Para conocer cómo se calcula el sueldo neto y saber en realidad con cuánto dinero cuentas a fin de mes para invertir o gastar, debemos tener claros una serie de conceptos que te ayudarán a entender un poco más este tema.

Conceptos a tener en cuenta

Sueldo

Es la cantidad de dinero que recibe un empleado a cambio de la prestación de sus servicios en una determinada empresa.

Sueldo bruto

El salario bruto es la cantidad que la empresa acordó pagar a cambio de tus servicios, sin las deducciones de nómina que la ley estipula. Este sueldo es el que acuerdan empresas y trabajadores en el contrato u oferta de trabajo.

Sueldo neto

Es el total que resulta de aplicar las diversas contribuciones y retenciones al salario bruto, siendo el dinero que efectivamente la empresa te va a pagar mes a mes.

¿Cómo se calcula el sueldo neto?

Para poder calcular sueldo neto debes contar con cierta información que se requerirá en el momento de efectuar el cálculo y en la medida que los datos sean exactos el cálculo será más razonable.

Debes saber qué tipo de contrato tienes, si es general (se aplica una retención de seguridad social del 6,4%) o si es inferior a 6 meses (se aplica una retención de seguridad social del 6,35%).

Tienes que saber cuál es tu salario bruto ofrecido. A este salario debes deducirle:

Las retenciones

Debes tener a mano información sobre el estado civil e ingreso del cónyuge, año de nacimiento, grado de discapacidad y número de descendientes.

Las contribuciones

El porcentaje que te retendrán por nómina puede variar de un 2% a un 46%, dependiendo de algunas condiciones como tipo de contrato de trabajo, salario bruto anual, edad, número de pagas.

Si tienes dudas del porcentaje que te están reteniendo consúltalo con el personal de Recursos Humanos de la empresa en la que trabajas, ellos deberán decirte como se obtuvo. Existe una calculadora de I.R.P.F. ofrecida por la Agencia Tributaria que nos ayudará a obtener el porcentaje de retención que nos van a aplicar.

Con estos pocos pasos ya sabrás cuál es tu sueldo neto. Ahora veamos un ejercicio práctico a través del cual te demostraré el cálculo. Supongamos que se tiene un contrato de servicios con estos datos:

 

  • La persona va a percibir de sueldo bruto anual 30.000 euros
  • Número de pagas al año: 12
  • tipo de contrato: Indefinido
  • Número de hijos: 1
  • Cónyuge: soltero
  • Edad: 30 años

 

Como primer paso tomamos el sueldo bruto y lo dividimos entre doce para conocer el sueldo bruto mensual.

30.000 euros anuales / 12 meses = 2.500 euros mensuales.

Al sueldo bruto mensual le aplicamos el porcentaje de retenciones, que según nuestro ejemplo por ser a tiempo indefinido le corresponde un 6,35%.

30.000 euros anuales x 6,35% = 1.905 euros / 12 meses = 158,75 euros.

Eso nos da que por concepto de retención a la seguridad social debes pagar mensualmente 158,75 euros.

Para obtener el porcentaje de IRPF a pagar hemos utilizado una de las calculadoras disponibles en una página de internet. El porcentaje que ofrecido según los datos introducidos en la herramienta por concepto de impuesto es 14,89%.

Para determinar la cuota para pagar el IRPF tomamos como referencia el sueldo bruto y le aplicamos el porcentaje obtenido, dividido entre doce.

30.000 euros x 14,89%= 4.467 euros anuales / 12 meses = 372,25 euros mensuales a deducir por concepto de IRPF.

Para conocer el sueldo neto anual, hemos cogido el sueldo bruto anual y le hemos restado los conceptos de retención de seguridad social e IRPF, dándonos el sueldo neto anual, para determinar el mensual dividiendo el resultado entre doce.

30.000 euros anuales – 1.905 euros anuales – 4.467 euros anuales = 23.628 euros anuales.

23.628 euros anuales / 12 meses = 1.969 euro mensuales. Como resultado tenemos el sueldo neto anual que son 23.628 euros y mensual 1.969 euros.

En internet existen diversas páginas web que te explican con detalle el cálculo del sueldo neto, también cuentan con plantillas que al introducir los datos requeridos determinan cuál es tu salario neto.

 

La mayoría de las empresas colocan en sus ofertas de trabajo el sueldo bruto que vas a cobrar, por lo que a la hora de comparar dos propuestas de servicios debes asegurarte que las mismas estén expresadas bajo las mismas condiciones, es decir, que ambas tengan el mismo tipo de sueldo y así poder hacer las comparativas.