El Gip de Catania, Nunzio Sarpietro, acepta la solicitud de cierre del Ministerio Público ya que no hay indicios de que se vaya a proceder contra nuestro Comandante Marc Reig y nuestra Jefa de Misión Anabel Montes Mier.

Después de un año de investigación, el Gip de Catania, Nunzio Sarpietro, decidió acceder a la solicitud de desestimación presentada por el Ministerio Público para la investigación abierta tras el desembarco, el 17 de marzo de 2018 en el puerto de Pozzallo, de las 218 personas que se encontraban a bordo de nuestro barco, el Open Arms.

La investigación involucró a nuestro Capitán Marc Reig y a nuestra Jefa de Misión Anabel Montes Mier, acusados de conspiración para cometer inmigración ilegal.

«El objetivo principal es salvar a los migrantes y traerlos a Italia, sin cumplir con las reglas, o más bien violarlas a sabiendas», esta es la acusación hecha contra nuestra ONG, con particular referencia a la negativa a entregar a mujeres y niños, ya rescatados a bordo de nuestro barco, a la llamada Guardia Costera Libia.

Nos alegra saber que se ha dado un paso más hacia la verdad. Reafirmamos que siempre hemos actuado de conformidad con las Convenciones Internacionales y el Derecho del Mar y que seguiremos haciéndolo con un único objetivo: defender las vidas y los derechos de las personas más vulnerables.

Confiamos en que las pruebas judiciales que están surgiendo en los últimos meses serán un obstáculo para las malas elecciones de la política europea y podrán reconstruir claramente una página histórica trágica, la de los miles de vidas ahogadas en el Mediterráneo Central y el silencio de Europa.