La Universidad de Córdoba devuelve a la sociedad 2,4 euros por cada euro que recibe de la administración

0
260

CÓRDOBA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) –

La Universidad de Córdoba (UCO) contribuye de forma indirecta a aumentar la recaudación fiscal de Andalucía, a través del IRPF y el IVA que se recauda de sus graduados, en 244,5 millones de euros anuales, de modo que la institución devuelve a la sociedad 2,4 euros por cada euro que la administración pública destina a su financiación.

Así se extrae del ‘Estudio de la contribución de la Universidad de Córdoba a su entorno económico y social’ que ha presentado este miércoles el rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos, en el que también se expone que, además, la actividad derivada de la existencia de la Universidad de Córdoba generó en 2017 369 millones de euros de renta y 8.677 empleos en Andalucía.

Estas cifras equivalen al 0,25 por ciento del PIB y el 0,31 por ciento del empleo andaluz y a nivel provincial, suponen el 2,7 por ciento del PIB y el 3,3 por ciento del empleo de Córdoba.

El informe, dirigido por el investigador del IVIE José Manuel Pastor y realizado por el equipo de investigación formado por Joaquín Aldás, Lorenzo Serrano, Eva Benages, Ángel Soler y Jimena Salamanca, analiza el impacto económico de la Universidad de Córdoba sobre Andalucía en el corto plazo, es decir el generado por el gasto asociado a la actividad de la UCO en la producción (ventas), la renta y el empleo de la región.

Igualmente, el mencionado trabajo explica la contribución al desarrollo socioeconómico de Andalucía en el largo plazo, a través de la formación de capital humano y capital tecnológico.

La actividad propia de la Universidad de Córdoba genera en el sector de la educación de Andalucía 142,9 millones de producción (ventas de las empresas), 92,1 millones de euros de renta y 2.560 empleos (plantilla docente, administrativa y contratada con cargo a proyectos de la UCO).

Por su parte, la actividad asociada, generada por los agentes relacionados con la actividad de la Universidad (estudiantes, visitantes y congresistas), genera unas ventas en las empresas de 573,9 millones de euros (producción), aumenta la renta en 277 millones y permite generar o mantener 6.117 empleos anuales adicionales.

PRODUCCIÓN DE 717 MILLONES

En total, la suma de la actividad productiva propia de la UCO y la de sus agentes asociados (actividad asociada) representa para la economía de Andalucía una producción de 717 millones, una renta de 369 millones y 8.677 empleos. El sector de la educación es el más beneficiado por el impacto de la Universidad, ya que absorbe más de la cuarta parte de las rentas generadas (el 27,7%) y la tercera parte (33,6%) del empleo. También se benefician de forma importante los sectores del comercio, la hostelería, las actividades administrativas, el transporte y las actividades artísticas y recreativas.

En cuanto a los efectos a largo plazo de la Universidad de Córdoba, el informe incide en la formación de capital humano como uno de los más relevantes. La UCO es responsable del 9,1 por ciento de las dotaciones de capital humano de la población activa de la provincia. El valor económico de ese capital humano generado por la Universidad alcanzó los 1.377 millones de euros en el curso 2015/2016.

El estudio estima también que la UCO contribuye a aumentar en un punto porcentual la tasa de actividad de Córdoba y a reducir en 0,4 puntos la tasa de paro. En términos absolutos, esto significa que, sin la contribución de largo plazo de la Universidad, la población activa de Andalucía se reduciría en 5.800 personas y la población ocupada perdería 7.300 empleos.

En este sentido, la Universidad de Córdoba también contribuye a incrementar la recaudación fiscal a través de los impuestos adicionales que pagan sus titulados (IRPF e IVA) como consecuencia de sus mayores ingresos. En concreto, la UCO permite, de forma indirecta, aumentar la recaudación fiscal anual en 244,5 millones de euros y, de esa forma, devolver a la sociedad aproximadamente 2,4 euros por cada euro que la administración pública destina a su financiación.

