¿Has oído alguna vez hablar del revolving? Aunque es probable que desconozcas el término, puede que seas una de las personas afectadas por este producto bancario tan complejo que esconde intereses abusivos y se consideran usurarios.  

Sin embargo, la parte positiva es que las tarjetas revolving pueden reclamarse ante la justicia para recuperar el dinero y ya se encuentran respaldadas por la jurisprudencia.

¿En qué consiste realmente una tarjeta o crédito revolving?

Las tarjetas o créditos revolving son un producto ofertado por las entidades bancarias que permiten realizar compras aunque no se disponga de dinero en la cuenta, con la posibilidad de devolver las cantidades de dinero prestado en cuotas muy asequibles.

Aparentemente se trata de un producto sencillo y útil para afrontar ciertos pagos cotidianos, pero “el problema es que esas cuotas tan bajas esconden unos tipos de interés tan altos en su composición que prácticamente no permiten amortizar nada del capital adeudado. De este modo, aunque el cliente pague las cuotas, la deuda no disminuye e incluso en algunos casos aumenta. Además, los intereses generan nuevos intereses y así se crea una espiral de deuda impagable”, así lo advierten los abogados especialistas en anular tarjetas revolving de la plataforma indemniza.me.

Concretamente, los tipos de interés para la devolución del préstamo en este tipo especial de tarjeta de crédito pueden llegar a ser hasta del 30%, además de otro tipo de problemas como la falta de transparencia y de información con la que los bancos ofrecen este producto.

La reclamación de las tarjetas revolving

Desde indemniza.me explican que “cuando el cliente deja de pagar alguna cuota comienza una operación de acoso telefónico y postal por parte de la financiera, amenazas de inclusión en ficheros de morosos, etcétera”.

No obstante, si has sido víctima de estas condiciones abusivas de los créditos revolving puedes poner una reclamación ante la justicia para recuperar todo el dinero abonado. “Los usuarios de estas tarjetas contactan con nosotros habitualmente después de años pagando cuotas sin saber realmente ni cuánto dinero deben, ni el tipo de interés que les están aplicando”, concluyen desde indemniza.me.

El Tribunal Supremo en su Sentencia 628/2015 de 25 de noviembre de 2015 ya anuló varios préstamos revolving por considerarlos usura, por lo que ante cualquier reclamación existe la posibilidad de anular las tarjetas de pago revolving y recuperar el dinero.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.