Presidente de EE.UU. acusa a los demócratas de inactividad: Los datos lo contradicen

0
83
Donald Trump. Foto: Archivo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, acusa continuamente a los demócratas de la Cámara de Representantes de inactividad legislativa, pero datos sobre la labor del Congreso desmienten hoy los señalamientos del mandatario.

Durante meses, el jefe de la Casa Blanca ha arremetido contra los miembros de la fuerza azul, quienes son mayoría en la Cámara Baja, por presuntamente “no hacer nada en el Congreso”, y añade que solo están concentrados en la investigación de juicio político sobre los polémicos tratos del gobernante con Ucrania.

Los demócratas, que no nacen nada, deben centrarse en la construcción de nuestro país, no en perder el tiempo y la energía de todos en tonterías, que es lo que han estado haciendo desde que fui elegido abrumadoramente en 2016, escribió en Twitter a principios de octubre, poco después del inicio esa pesquisa.

Desde entonces ha vuelto varias veces sobre lo mismo, y el pasado domingo reiteró que los miembros de la fuerza azul no están adoptando legislaciones importantes.

Sin embargo, el portal digital Vox señaló que, en lugar de culpar a sus rivales políticos, el mandatario republicano debería girar la atención hacia los integrantes de su propio partido en el Senado.

De acuerdo con ese medio, los demócratas en la Cámara Baja han estado aprobando proyectos de ley a toda velocidad, y hasta el 15 de noviembre pasado, ese órgano había avalado casi 400, sin incluir resoluciones.

Pero el Comité de Política y Comunicaciones Demócratas de la Cámara de Representantes estima que el 80 por ciento de esos proyectos encontraron obstáculos en el Senado, donde el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, dio prioridad a la confirmación de jueces por encima de las normativas.

De ese modo, solo 70 proyectos recibieron la luz verde en las dos cámaras para convertirse en ley en lo que va de 2019, y aunque la actual legislatura todavía más de 12 meses por delante, sus cifras deben estar muy por debajo en comparación con las anteriores sesiones del Congreso, cuando se aprobaron de 300 a 500 iniciativas en dos años.

Según Vox, este panorama ha llevado a los demócratas de la Cámara Baja a denunciar lo que llaman el cementerio legislativo de McConnell, un apodo que el dirigente del Senado ha adoptado con orgullo.

McConnell se llama a sí mismo “el ángel de la muerte” de las legislaciones demócratas que él considera socialistas, pero muchos de los proyectos de ley que nunca llegan al pleno del Senado son asuntos bipartidistas, indicó la publicación.

Entre las iniciativas legislativas que el líder republicano no ha permitido pasar a la consideración de la Cámara Alta se incluyen un proyecto de ley de verificación de antecedentes en las compras de armas de fuego, uno sobre la neutralidad de la red y otro sobre la reautorización de la Ley de violencia contra las mujeres.

“Hemos aprobado legislaciones para aumentar los salarios, proteger y ampliar la cobertura de salud, y reducir los precios de los medicamentos recetados. Continuamos instando al senador McConnell a que acepte nuestros proyectos, muchos de los cuales son bipartidistas”, expresó al respecto el líder de la mayoría en la Cámara Baja, Steny Hoyer.

Un artículo de opinión difundido esta semana en la publicación The Hill calificó de insidiosa la acusación de Trump y los republicanos de que los demócratas se centran solo en la indagación sobre el mandatario e ignoran los demás temas.

“Esto es una táctica de desprestigio para hacer que los estadounidenses crean que los demócratas están eludiendo su deber hacia las personas que los eligieron”, indicó el texto.

Por su parte, la representante progresista Alexandria Ocasio-Cortez dijo tras una de las arremetidas del gobernante que en sus primeros 11 meses en el Congreso ella copatrocinó 339 proyectos de ley y redactó 15, mientras Trump lo que ha hecho es encarcelar a niños y hacer de la corrupción una causa famosa.

A decir de Vox, dado que la Cámara Alta pronto podría estar envuelta en un juicio político si la Baja aprueba los artículos de acusación contra el presidente, las semanas restantes de 2019 podrían ser la oportunidad final para que los senadores avancen legislaciones.

Sin embargo, no hay señales de que los líderes republicanos del Senado aprovecharán esa oportunidad, advirtió el medio.

(Tomado de Prensa Latina)