‘Una renta básica podría terminar con la pobreza y la aporofobia, fue unos de los mensajes que Humanistas por la Renta Básica Universal ha querido dejar en el II Foro de Violencias Urbanas que este jueves ha terminado en Madrid. En esta ocasión, hemos entrevistado a Ángel Bravo, uno de sus miembros y ponente del taller que han desarrollado en este foro.

 Video: Álvaro Orús / Redacción: Tony Robinson y Juana Pérez Montero

Pressenza.- La renta básica universal e incondicional ¿En qué medida puede eliminar la violencia económica, la pobreza y, por tanto, la aporofobia?

Ángel Bravo.-Al ser una asignación económica que se da a toda persona por el mero hecho de existir y permite que las necesidades básicas sean cubiertas, las necesidades básicas me refiero a alimentación, vestido, vivienda, lo más básico que está cubierto, entonces mucha de la incertidumbre y temor al futuro que tiene la gente desaparece porque ya no tiene tanta ansiedad frente al futuro. Eso hace disminuir mucho la violencia.

Claro, muchas veces la gente como está tan, tan atemorizada por el futuro y no sabe qué hacer para resolver su situación económica, pues roba o violenta a otros, entonces al tener ese colchón que le permite satisfacer sus necesidades básicas, el nivel de violencia desciende mucho. Y luego, por otro lado, la aporofobia es el odio al pobre.

Ya nosotros decimos que no es que más que xenofobia, que el odio al extranjero es aporofobia porque cuando un extranjero rico viene a nuestro país, se le abren todas las puertas, o sea que es más bien odio al pobre. Entonces, al pobre hoy en día digamos que se le etiqueta como un molesto como peligroso, etc.

Con una renta básica eso deja de existir porque la gente no tiene por qué robar, no es peligroso puede participar más socialmente, eso es muy importante hoy en día la gente que tiene pocos recursos económicos, tiene que estar todo el día buscando cómo resolver sus necesidades y no puede hacer nada, no puede participar en nada; entonces el que tenga ese colchón, que le permita cierta tranquilidad, va a permitir a la gente también participar más, tanto a nivel social como político, como luchar por sus derechos… muchas cosas. También va a eliminar la aporofobia.

P.- Algunos miembros de este colectivo (Humanistas por la Renta Básica) estuvisteis implicados en la ILP del 2014 sobre este tema. Después fuisteis tomando vuestro propio camino…

A.B.-Si estuvimos después de la ILP, que fue desde un punto de vista, un fracaso porque había que recoger quinientas mil firmas pero recogimos 150.000. Cuando se armó la ILP, esperamos mucha gente pero ese mismo año apareció Podemos y la mayoría de los que estábamos llevando adelante esta Iniciativa Legislativa Popular, se fueron a Podemos y nos quedamos tres con tola la ILP encima, y no pudimos dar la respuesta. Entonces, en cierta manera fue un fracaso pero no lo fue porque informamos a muchísima gente y después de eso se armó un colectivo de muchas asociaciones que se llamó Marea Básica contra el Paro y la Precariedad, en el cual estuvimos nosotros ahí hasta que la Marea Básica tomó un rumbo más hacia las rentas mínimas para pobres y nosotros pensamos que no, que había que luchar por una renta básica para toda la población, fuera pobre o rica o lo que fuera.

P.- Nos puedes explicar ¿Qué suma vuestra mirada a la renta básica?

A.B.- Es muy diferente. Es otro concepto, no es solamente que tienes que dar una limosnita, como son las rentas mínimas a los pobres, sino que hay que hay que cubrir un derecho humano que es el derecho humano de la subsistencia y eso lo cubre la renta básica universal. Es nuestro punto de vista, que es más bien existencial. Lo decimos siempre ¿Y qué quiere decir eso? pues que nosotros pensamos que una renta básica al permitir que la gente tuviera sus necesidades cubiertas también daría más libertad a la gente, libertad en el sentido de que podría elegir más qué hacer con su vida, al no estar la gente todo el día pensando en cómo comer, en cómo pagar su piso el próximo mes… porque tendría más tranquilidad con esa renta básica, permitiría más energía mental libre a la gente y la gente seguro que empezaría a plantearse qué quiere hacer con su vida, qué tipo de vida hace, inclusive algo para nosotros muy importante: también permitiría que mucha gente se planteara cuál es el sentido de su vida aquí, para que está aquí, que es lo que decía antes, qué quiere hacer con su vida… Eso es un poco nuestro planteo.

