Sánchez admite su deuda con los votantes del PSOE por no lograr Gobierno

0
54
Pedro Sánchez (Imagen de Deutsche Welle)

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha admitido que se siente en deuda con los siete millones de españoles que votaron al PSOE el pasado 28 de abril por no haber conseguido conformar un Gobierno progresista.

«Me siento en deuda con los siete millones y medio de españoles que votaron avanzar el 28 de abril y, por tanto, votaron al PSOE. Me siento en deuda porque he intentado un Gobierno progresista y no lo he logrado», dice Sánchez en una entrevista en el diario Levante.

El líder del PSOE afirma que una coalición con Podemos «habría sido un Gobierno paralizado por sus propias contradicciones», en el que ante el «desafío catalán» uno de los socios se planteara «que hay presos políticos o que en caso de que los independentistas quiebren de nuevo unilateralmente la legalidad no apoyen aplicar el artículo 155».

Igualmente, señala que un pacto con Ciudadanos es «ciencia ficción»: «Un señor que no se me pone al teléfono, que me ha vetado y se ha puesto en brazos de la ultraderecha, que cada vez que dice tres palabras, una es Sánchez y para insultar. No creo que tenga mucha verosimilitud», asegura sobre Albert Rivera.

No obstante, Sánchez cree que ahora los ciudadanos van con más información a los comicios del 10 de noviembre porque saben cuál ha sido la posición de los partidos responsables del bloqueo.

Sobre si ve factible un Gobierno a tres como el valenciano con PSOE, Podemos y el partido de Íñigo Errejón, Sánchez afirma que no tiene «ningún problema con el multipartidismo», pero recalca que debe servir para dar estabilidad al país y un Gobierno con un horizonte de cuatro años.

El secretario general del PSOE también sostiene que el independentismo «ha fracasado», garantiza que el Gobierno «cuenta con herramientas constitucionales» para responder ante una «quiebra y fractura de la convivencia» y advierte a la Generalitat que «primero la ley y luego, el diálogo».

Por último, recuerda que el Tribunal Constitucional ha establecido claramente cómo y cuándo puede aplicarse el artículo 155 y resalta que la filosofía del Gobierno si la Generalitat vuelve a la vía unilateral y «pone en riesgo la convivencia» será «primero, firmeza democrática; segundo, proporcionalidad y tercero, unidad». EFE