El pasado domingo, 18 de noviembre, ha salido a la calle en su 74ª convocatoria la Marea Blanca, convocada por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid -MEDSAP-Marea Blanca. Como cada mes desde hace años, la Marea Blanca sigue reclamando el derecho a la salud de usuarios y trabajadores.

En esta ocasión, llevaron a cabo el “Abrazo al Hospital Norte, Infanta Sofía“, de Madrid con el lema “Hospitales 100% públicos; laboratorios y técnicos superiores de laboratorio, tambien

Fotos de Juanjo Delapeña

Durante el acto, se leyó un manifiesto que reproducimos íntegramente a continuación.

¿POR QUÉ abrazamos el hospital Infanta Sofía?

PORQUE forma parte de nuestro programa alterno de Abrazo a Hospitales, sujetos a la descapitalización neoliberal que no tiene ninguna razón de ser, salvo la aplicación de su programa. Que paga deuda financiera en vez de servicios públicos y que mantiene empresas especuladoras de la salud, nutridas en más de un 45 % con dinero que se desvía de los fondos públicos a la Sanidad Privada: un desfalco sin precedentes.

PORQUE vemos aquí el ejemplo de los modelos Aguirre y otros, y sus consecuencias, continuadas hoy por Ángel Garrido, Presidente actual de la Comunidad de Madrid, quien sigue manteniendo un plan depredador que ha destruido un buen sistema sanitario público, cuando todos deberían haberlo fortalecido con una inteligente gestión directa; ese plan está perjudicando seriamente la salud de pacientes y trabajadores.

El Hospital del Norte, Infanta Sofía, está  construido en terreno público, pero por empresas privadas que nos ha hecho contraer una carga en cánones por 30 años a pagar a constructoras y a fondos de capital riesgo, que un día huyen y nos dejan empantanados o que chantajean con que necesitan más. En este caso, fue Acciona la afortunada que se ha embolsado cientos de millones que seguimos pagando sin ninguna necesidad, porque la realidad es que éste fue el capricho de una ex presidenta que quiso emular a Margaret Thatcher cuando ya hacía tiempo que se sabía que había sido la ruina de la Sanidad Pública Inglesa, antes también referente para el mundo.

Por tanto, la historia de este hospital deriva de los manejos políticos de un modelo que ha dado pie a numerosas evidencias de corrupciones ligadas a objetivos políticos; pagamos hasta ocho veces más por cubrir nuestra Sanidad Pública con agentes externos y poca vigilancia pública; de ahí que hay numerosas cuestiones que hacer visibles y que sucintamente enumeramos relatadas por sus protagonistas:

Los ciudadanos, usuarios y pacientes, titulares del la Sanidad Púbica tenemos que decir que existen seis reivindicaciones sobre las que hemos venido denunciando:

PEDIMOS QUE SE TRABAJE para que el Centro de Especialidades “La Paz”, de la c/ Blas de Otero de Alcobendas, vuelva al funcionamiento que tenía hace años, para que vuelva a reunir todas las consultas que entonces tenía, necesarias para la población de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes (Sanse) especialmente, pero para todos los pueblos y ciudades que dependemos de las Consultas Externas saturadas de este Hospital.

PEDIMOS LA CONSTRUCCIÓN URGENTE del Centro de Atención Primaria de Dehesa Vieja (Sanse), EXIGIMOS que tenga una fecha cierta de llegada a término, porque las palabras de la Gerente de Atención Primaria de la Consejería de Sanidad con la que estuvimos hace poco reunidos, no son nada esperanzadoras, dijo que “verá la luz probablemente a finales del 2021”. Es increíble cómo lo que manifestó el anterior Consejero de Sanidad, Sr. Sánchez Martos y el propio Gobierno Municipal de Sanse se ha convertido en “papel mojado”. Ahora lo Supeditan a la aprobación de los Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2019 y 2020, y a las diferentes gestiones administrativas requeridas, y teniendo en cuenta que su urgencia no es, a juicio de la Consejería de Sanidad, máxima, no pueden garantizar otra fecha; pero los ciudadanos de Sanse pagan sus impuestos también y no se están ocupando de ellos como se merecen.

