Los imprescindibles para esta primavera

0
99

Aunque el invierno no haya sido de los más intensos de los últimos años, la primavera llega con nuevas tendencias que harán que las calles vuelvan a vestir de color, tejidos suaves e innovadores y de un calzado para el gusto de todos.

Las marcas empiezan ya a mostrar algunas de sus prendas estrellas, en las que los pitillos vuelven a ser protagonistas de los looks más casual pero también de los más elegantes para un afterwork en forma de imitación de cuero y en colores como el negro o granate.

Solo es necesario ver por dentro cuáles serán las colecciones para ver que los guiños a los 80 estarán más que presentes con longitud de pantalones que vuelven a dejar a la vista los tobillos para vestir los pies con altos tacones para las más atrevidas, pero también con deportivas para las que busquen la comodidad. Bastará cambiar de unos a otros cuando se quiera.

Para las partes superiores hay dos grandes protagonistas: cazadoras de cuero y vaqueras.

Las inolvidables cazadoras de cuero de finales de los años 80 y principios de los 90 que llenaban el Londres más punk vuelven a la calle versionadas en colores y anchuras. Sin duda, para las más románticas, los colores pasteles serán los grandes aliados que, con un vaquero y tacón, servirá de look para cualquier ocasión y cita.

La cazadora vaquera es un atemporal. Da igual la temporada que sea, siempre estará presente. Esta vez, esta primavera, vuelve el corte más clásico de una prenda que sabe cumplir años imperturbable.

La mujer que prefiera optar por vestidos y faldas, tiene dos grandes aliados en los largos. El vestido tipo bohemio se impondrá en su versión más larga para traer el sueño rural a la calle, acompañado de bolsos que ganan protagonismo colgados del hombro, pero en su tamaño más mini.

Si, por el contrario, se busca mostrar algo más de pierna, el corte recto será el que llene los escaparates estos meses con gasas y volantes como protagonistas para dar movimiento a un look para cualquier hora.

Por lo que se ha podido ver, no será este año el de los grandes estampados ni florales ni geométricos sino que se tenderá a combinar gamas de colores para un look monocolor en el que destaquen los complementos como parte llamativa con pendientes XL, bolsos con cromados y gafas de sol cada vez más pequeñas.