El calentamiento global de 150 años tumba seis milenios de enfriamiento planetario

Curiosidades 30 de junio de 2020 Por Redacción
El aumento de la temperatura de la Tierra en los últimos 150 años ha superado con creces el enfriamiento global que ocurrió durante los seis milenios anteriores y ello se debe al aumento de las emisiones de gases de efecto invernado.
El calentamiento global de 150 años tumba seis milenios de enfriamiento planetario

- La Tierra se enfrió 0,7ºC en más de 6.000 años y se ha calentado 1ºC desde mediados del siglo XIX, según un estudio

Ésta es la conclusión de un estudio liderado por investigadores de la Facultad de Tierra y Sostenibilidad de la Universidad del Norte de Arizona (Estados Unidos), en colaboración con científicos de otros países, y publicado este martes en 'Scientific Data'.

Los autores trataron de reconstruir la temperatura media global del Holoceno, periodo posterior a la Edad de Hielo que empezó hace unos 12.000 años.

Sus resultados muestran que hace unos 6.500 años comenzó un enfriamiento global, cuando la temperatura promedio a largo plazo del planeta alcanzó 0,7ºC más que a mediados del siglo XIX, momento en que la Tierra inició un periodo que ha llevado a un calentamiento global de más de 1ºC respecto a la era preindustrial.

"Antes del calentamiento global había enfriamiento global", resume Darrell Kaufman, autor principal del estudio, quien añade: "El mundo se enfrió de forma natural y lenta durante al menos 1.000 años antes de mediados del siglo XIX, cuando la temperatura promedio mundial cambió de curso junto con la acumulación de gases de efecto invernadero".

Kaufman apunta que el último estudio, basado en una nueva recopilación de datos paleoclimáticos publicados anteriormente, combinada con nuevos análisis estadísticos, muestra "con más confianza que nunca que el enfriamiento global a escala milenaria comenzó hace aproximadamente 6.500 años".

CLIMA DEL PASADO

A principios de este año, un grupo internacional de 93 científicos paleoclimáticos de 23 países, liderados por Darrell Kaufman, Nicholas McKay, Cody Routson y Michael Erb, publicaron el conjunto más completo de datos paleoclimáticos jamás recopilados durante los últimos 12.000 años, al comprimir 1.319 registros de datos basados en muestras tomadas de 679 sitios en todo el mundo.

En cada uno de esos lugares, los investigadores analizaron evidencia ecológica, geoquímica y biofísica de archivos marinos y terrestres, como depósitos de lagos, sedimentos marinos, turba y hielo glaciar, para inferir los cambios de temperatura pasados. Innumerables científicos que han trabajado en todo el mundo durante muchas décadas llevaron a cabo la investigación básica que contribuye a la base global de datos.

"La velocidad de enfriamiento que siguió al calor máximo fue sutil, sólo alrededor de 0,1°C por cada 1.000 años. Este enfriamiento parece ser impulsado por ciclos lentos en la órbita de la Tierra, lo que redujo la cantidad de luz solar del verano en el hemisferio norte, que culminó en la 'Pequeña Edad de Hielo' de los últimos siglos", dijo Erb, quien analizó las reconstrucciones de temperatura.

CLIMA DEL FUTURO

Desde mediados del siglo XIX, el calentamiento global ha aumentado a aproximadamente 1°C, lo que sugiere que la temperatura promedio mundial de la última década (2010-2019) fue más cálida que en cualquier otro momento durante el presente periodo posglacial.

McKay, quien desarrolló algunos de los enfoques estadísticos para sintetizar datos de todo el mundo, señala que las décadas individuales no se resuelven en la reconstrucción de temperatura de 12.000 años, lo que dificulta la comparación con cualquier década reciente. "Por otro lado, esta última década probablemente fue más fría de lo que serán las temperaturas promedio para el resto de este siglo y más allá, que es muy probable que continúen excediendo 1°C por encima de las temperaturas preindustriales", recalca McKay.

Kaufman considera "posible" que la última vez que la temperatura global media similar a la actual sea anterior a la última Edad de Hielo, hace unos 125.000 millones de caños, cuando el nivel del mar era unos seis metros más alto que ahora.

"Investigar los patrones de los cambios naturales de temperatura en el espacio y el tiempo nos ayuda a comprender y cuantificar los procesos que causan el cambio climático, lo cual es importante a medida que nos preparamos para la gama completa de cambios climáticos futuros debido a causas humanas y naturales", recalca Routson, que añade que el clima del futuro dependerá "en gran medida de la influencia de los factores humanos, especialmente la acumulación de gases de efecto invernadero".

"Sin embargo, el clima futuro también estará influido por factores naturales y se complicará por la variabilidad natural dentro del sistema climático futuro. Las proyecciones del cambio climático mejorarán al tener en cuenta mejor los factores antropogénicos y naturales", apostilla.
(SERVIMEDIA)

Redacción

Periódico digital de actualidad, abierto a la participación de sus lectores, seleccionando las últimas noticias para opinar, compartir y transformar la realidad.

 prensaldia.com es un periódico para tomar posición, opinar y participar 

Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

Te puede interesar