EXIGIMOS el aumento de ambulancias para una atención eficaz a pacientes, que necesitan  desplazamientos ágiles y con el suficiente personal según los casos y seguros a los centros sanitarios; en concreto en lo referente a su actuación programada, para evitar esas larguísimas esperas que sufren los pacientes que tienen que utilizarlas para desplazarse hasta y desde el Hospital.

EXIGIMOS el funcionamiento del Servicio de Urgencias de Atención Primaria, SUAP,  que está en el Centro de Salud “Reyes Católicos” de Sanse, que debe potenciarse con todo el  personal necesario que este servicio requiere, con ellos se evitará la saturación de las Urgencias del hospital.

EXIGIMOS la comprometida apertura de la Torre 4 del Hospital del Norte-Infanta Sofía; una necesidad requerida también por la propia Gerencia del Hospital, sobre el que hablarán los profesionales.

EXIGIMOS EL RESCATE de los Laboratorios de Análisis Clínicos de los Hospitales modelo “Aguirre” que tiene su cabecera en este Laboratorio Clínico Central, situado en este mismo edificio y del que luego seguirán hablando.

LOS PROFESIONALES decimos:

Desde la apertura del centro en 2008, la demanda asistencial ha ido incrementándose paulatinamente, en relación a un aumento exponencial de la población, sobre todo senil, con un gran número de residencias en nuestra área de influencia, mas de 64% desde su apertura,  y la falta de adecuación a dicha demanda, que supone el hecho de no haberse ampliado la capacidad de camas de hospitalización, cuando el potencial del hospital permitía dicha expansión.

Por poner un ejemplo, el Hospital de Torrejón, que Sanitas y Asisa acaban de vender al fondo buitre americano Centene, y que será gestionado por Ribera Salud, atiende una población de 147.000 ciudadanos, y tiene 250 camas disponibles para ingreso, que iguala la capacidad del H.U. Infanta Sofía, con más del doble de población en su área de influencia (en 2009 más de 300.000 personas), con un incremento de más de 47.000  pacientes desde 2008 al 2017.

Este déficit de camas, que supone el retraso en la dotación de la Torre 4, implica un colapso funcional de servicios tan importantes como la URGENCIA hospitalaria, y la reprogramación de ingresos para cirugías. Se podría haber resuelto con esa apertura en 2017, como se prometió..

Cada mañana el servicio de URGENCIAS releva a sus profesionales que acaban turno de noche, con más de 20 pacientes de media pendientes de ingreso que, en épocas de incidencia, supera habitualmente los 30 pacientes pendientes de una cama para poder subir a planta. El embudo que ahí se forma, sobrecarga al personal sanitario, genera frustración en pacientes y familiares, y agrava una situación de aumento también paulatino del número de pacientes atendidos a diario, que sobrepasa el 10% en los últimos 5 años.

El espacio físico del área de urgencias también resulta insuficiente, y el exceso de camillas que se han de habilitar para la atención correcta de los pacientes, genera confusión en la identificación, aislamiento y manejo de los mismos, con la consiguiente merma en la seguridad de los enfermos, disminuyendo la calidad asistencial, llegando a pasar hasta 48h en una camilla.

El hospital solventa parcialmente el déficit duplicando camas en el área de hospitalización, sin incremento asociado de personal, sobrecargando también a todos los profesionales que atienden dicha área.

Por consiguiente, las organizaciones sindicales del Hospital Universitario Infanta Sofía, que llevan tiempo denunciando esta situación,

EXIGEN que se dote al centro de los recursos humanos y materiales necesarios para abrir la consabida Torre 4  para hacer frente a la demanda asistencial que genera la zona norte de Madrid con las máximas garantías de calidad y seguridad para sus pacientes.

