El PSOE se lleva la victoria, pero necesitará pactos para gobernar

0
219
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ejerce su voto en las elecciones de este domingo que le aseguraron la nueva jefatura del gobierno. Foto: AFP.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ganó las elecciones generales de este domingo, cuando ya se ha contabilizado más del 80 por ciento de los votos. Por su parte, el Partido Popular (PP) se desplomó por debajo de los 70 escaños (tenía 137).

Ciudadanos es tercera fuerza, Unidas Podemos cuarta y los ultranacionalistas de Vox entraron con fuerza en el Congreso y lograría algo más de veinte diputados.

El actual jefe de Gobierno, Pedro Sánchez podrá gobernar con varias opciones de pacto. Los socialistas necesitarán unir fuerza con Podemos y otras formaciones, quizás las nacionalistas, pero también les dan los números con C’s.

La derecha no suma para gobernar al quedarse muy lejos de la mayoría absoluta.

Cerca de 37 millones de españoles estaban llamados este domingo a las urnas para elegir al futuro gobierno del país en las elecciones más polarizadas de la historia de nuestro país. La participación ha superado el 75,5%. Una cifra importante, aunque no histórica. Por el momento, se sitúa casi dos puntos por encima de la participación media en las elecciones generales españolas celebradas entre 1977 y 2016, que es del 73,79%

(Tomado de La Voz de Galicia)

El Partido Popular vive la peor devacle electoral de su historia

Pablo Casado, líder del Partido Popular. Foto: Reuters.

Desde que el Partido Popular (PP) participa con esas siglas en las elecciones generales de España hace 30 años, nunca había registrado un resultado tan nefasto como el que los ‘populares’ han obtenido este 28 de abril de 2019.

El partido liderado por Pablo Casado ha obtenido, de largo, el peor resultado de su historia. Con más de un 93% escrutado, los 65 diputados del PP están muy lejos de su anterior peor resultado: los 107 obtenidos por Aznar en 1989, y a años luz de su récord, los 186 que obtuvo Mariano Rajoy en 2011.

En tan solo tres años, el Partido Popular ha perdido 72 diputados, es decir, más del doble de los que obtuvo Mariano Rajoy en 2016.

Los “populares” se quedan con escasa diferencia sobre Ciudadanos, sobre todo en número de votos. Hasta este 2019, su peor resultado absoluto eran 5,3 millones de votos en 1989, mientras que el mejor fue el de 2011, con 10,9 millones.

(Tomado de 20 minutos)