Para la mayor parte de las personas la compra de su casa es la mayor inversión que harán en sus vidas, de manera que no puede quedar ningún detalle sin estudiar. Ya superada la crisis económica la compraventa inmobiliaria comienza a animarse, por lo que puede merecer la pena conocer los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de adquirir una vivienda.

Cuando compras una vivienda a estrenar

No siempre podemos ir a pedir una nota simple para saberlo todo de la vivienda, ya que a veces se trata de una nueva construcción. En ese caso es fundamental conocer la promotora que comercializará el inmueble. Se aconseja informarse sobre la situación legal de la compañía, si tiene financiación y si cuenta con una licencia urbanística dentro de un desarrollo con planeamiento aprobado por la administración local.

Hoy en día las compañías del sector están saneadas y ofrecen a los compradores las máximas garantías. No obstante siempre conviene asegurarse acerca de las garantías con las que se cuenta.

Una vez que se tiene esta información y se pide una cita para visitar la vivienda, hay que valorar otras cuestiones. Por ejemplo la orientación hacia el norte o el sur, ya que esto determinará que la casa tenga más o menos luz en el interior; el número de dormitorios o también la distribución de las estancias.

Los expertos recuerdan que en aquellas zonas en las que apriete el calor las orientaciones este y sureste serán las mejores opciones para evitar el problema de las altas temperaturas durante la tarde. Pero si el inmueble se encuentra en una ubicación más fría, las orientaciones hacia el sur, el suroeste y el este favorecerán la incidencia de la luz del sol durante la mayor parte del día, contribuyendo a regular la temperatura.

Si vas a adquirirla sobre plano

Es de vital importancia estudiar las calidades de los materiales, una información que debe venir descrita en la memoria que se puede pedir a la promotora. Se trata de un aspecto a tener muy en cuenta, sobre todo si es una casa sobre plano. Los expertos recuerdan que las calidades dicen mucho de la casa que se va a adquirir.

Comprar sobre plano es una tendencia en el ciclo inmobiliario actual. Por ejemplo, la venta sobre plano supone ya el 60,5% del stock total de viviendas en la Comunidad de Madrid, incluyéndose en esta modalidad las unidades en construcción y las finalizadas. Un 47% más que en 2014, cuando tan solo representaba el 17,9%. En Barcelona este porcentaje ha pasado del 9,4% al 18,2% durante el mismo período.

¿Tendré que firmar un contrato de arras antes de comprar el inmueble?

Sí, el primer documento que hay que firmar es el documento de arras, que equivaldría a reservar la casa. Mediante esta garantía el cliente se asegura de que la promotora no le vendrá el inmueble a otra persona. Su coste se descuenta del precio final de la vivienda, pero no es el contrato definitivo en esta transacción. Pero sí es una función directamente relacionada con la compraventa, ya que la promotora queda obligada a entregar la propiedad al cliente y este a pagar el precio establecido.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.