Tailandia es uno de los principales destinos turísticos del continente asiático, y es que su rica cultura e impresionantes paisajes ofrecen la oportunidad de desconectar de la rutina, al tiempo que permiten conocer un poco más de su historia milenaria y saborear las recetas de su maravillosa gastronomía.

Se calcula que la cifra de viajeros que llegaron en 2017 fue de aproximadamente 35 millones de personas. Este número ha ido aumentando de forma escalonada durante la última década, en parte gracias a los avances que en materia de infraestructura turística ha tenido. Tal es la importancia de esta actividad que representa el 20? los ingresos de la economía nacional.

Destino seguro y amigable con el turista

En general, es un país seguro. Al ser el turismo tan importante, tanto la población como las autoridades se esfuerzan para ofrecer una estancia agradable a todos sus visitantes. Los tailandeses se caracterizan por ser amables y colaboradores con los extranjeros, en especial en el área de los servicios, siempre atendiendo con una amplia sonrisa en el rostro.

Se podría decir que es barato para pasar las vacaciones y que el coste de la vida es bajo para los turistas. Su desarrollo como potencia turística le ha permitido mejorar la oferta en cuanto a alojamiento se refiere, ya que los viajeros tienen la opción de escoger entre una amplia variedad de hoteles, algunos exclusivos y muy elegantes, otros un poco más urbanos o tradicionales, pero todos enfocados en ofrecer un buen servicio.

Riqueza histórica y cultural

Tailandia cuenta con un pasado lleno de riqueza histórica, religiosa y cultural. La religión oficial del país es el budismo, por lo que a lo largo de todo el territorio vas a poder encontrarte con impresionantes templos que te invitan a la meditación. Es tal la importancia de algunas de estas edificaciones que muchos han sido declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La religión juega un papel fundamental en la vida de los tailandeses, aquí vas a ver la estatua de oro macizo más grande del mundo. Se trata de un buda de 5,5 toneladas y tres metros de altura que se encuentra en el templo Wat Traimit, en Bangkok. Dentro de los templos hay guías locales que te contarán los secretos y curiosidades de cada uno de estos maravillosos lugares.

Si te interesa el turismo arquitectónico, este país es el indicado. Tienes una amplia variedad de sitios para conocer desde palacios reales, ruinas de antiguos templos y civilizaciones que marcaron su historia.

Paisajes de ensueño

Si estás pensando en destinos para tu siguiente aventura, los viajes a Tailandia son una opción que no debes dejar escapar. El paraíso de Tailandia es uno de sus principales atractivos con paisajes que parecen sacados de una postal. Sus playas de aguas turquesas y arenas finas en color claro nada tienen que envidiarle a las del Caribe, rodeadas de impresionantes acantilados o una profunda selva.

Sildaviaviajes te ayuda a descubrir Tailandia y todos sus maravillosos secretos. Algunas playas cuentan con mayor afluencia de turistas que otras, en especial aquellas que han servido de lugar dónde se han realizado producciones cinematográficas son las más populares. Todas en general son una gran alternativa para descansar o practicar deportes acuáticos como el paddle surf, snorkel, buceo, jet sky, entre otros, con actividades para toda la familia.

Experiencias inolvidables

Sin lugar a dudas es un destino que lo tiene todo, por ejemplo si viajas en compañía de niños pequeños son muchas las actividades que puedes realizar, todas cargadas de aventura, como visitar un campamento de elefantes ubicado en medio de la jungla, donde podrás alimentarlos, compartir cerca a ellos e incluso dar un paseo en su lomo. Disfrutarás de esta experiencia, al tiempo que conoces un poco más de la flora y fauna tradicional.

En el caso de los elefantes, viven en medio de un santuario natural, por lo que están protegidos y bien alimentados. Compartirás con animales de distintas edades y tamaños, todos ellos muy amigables con los visitantes.

La ciudad que nunca duerme

Bangkok, es conocida por ser una ciudad que nunca duerme. Su ambiente movido y lleno de enormes edificios invitan a adentrarse en ella para conocerla a través de sus calles, sus tradicionales mercados sobre el agua o sus puestos de comida en la calle.

La gastronomía tailandesa está basada en los tallarines, las verduras y el pescado. En general es bastante barata pero deliciosa, todo un festival culinario al alcance de todos con sabores intensos que se caracterizan por siempre tener un toque picante.

Conocer Tailandia es una experiencia enriquecedora desde cualquier punto de vista. Si lo estás considerando como tu próximo destino para pasar las vacaciones, procura incluir en tu equipaje ropa fresca, las temperaturas son elevadas y la humedad es intensa, por lo demás solo te queda disfrutar

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.