EXIGIMOS que la gerencia y la Consejería de Madrid, responsables de ello, implementen un plan de contingencia que permita paliar la situación de colapso progresivo del centro.

Finalmente, QUEREMOS para que la SANIDAD PÚBLICA RESPONDA que todos los servicios externalizados del Hospital: TIGAS, administrativos, limpieza, cocina y mantenimiento (ACCIONA  Esterilización (SRCL Consenur Esterilización), vuelvan a ser 100% públicos, así como el Laboratorio Clínico Central que vemos a continuación.

Sobre la situación del LABORATORIO CLÍNICO CENTRAL candente y MUY URGENTE, pues el personal no sabe nada sobre su futuro, os informamos:

Que siendo Esperanza Aguirre la Presidenta de la Comunidad de Madrid y su Consejero de Sanidad Juan José Güemes, en febrero de 2008, pusieron en marcha 6 hospitales PFI ( Infanta Cristina, Infanta Sofía, Infanta Leonor, Sureste, Henares y Hospital del Tajo, y sus centros de influencia de Atención Primaria;   en 2009  adjudicó el Servicio de Análisis Clínicos de los 6 hospitales y sus centros de AP, a la UTE BR Salud, Contratista: Unión Temporal de Empresas “Ribera Salud, Sociedad Anónima-Balagué Cénter, Sociedad Anónima-Asistencia en Medicina para Entidades de Seguros, Sociedad Limitada”. El Plazo de ejecución: Ocho años (2016), con posible prórroga por dos años, un máximo de diez años. Esta privatización la justifican “por motivos de ahorro”. En marzo de 2010 el Consejero dimite; En el 2012 Unilabs FICHA para su Consejo de Administración al exconsejero Juan José Güemes,  TRES MESES DESPUÉS COMPRÓ por cinco millones a Balagué Center y AMS –presentes en la UTE ganadora junto a Ribera Salud, haciéndose con el 55% del control. La realidad es que la empresa de Güemes se quedó con los Laboratorios de los hospitales que siendo Consejero de Sanidad,  PRIVATIZÓ

Los Técnicos Superiores Especialistas de Laboratorio fueron contratados directamente antes de existir el Laboratorio Central en los 6 hospitales en 2008, algunos procedían de la Fundación Alcorcón, cuando se termina su contrato no se los renuevan y se hace cargo de ellos el Laboratorio Clínico Central, que inicia su actividad en junio de 2009, y empiezan los agravios comparativos de cuatro tipos de contratos y sueldos. En la actualidad, tiene una plantilla de casi 300 profesionales, que dan cobertura a más de 1.200.000 ciudadanos en las áreas de análisis clínicos, bioquímica clínica, hematología clínica, inmunología, genética, microbiología y parasitología, además de pruebas de compatibilidad de sangre y componentes sanguíneos. El 30 de noviembre de 2018 termina el plazo de 8 años más 2 años de prórroga, por lo que desde la MEDSAP-Marea Blanca EXIGIMOS que, al finalizar el contrato, REVIERTA a la GESTIÓN PÚBLICA del Servicio Madrileño de Salud. No hay razón para otra cosa.

El 7 de junio de 2018 se presenta en Sesión Plenaria de la Asamblea de Madrid, Proposición No de Ley del Grupo Parlamentario Socialista una moción para que el Gobierno de la Comunidad revierta a la gestión pública directa el Laboratorio Clínico Central. El resultado de la votación fue el siguiente: 126 diputados presentes; 61 votos a favor y 65 votos en contra. Quedó, por tanto, rechazada la PNL 111/18. Sabemos quiénes son los responsables de mantener un servicio sin garantías de máxima precisión de todas los resultados, porque las muestras viajan y muchas veces han perdido condiciones, como vienen denunciando los facultativos y porque se quiere retorcer el pulso democrático y seguir manteniendo una privatización puramente especulativa sin siquiera nuevo concurso.