Obras para optimizar los servicios en comunidades

0
197

Las casas, fincas o comunidades de propietarios son revisadas anualmente para comprobar el estado de sus servicios e instalaciones comunes como jardines, piscinas y canchas deportivas.

Los sistemas más vulnerables son los eléctricos y las calderas de distintos combustibles, así como también lo son los cerramientos, portones y cerraduras, especialmente si son utilizados por varios usuarios a la vez.  

Reparar o sustituir cerraduras para una máxima seguridad

Contar con el servicio de buenos cerrajeros 24 horas en Rocafort es imprescindible porque no solamente atienden casos de emergencias, sino que trabajan para hacer las reformas necesarias para sentirse seguro y protegido en casa. Los cerrajeros Rocafort son profesionales con soluciones y materiales de calidad que garantizan la máxima confianza. Los cerrajeros urgentes Rocafort también realizan asesoramientos antes de reparar o sustituir los cerramientos o automatismos.

Ya sea con cambios de cerraduras de borjas a perfil europeo, los profesionales trabajan con puertas, bombines y cerraduras con la última tecnología anti-ganzúa, anti-bumping. Uno de los problemas más frecuente es la rotura o el extravío de llaves. Aunque esta situación desagradable ocurre en la noche, siempre va a estar disponible uno de estos profesionales, que en menos de 20 minutos, llegará al domicilio, abrirá la puerta y sustituirá la cerradura.

Otro de los servicios más frecuentes para las comunidades son la reparación e instalación de lamas, cabezales y motores de persianas automáticas. Los buenos cerrajeros se han especializado y se actualizan en todo tipo de mecanismos de seguridad y de marca.

Según la funcionalidad y el nivel de seguridad, hay varios modelos de cerraduras desde las más simples como las cilíndricas, las de embutir, sobreponer y las digitales.Estos nuevos sistemas están diseñados con ganchos antipalanca y cierres automáticos que protegen todos los puntos y el picaporte.

En materia de seguridad, es importante que los propietarios e inquilinos establezcan normas para el uso y préstamo de llaves, especialmente de áreas comunes como terrazas, salones y piscinas. De esta manera, se evita situaciones indeseables como robos y extravíos. 

Mantenimiento de lo sistemas eléctricos  

Al seguir la premisa es mejor prevenir que lamentar, el sistema eléctrico del hogar y de la comunidad de vecinos requiere de revisión constante para evitar cortocircuitos y electrodomésticos dañados. Los electricistas Leganes no solamente acuden para reparar, sino también para realizar diagnósticos preventivos, instalar nuevos sistemas y cambiar bombillas de mayor ahorro.  

Los residentes que deseen instalar un sistema de iluminación LED en sus jardines o terrazas, pueden contratar el servicio de estos técnicos, especializados en la última tecnología, con el propósito de exhibir luces de última generación y muy eficientes. A su vez, ejecutan funciones más simples como cambios de enchufes y sustitución de interruptores. 

Otro aspecto importante que se puede considerar es la medición del consumo eléctrico promedio de la vivienda y comprobar que se encuentra en los niveles óptimos. Así como también, garantizar que la factura mensual sea accesible.

Para distintos trámites, las instituciones públicas y privadas solicitan boletines de electricidad sobre el consumo del domicilio. Los profesionales están capacitados y autorizados para redactar este reporte, con total confianza.

En busca de una mayor transparencia, las tarifas de los servicios están publicadas, esto garantiza que no va a haber gastos sorpresas durante la obra. Lo mejor de este servicio es la eficiencia y rapidez, sin retrasos indeseables.

El mantenimiento eléctrico va dirigido a evaluar el funcionamiento óptimo de los dispositivos, su eficiencia y amigabilidad con el medio ambiente, lo que significa un menor desperdicio calórico. Algunos usuarios al observar el aumento del pago de la factura por el servicio eléctrico, pueden contratar a los profesionales para evaluar qué parte del inmueble está provocando este incremento en la factura.

También se debe comprobar los sistemas eléctricos y cableado de las áreas comunes de los inquilinos, y mantenerlos ordenados, limpios y libres de humedad. Manipular con higiene los desperdicios y contar con el debido control de plagas.

Revisar el estado de las calderas

En las viviendas en donde no llega el sistema de canalización de gas, los propietarios suelen usar calderas de gasoil porque son más económicas. En Hidalgas, se encuentran los modelos más modernos de calderas de gasoil, en busca de una mayor eficiencia en el calentamiento del agua dentro del hogar.

Los dispositivos están diseñados para resistir a temperaturas elevadas y algunos incluyen sensores que apagan el calentador en caso de emergencias. A fin de proveer una mayor seguridad, los técnicos instalan productos originales con el certificado del fabricante.   

Antes del próximo invierno, se recomienda a los vecinos comprobar el estado de calidad de la caldera y verificar que no presenta fugas que si no son atendidas, pueden ser peligrosas.

Por ley, Real Decreto 102/2007, las calderas deben ser revisadas cada año para comprobar su funcionamiento. Los propietarios serán responsables ante siniestros a terceros causados por el desperfecto del dispositivo en su vivienda.

Estos sistemas funcionan de la siguiente manera: el gasoil se traslada al conducto hasta la cámara de combustión, donde se atomiza y los electrodos producen una descarga eléctrica que genera llamas controladas. 

La combustión es conducida a las cámaras, donde se calienta el agua para las duchas, sistemas de calefacción u otros electrodomésticos conectados.

Los profesionales saben que las calderas deben ser alimentadas de forma oportuna con su respectivo combustible, porque si se encuentra en niveles mínimos, este libera impurezas que atascan los filtros. Antes de hacer el mantenimiento, la caldera se apaga y se efectúa la revisión. 

La limpieza de filtros, sustitución de boquillas inyectoras y otras tareas más complejas, solamente deben ser cumplidas por los profesionales calificados para evitar accidentes. Los usuarios pueden mantener el termostato en una cifra promedio de 70°. Hay que recordar que la seguridad de la comunidad es responsabilidad de todos.

 Un sistema de seguridad nuevo que comprenda unas cerraduras y una puerta del garaje más seguras y eficientes, un sistema eléctrico que abarate los costes de la luz de la escalera o la implantación de una caldera de gasoil… Sí, se pueden decir que son buenos motivos para generar una mejor convivencia vecinal.