de 'La Niña', cuyos efectos son, por lo general, más intensos durante el segundo año del episodio de ese fenómeno.
(SERVIMEDIA)

Te puede interesar