España está en la cola de los países Europeos en cuanto a la calidad del aire y ha recibido avisos reiterados de Bruselas por haber incumplido los límites de dióxido de nitrógeno (NO2) desde se definieron en el 2010.

Hoy, jueves, la Comisión Europea ha anunciado que, contra toda expectativa, el Estado español no estará entre los siete países demandados ante el Tribunal de Justicia de la UE por sus altos niveles de contaminación atmosférica.

Como ha reconocido el propio Comisario de Medio Ambiente, Karmenu Vella, la decisión de la CE ha sido gracias a las medidas para reducir la contaminación y proteger la salud de la ciudadanía que han llevado a cabo los gobiernos de Ada Colau y Manuela Carmena. Si se aplican políticas como el Plan A de Madrid o el protocolo de actuación ante los episodios de contaminación del aire de Barcelona, nuestras ciudades podrán cumplir con la directiva en unos meses.

“Cada año mueren 250 vecinos de Barcelona por culpa de la contaminación atmosférica. Los ayuntamientos están haciendo políticas valientes para hacer ciudades más saludables pero lamentablemente el Gobierno con su obstruccionismo sigue siendo cómplice de estas muertes”, ha manifestado el portavoz de Barcelona En Comú, Enric Bárcena. “Nos decepciona que la CE no sancione a los Estados de manera contundente cuando las vidas están en juego. Hace años que España debería haberse sentado en el banquillo”, ha dicho.

Este viernes 18 de mayo a las 18 h en Barcelona, concejales y eurodiputados debatirán el papel de las ciudades y de la UE en mejorar la calidad del aire en el cuarto debate del ciclo ‘Del Barrio a Europa’ en Sant Andreu.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.