Ola de calor llega a gran parte de Europa

0
195
Esta ola de calor afectará el sur y el este del continente europeo, donde las temperaturas podrían superar los 40 °C. Foto: Captura de pantalla del pronóstico de este martes a las diez de la mañana de Windy.

Este martes, y durante el resto de la semana, se esperan altas temperaturas en gran parte del continente europeo, incluidos países como Francia, España y Alemania, debido a una ola de calor que por su intensidad no tiene precedente para un mes de junio desde 1947, según el organismo meteorológico nacional francés, Météo France.

Las autoridades del país galo emitieron una alerta naranja en 53 de los 101 departamentos por las altas temperaturas, que oscilarán este martes en la tarde entre 35 y 39 °C.

El miércoles se espera que la temperatura supere los 40 °C en Besanzón, Clermont-Ferrand, Lyon y otras localidades del este y centro de Francia.

La ola de calor —provocada por una masa de aire caliente llegada de África, muy seca y con polvo en suspensión— también afectará a España desde el miércoles 26 hasta al menos el 1ro de julio.

Se pronostica que los termómetros podrían subir el viernes hasta 45 °C en Gerona, y 44 °C durante el fin de semana en Zaragoza.

La Agencia Estatal de Meteorología española (AEMET) decretó para el miércoles la alerta naranja en cinco provincias del norte, donde se esperan temperaturas de hasta 39 °C. El jueves esta alerta se extenderá a diez provincias ubicadas en el centro y el noreste, en las que podrían ascender a los 41 °C.

La AEMET dijo en un aviso que las temperaturas nocturnas serán significativamente altas, con mínimas mayores de 20 °C, y que incluso en el interior de la mitad sur y centro peninsular, el valle del Ebro y en el área mediterránea, podrían no bajar de los 25 °C.

La meteoróloga Silvia Laplana, de RTVE, dijo en un tuit que esta ola de calor podría batir récords, y que “no es normal” por su intensidad y el área que ha abarcado.

Video insertado

Silvia Laplana@slaplana_tve

El infierno is coming.

Alemania ha tomado también medidas ante la ola de calor. Las autoridades han decidido restringir la velocidad en algunas autopistas por el riesgo de que el asfalto se caliente demasiado y se rompa. En Brandenburgo, cerca de la capital, Berlín, los científicos esperan que las temperaturas lleguen a los 39 °C el miércoles.

Los periodos de calor extremo, o canículas —cada vez más frecuentes—, son una consecuencia de la crisis climática que vive el planeta, según los científicos.

Jean Jouzel, exvicepresidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (GIEC) o Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) —organización de las Naciones Unidas que ganó el Premio Nobel de la Paz en 2007—, dijo que estos fenómenos van a ser cada vez más adelantados, intensos y frecuentes.

Otro investigador, Stefan Rahmstorf, del Potsdam Institute for Climate Impact Research (PIK), aclaró que los veranos más calurosos en el continente europeo desde el 1500 han sido en el siglo XXI, concretamente en 2018, 2010, 2003, 2016 y 2002.

(Con información de AFP, AEMET y Météo France)