Te vistes de mujer para provocar mareas,

deslumbras con tu belleza al mundo que desboca,

en precarios movimientos inciertos.

Evocas delirios de amor

mientras la guerra siembra muertos.

Relucen tus ojos entre el dorado pelo

mientras los demás se ahogan de pena.

Con cada vida cobrada

redibujas tu silueta,

perfeccionas tus perfiles,

suavizas tus rasgos.

El mundo se resquebraja,

tienes al hombre y a la mujer donde quieres,

en las puertas del averno,

sin darse cuenta del gran engaño

en que has convertido su vida.

Marijose Luque.- Este mundo moderno en que vivimos, Humanos des-almados.

Fotografía de la red.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.