La abstención explicada por Umanità Nova

0
159

Natale Salvo

Es la crítica, incluso la más tenaz, la que puede aportar la solución a este problema. El análisis de las últimas elecciones europeas, con el enésimo aumento del fenómeno del abstencionismo, realizado sobre todo por el movimiento populista de las Cinco Estrellas (6,2 millones de votos sombreados en comparación con el año anterior; 1,2 millones en comparación con las elecciones europeas anteriores), en lugar de centrarse en los votos, debería concentrarse en los no-votos.

«El no-voto -explica Donatella Natta en la página web Sociológicamente– expresa tanto una falta de integración en la sociedad como una forma de protesta política […] atestigua una individualización de la sociedadun distanciamiento de la política, o incluso una forma de politización crítica y negativa que conduce a un uso estratégico de la papeleta de votación. (Missika, 1992)».

El artículo representa que, según un estudio de Mannheimer y Sani (2001), el 20% de la abstención es forzado(es decir, hay un impedimento objetivo: distancia del asiento, vejez, etc.), el 50% se debe a una actitud pasiva(distancia, desinterés y falta de implicación). Por último, el 30% no acuden a las urnas impulsados «por sentimientos de protesta que identifican una reacción activa al mostrar sentimientos disidentes y negativos hacia el sistema político» o como una acción punitiva hacia la fuerza política a la que se sienten apegados.

Tratemos de examinar el último segmento de la abstención, empezando por la crítica.

¿Y qué críticas importantes pueden venir de los anarquistas? Intentamos leer algunas reflexiones en su revista«Umanità Nova».

Leemos sobre el distanciamiento de los partidos frente a los problemas y necesidades de los ciudadanos, de la falta de credibilidad en las promesas de los partidos políticos, de la ausencia de propuestas verdaderamente alternativas y superponibles, de la falta de escucha de los ciudadanos (que puede interpretarse como una petición de democracia directa).

«Ante el desinterés de los gobernantes acerca de las condiciones de los ciudadanos, los ciudadanos respondieron con desinterés en los juegos políticos de la mayoría y la oposición», escribe Tiziano Antonelli en «Umanità Nova«.

«¿Cree usted que una Europa solidaria, basada en la integración, la justicia social, etc., puede salir de una campaña electoral que, como todas las campañas electorales, se basa en la manipulación, en las falsedades, en los efectos dominó y, en la presión de los medios de comunicación?, pregunta Massimo Varengo en «Umanità Nova«.

«Si analizamos los méritos de las cosas -explica-, nos damos cuenta de que en muchos aspectos los contrastes entre soberanos y europeístas son sólo de forma y no de sustancia. Por ejemplo, en comparación con la política fiscal adoptada en Europa, podemos ver cómo, en la búsqueda de ingresos procedentes de la tributación de los enormes beneficios de las multinacionales, los gobiernos de cualquier orientación y color se comportan de la misma manera.”

El autor pide «no caer en las trampas de las falsas alternativas y de las menos drásticas» y, de manera más general, en la «estafa inherente al mecanismo representativo«.

«Sin embargo, si el voto no es necesario, la abstención no es suficiente«, continúa. «Por lo tanto, sería apropiado, en lugar de preocuparse por los resultados de las elecciones, comenzar a organizar la movilización, a través de iniciativas de propaganda y luchainiciativas concretas, junto con la contrainformación.”

Derecha o izquierda y la abstención. «El rechazo es precisamente con respecto a estos bandos oficiales, además de percibir el sistema democrático como irrelevante en términos de intereses sustanciales. Se dice más eficazmente: una gran parte del abstencionismo ya no cree o ha dejado de creer en la democracia representativa como regulador de sus propios intereses«, añade Stefano Raspa, siempre en «Umanità Nova«.

¿Por qué la abstención fue sólo por parte de los Cinco Estrellas? «La izquierda italiana primero engañó y luego traicionó a las masas» con el resultado de «expulsar una gran parte del proletariado de las partes del «pueblo» (Liga y 5 estrellas)», pero es «esa amalgama interclasista con la que históricamente la derecha, y más precisamente los fascistas, siempre ganan«, explica Raspa. «La derecha siempre está en alza «tan pronto como surge el riesgo de una crisis capitalista que podría poner en tela de juicio el orden de las cosas«, dice.

En resumen, para creer en la redacción de «Umanità Nova», hay una evolución continua (involución) y hay que esperar a que el ciclo, el recurso histórico, se desarrolle en toda su extensión y concluya posteriormente.