Con goles de Modric (13’), Marcos Llorente (59’, y, de paso, mejor jugador del torneo) y Sergio Ramos (78’), además de autogol de Yahia Nader al minuto 90, el Real Madrid venció este sábado en en Abu Dhabi al Al Ain y se proclamó campeón del Mundial de Clubes de Fútbol por tercera vez consecutiva y séptima en su historia.

En el Zayed Sports City Stadium, el Real Madrid ganó su primer título bajo la égida del argentino Santiago Solari, que cumplió así su décimo tercer partido frente al equipo madridista y siguió sin tomar en cuenta a Isco Alarcón, que las versiones muestran como primero en la lista de salidas para 2019.

Con un planteo de 4-1-4-1, con Bale en la izquierda, el Real Madrid tuvo un partido sin grandes contratiempos, mayoritaria posesión del balón y un ritmo que algunos consideraron inusual en comparación con sus últimas apariciones e incluso achacaron a la débil presión que en defensa hizo el Al Ain.

El equipo madrileño alíneó desde el inicio a Thibaut Courtois, Dani Carvajal, Sergio Ramos, Raphael Varane, Toni Kroos, Karim Benzema, Luka Modric, Gareth Bale, Marcelo, Lucas Vázquez y Marcos Llorente.

Los cambios de Solari fueron la salida de Toni Kroos y la entrada de Dani Ceballos en el 70, Llorente saliendo y Casemiro entrando en el 81, y el ingreso de Vinicius por Lucas Vázquez en el 83. Otra vez quedó afuera Isco.

Eso sí, al marcar el tercer tanto del RM en el minuto 79 tras un saque de corner de Modric, Sergio Ramos fue a buscar a Isco, que estaba calentando detrás de la puerta, y le dedicó el gol al de Málaga con un abrazo.

(Con información de agencias)