Con el ajetreado estilo de vida actual, se hace necesario contratar servicios para realizar diferentes tareas domésticas. Ya no es un asunto de preferencias, sino de necesidad. Esta es una de las principales razones que ha contribuido al aumento de la demanda de empleadas domésticas.

 No sólo por las ventajas que supone contar con este tipo de servicios, sino también por el ahorro que representa tener cuidadoras dentro de la vivienda. Las regulaciones del gobierno han favorecido la contratación de personal doméstico de jornada completa. No es extraño ver cada vez más a personas ajenas al círculo familiar conviviendo juntas.

Por qué contratar empleada de hogar interna con agencias que cumplen las regulaciones

Como ya se ha mencionado, la presencia de empleadas a domicilio es una necesidad cada vez más creciente. De hecho, se estima que tan solo en España existen más de 600.000 mil personas que atienden este sector en crecimiento. Por tanto, conviene escoger muy bien la agencia de colocación de estas trabajadoras. Lo mejor en este caso, es asesorarse con empresas que cumplen las regulaciones de Ley.

 En este sentido, es importante que la empleada doméstica pase por un intenso filtro de selección. No sólo que pueda realizar las labores de la vivienda que necesita el empleador, sino también que sea confiable. Este es un asunto muy serio que debe considerarse, ya que la trabajadora incluso vivir en el domicilio. No es secreto que muchos dueños de hogar pasan gran parte del día fuera. Por tanto, necesitan contar con la mejor aspirante, sobre todo, que sea de confianza.

 ¿Estás pensando en contratar este tipo de prestación? Entonces, necesitas asesorarse con empresas que tienen una amplia experiencia en el sector de colocación de internas, como mSoluciona. Esta compañía no sólo se dedica a reclutar y seleccionar las domésticas más idóneas para el trabajo, sino también tienen una solvente base de datos de empleadas de confianza con experiencia comprobable.

Tareas que desempeñan las trabajadoras de hogar interna

El principal interés de una empresa de colocación se centra en contratar exclusivamente a internas que tienen una comprobada trayectoria profesional en el sector y, más importante aún, que reúna todos los requisitos que espera que cumpla la persona que solicita el servicio. Algunas de las tareas más demandadas que facilitan el día a día al dueño de casa incluyen:

  • Labores de limpieza.
  • Compras para la casa.
  • Preparación de alimentos.
  • Recados, pagos de servicios u otras tareas.
  • Cuidar niños o personas mayores.

Claro, todas estas labores se pueden realizar mejor cuando la persona contratada vive directamente en la vivienda. Las regulaciones exigen que este tipo de trabajadoras deben contar con habitación, de modo que su trabajo pueda adaptarse a las necesidades que surjan. Pero no son las únicas obligaciones que deben recibir por sus prestaciones.

 Aparte de esto, se debe garantizar también estos derechos que están incluidos en el contrato, como remuneración acorde a su trabajo, horarios, descanso como empleada de hogar interna, entre otros. La empleada de hogar interna que contrata mSoluciona cuenta con todos los beneficios y remuneraciones de Ley, algo que no debe preocupar al empleador. Aquí el resumen detallado de los derechos del servicio doméstico internas:

  • Percibir la remuneración mínima que se establece para este tipo de trabajo. Este no debe ser inferior a 825 euros netos y se tiene que acreditar en 12 pagas.
  • El horario de trabajo no debe sobrepasar las 40 horas semanales ni las 20 horas de presencia. El descanso nocturno comprende entre 8-10 horas continuadas.
  • Le corresponde descansar 36 horas semanales.
  • El tiempo mínimo para disfrutar de comidas principales es de 2 horas diarias. Se considera también tiempo de descanso.
  • Tienen derecho a disfrutar de 30 días naturales de vacaciones, el cual puede ser fraccionado en varios periodos, si lo desea la persona.
  • Deben recibir como compensación anual 2 pagas extraordinarias, esto con el fin de adecuarse a los requisitos del salario mínimo.
  • Es obligatorio que cuenten con contrato de trabajo, alojamiento, manutención y seguridad social.
  • Disfrute de los días festivos. Aunque el empleador y contratado pueden llegar a acuerdos al respecto.

Lo cierto es que, aunque hay que hacer frente a varios gastos para contratar domésticas internas, todavía siguen siendo más barato este personal que una trabajadora externa por horas. Y no solo eso. La cobertura que ofrece una cuidadora familiar siempre es más amplia que cualquier externo. Sin mencionar que el coste es menor en comparación con el servicio por horas. Con la entrada en vigencia de la jornada completa se incentiva a estas empleadas, pero también a las familias que se benefician de sus labores.

En suma, nada mejor para solucionar las diferentes tareas de la casa cuando no se pueden atender por cuenta propia que acceder a este noble oficio. Gracias a las normativas vigentes y a la gestión eficiente de compañías de colocación de cuidadoras, estos servicios pueden contratarse con total tranquilidad y seguridad.