Si hay algo que ha caracterizado siempre España, ese ha sido el mundo de la hostelería. La riqueza de los ingredientes de la famosa Dieta Mediterránea ha sido reclamo para millones de turistas cada año, pero también es parte del día a día de la sociedad.

“Para los locales que preparan comidas es vital la correcta refrigeración y congelación de materia prima. Sin ello sus recetas se verían condenadas a estar cambiando continuamente” explican desde Stoco.

Quien monta un bar o un restaurante sabe que tiene que dar la mejor calidad de ingredientes, sobre todo de proximidad, apoyándose en los distribuidores y productores locales para garantizar una continuidad en su carta. Sin embargo, muchas recetas pasarían a ser estacionales y, en caso de carnes y pescados, la legislación también exige ciertos requisitos de mantenimiento, de manipulado y también de seguimiento de cadena.

Lo primero en lo que hay que pensar es en cuidar ese ingrediente y, para ello, las máquinas frigoríficas o los congeladores son vitales.

“En nuestro caso y tras años de experiencia, somos capaces de personalizar y garantizar la última innovación del sector a nuestros clientes. No solo porque podemos incluso negociar los acabados sino porque conocemos a fondo los Mercados Gastronómicos, los Canales Food Truck o incluso los canales más grandes de hostelería. Llevar tantos años apoyando este sector nos hace conocer a fondo las necesidades e incluso orientar a los nuevos emprendedores” explican algunos de los trabajadores de Stoco.

Explicar desde un primer momento cuáles serán los plazos de distribución, los costes que representarán para los emprendedores y poder asesorar es clave para conseguir la confianza de quien buscará mejor suerte detrás de una oferta gastronómica que se sumará a las calles concurridas de las principales localidades en busca de paladares que pongan a prueba una carta diseñada desde 0 y que busca sorprender.

No hace falta echar un vistazo a algunos programas gastronómicos que se han hecho populares en la televisión para conocer la destreza, el arte y la capacidad de creación culinaria que existe en España. De hecho, algunos de los mejores cocineros han salido de los fogones de nuestras fronteras.