Nuevas manifestaciones populares en Chile. Crece la represión de los carabineros

Mundo 28 de octubre de 2019 Por Redacción
La protesta une a miles de personas de las ciudades de Viña del Mar y Valparaíso, quienes se dirigen hasta la sede del Congreso ubicado en la Avenida Pedro Montt, en la denominada ciudad jardín.
chile-valparaiso-marcha-compressor.jpg_1718483347-580x327
- Marcha en Valparaiso hace el Congreso Nacional. Foto: Reuters

PRENSALDIA150
Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y publicado. ¡Participa!

El pueblo chileno protagoniza este domingo una nueva movilización pacífica, en rechazo a las políticas del actual gobierno conducido por el presidente, Sebastián Piñera.

La protesta une a miles de personas de las ciudades de Viña del Mar y Valparaíso, quienes se dirigen hasta la sede del Congreso ubicado en la Avenida Pedro Montt, en la denominada ciudad jardín.

Medios locales de Chile como Bio Bio, indican que pese al carácter pacífico de la marcha en la Quinta Región ya se han registrado los primeros incidentes cercano a la avenida Pedro Montt y calle Argentina.

Los Carabineros intentaron disuadir a los manifestantes con un carro lanza agua. Igualmente, se reporta el lanzamiento de gases lacrímogenos por parte de los uniformados contra los asistentes a la marcha, quienes se encuentran acompañados con familiares y menores de edad.

Asimismo, medios locales estiman que en la marcha de Valparaíso participan unas 100.000 personas, siendo la convocatoria de mayor masividad en lo que va de semana en la región y desde hace más de 30 años.

Desde mediados del presente mes de octubre el pueblo chileno ha salido a las calles a expresar su descontento y rechazo, con el que era considerado el gobierno modelo por el sistema neoliberal. Las protestas se iniciaron contra el alza del precio en las tarifas del subterráneo de Santiago, medida que ha sido temporalmente suspendida por el Gobierno tras la presión popular.

Sin embargo, las demandas suman una larga lista que incluye poner fin al actual sistema de previsional, administrado por las AFP privadas. También el sector universitario exige educación gratuita y de calidad, mientras los trabajadores denuncian el estancamiento de los salarios, la mercantilización de derechos a la salud y el aumento de los servicios.

En respuesta a la demanda popular, el presidente Sebastián Piñera, anunció un paquete de medidas que incluye un aumento en las pensiones a ciertos grupos de jubilados, un aporte tributario para garantizar un sueldo mínimo a un sector de los trabajadores, impuestos a quienes devengen más de 11 mil dólares al mes y la destitución del gabinete ministerial.

También la respuesta gubernamental frente a la demanda de los chilenos, se ha volcado con una fuerte represión policial. Hasta el mediodía de este domingo, el Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile, reportó 1.092 heridos, de los cuales 237 fueron originados por armas de fuego no identificadas, 3.193 personas detenidas y 17 querellas por violencia sexual.

Denuncian que son al menos 42 los muertos y 121 desaparecidos en Chile
 
Al menos 42 muertos y 121 desaparecidos es la cifra confirmada hasta hoy a causa de la represión policial a las masivas protestas populares en Chile contra las medidas económicas del presidente Sebastián Piñera.

Según datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, al número de víctimas se suman 12 mujeres violadas y miles de torturados, escenas que ?a juicio de observadores- recordaron aquí el tristemente célebre periodo de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Otros informes dan cuenta que 45 personas perdieron la vista en la última semana por disparos de perdigones.

'Hay violación (...), todos los días, esto no es algo que parece, es algo que es, que sucede (?) en nuestro país con este virtual estado de sitio', dijo Constanza Schonhaut, colaboradora del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Sin embargo, Piñera agradeció en su alocución de ayer desde el Palacio de la Moneda el rol de las fuerzas del orden tras el estallido social.

El gobernante admitió que 'escuchó el mensaje' de las protestas y solo pidió la dimisión de todos los ministros y relacionó un grupo de medidas para tratar de apaciguar al país.

Casi dos millones de personas participaron el viernes en lo que denominaron como 'la marcha más grande de Chile' desde el plebiscito que terminó con la dictadura de Pinochet.

Muchas voces exigen radicalizar aún más las demandas, incluso afirman que las medidas para calmar los ánimos no bastan.

El movimiento de protesta quiere una nueva Constitución y la renuncia del presidente Piñera, quien por cierto tiene el 80 por ciento de rechazo popular, de acuerdo con las más recientes encuestas.

(Información de Prensa Latina)

Tomado de cubadebate

Te puede interesar

Prensaldia es un periodico digital colaborativo con noticias de hoy, lo mejor de la prensa digital