La UCO también tiene un papel destacado en las actividades de I+D de la región, con unos gastos desde el año 2000 que han acumulado en 2016 un capital tecnológico por valor de 378 millones de euros.

En definitiva, la UCO contribuye al crecimiento económico regional a través del aumento del capital humano de los ocupados, las tasas de actividad y de ocupación y por el aumento del capital tecnológico generado en sus actividades de I+D. De esta forma, la UCO contribuye a la renta per cápita de Andalucía y, según las estimaciones realizadas, sin la Universidad, la renta per cápita de la autonomía sería 651 euros inferior a la actual.

CUATRO CAMPUS, ONCE CENTROS DE FORMACIÓN

La UCO cuenta con cuatro campus en los que se distribuyen once centros de formación (diez propios y uno adscrito). La institución ofrece 31 grados y 46 másteres oficiales a sus 18.646 alumnos y alumnas matriculados (15.813 en cursos de grado y 1.446 en másteres).

En el caso del alumnado de grado, el 70,6 por ciento de los estudiantes es de Córdoba, mientras que un 18,6 viene de otras provincias andaluzas y el 10,8 procede de fuera de la comunidad autónoma. Con respecto a los másteres, la institución atrae un 18,5 por ciento de estudiantes de otras provincias andaluzas y otro 17,3 de alumnos cuya residencia habitual se sitúa fuera de Andalucía. El porcentaje de alumnado de máster que procede de fuera de la provincia de Córdoba ha crecido un 23 desde 2009.

La evolución en cuanto a la actividad investigadora también ha sido positiva en la UCO, ya que su producción científica (número de publicaciones) ha crecido un 77,8 por ciento desde 2006 y, en términos ‘per cápita’ (publicaciones por profesor) el crecimiento ha alcanzado el 79,1 por ciento. La capacidad investigadora media del profesorado de la UCO está por encima de la media del resto de universidades públicas presenciales españolas. La UCO representa el 10,5 por ciento de la producción científica y 8,2 por ciento del importe de los contratos de I+D de las universidades andaluzas.

DOBLE OBJETIVO DEL INFORME

El rector, José Carlos Gómez Villamandos, ha señalado que con este informe se pretendía un doble objetivo: dar a conocer a la sociedad cordobesa y la comunidad universitaria el impacto de la UCO con el objeto de que sea un punto de partida y de mejora para que ese impacto sea cada vez mayor , «poniendo en valor todo lo positivo que se hace» y utilizar sus conclusiones cuando la universidad se encuentra en el ecuador de su II Plan Estratégico para que sirvan para definir el nuevo plan.

Gómez Villamandos ha afirmado que «la UCO es un proyecto colectivo de su comunidad universitaria, pero también de Córdoba y su provincia, y es importante que seamos capaces de dar argumentos para sentirse orgullosos y profundizar en la generación de un sentimiento de pertenencia». En este sentido, se decidió abordar este estudio de impacto en el que «datos, como que haya un retorno de un 240 por ciento por cada euro invertido, son suficientemente evidentes del peso que tiene la Universidad en Córdoba y ponen en valor a nuestra universidad».

CONTRASTAR RESULTADOS

En relación a la elección del IVIE para la redacción de este estudio, el rector ha señalado que responde a la credibilidad de esta institución externa, con un protocolo consolidado que ya se ha aplicado a otras universidades, «con lo que aporta el valor añadido de poder contrastar los resultados con otras universidades y que eso nos pueda ayudar en esa línea de mejora».

El presidente del consejo social, Francisco Luis Córdoba, ha destacado los resultados de este informe «es un aval de esa labor determinante de la UCO en la sociedad cordobesa». Se trata de «una radiografía de una obviedad» que debe servir de factor de estímulo de instrumento para generar una nueva responsabilidad y convertir este instrumento en un mapa de progreso para la UCO y la provincia.