P.- Habéis sido promotores del documental ‘RBUI, nuestro derecho a vivir’. Habéis publicado un libro ‘RBUI, Preguntas y respuestas. Una Mirada desde el Humanismo Universalista’, contadnos…

A.B.- El documental lo hemos impulsado junto con Pressenza –vosotros-. Hay muchos documentales sobre renta básica, el nuestro, que lo ha dirigido nuestro amigo Álvaro Orús, ha recogido un montón de testimonios y de opiniones de defensores mundiales de la renta básica, sobre todo de muchas mujeres… y la opinión de las mujeres en los círculos de renta básica no estaba bien recogida. En nuestro documental, recoge la opinión de muchas mujeres activas defensora de la renta básica y también da un poco el punto de vista humanista, sobre la renta básica. Ha gustado mucho en todos los círculos de renta básica y se está proyectando en muchísimos lugares. Nos ha parecido una experiencia extraordinaria.

Y el libro nos ha costado más de dos años hacerlo; ha sido un trabajo de equipo; hemos recopilado, hemos consultado un montón de libros y de artículos que había sobre la renta básica y hemos intentado reflejar nuestra opinión, esta opinión que te decía antes, existencial pero también desde el punto de vista de una nueva economía más basada, más centrada en el ser humano y también con un punto de vista social de más democracia real y más participación de la ciudadanía en todas las decisiones que se tomen. Entonces, este libro hasta ahora quizá no lo hayamos dado toda la importancia que tiene, quizá porque el documental le ha hecho un poquito de sombra pero estamos haciendo muchas presentaciones en librerías, asociaciones, y talleres también sobre el libro. El taller es un poco como medio jugando… Estamos en el tema de promoción también del libro.

P.- ¿Cada vez veis más cerca una renta básica o no?

Á.B.- Hay opiniones entre nosotros diferentes. Algunos somos más pesimistas y lo vemos más lejano porque pensamos que, para que la renta básica universal incondicional se instaure tiene que producirse un cambio en las cabezas de las personas y eso no es tan fácil, sobre todo, porque hay muchos prejuicios todavía muy metidos, como el prejuicio bíblico de ganarse el pan con el sudor de tu frente,  si no te esfuerzas y te lo mereces, no te pueden dar un dinero; eso está muy metido.

También hay otro prejuicio de qué el trabajo dignifica y el trabajo es lo más importante de la vida, es el sentido de la vida. Bueno hay muchos prejuicios muy metidos en las cabezas todavía, que son difíciles de combatir, sin embargo hay expertos no son humanistas, por ejemplo, uno aquí en España muy conocido, que se llama Niño Becerra que estuvo en el Simposio de Renta Básica hace dos semanas en Barcelona y que dice que es cosa de cinco años porque por cosas que han ocurrido, por ejemplo, el Foro de Davos, el foro económico que es el top neoliberal, o incluso el FMI hablan de que de que la renta básica universal e incondicional es casi inexorable porque si no el sistema, tal como lo concebimos, se va al caos; al caos porque la automatización es creciente. En ciertos estudios dicen que en 15 años máximo, el 50 por ciento de los trabajos actuales desaparecen y va a haber un montón de gente desempleada y eso va a crear un caos social tal que, si no se instauran medidas como una renta básica incondicional, esto puede ser la destrucción total del ,sistema que conocemos. Entonces, no por altruismo sino para evitar que el sistema que a ellos les da muchos rendimientos económicos, no caiga, ellos piensan en una renta básica que sería una especie de limosna a la gente para acallar las protestas y el descontento. Niño Becerra desarrollaba más y decía que en el futuro, un poco en la onda que Aldous Huxley escribió en su ‘Mundo feliz’ hace años, dice que en el futuro va a haber una tríada que va a ser la renta básica universal, marihuana legal y ocio para todo el mundo para adormecer las conciencias o sea que la renta básica tal como lo conciben los medios liberales el FMI, es como una disposición para acallar y que la gente se adormezca, si encima es con marihuana y ocio ¡fantástico! todo el mundo tranquilo y ellos siguiendo enriqueciéndose. Así que hay que tener cuidado con qué tipo de renta básica se apoya.

La que nosotros apoyamos no suprime nada del estado de bienestar, es un complemento de la educación gratuita, de la salud gratuita, del apoyo a la vivienda, de un montón de cosas… O sea que tener mucho cuidado con el tipo de renta básica incondicional que se apoya hay que tener mucho cuidado

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.