En la mañana temprano, el nenúfar se abre dejando al descubierto su mágica belleza, mientras en las calmas aguas se desliza.

Despierta en la mañana con dulzura, caricia del rayo de luz, que penetra dejando salir la vida con su plena hermosura y pureza, desprendiendo el olor que impregna tu ser.

Gotas de agua resbalan suave-mente linda flor que semeja loto, la misma paz y exotismo desprende, simulando la creación del universo.

Acarician la piel sintiendo-te en la noche profunda. Se cierra simiente de vida y dormita entre el susurro del agua que acuna mansamente la vida, preparando para el mañana la iluminación de su ser.

Tiempo, en el que permanece cerrado, representando todas las infinitas posibilidades del ser humano.

Que mejor similitud la madre naturaleza.

Marijose.-

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.