El día de su boda es uno de los más felices para cualquier pareja. Los novios pasan semanas y meses preparando esa jornada para que todo salga como desean y que sus familiares y amigos vivan una jornada inolvidable.

Alrededor de las bodas, y otras celebraciones de eventos, se mueve una industria importante que acoge a empresas de catering, decoración, fotografía, iluminación, alojamiento, moda… Y aunque parezca que ya está todo inventado, la realidad es que cada día nos resulta sorprendente una nueva innovación, una nueva práctica, actividad lúdica, decoración, regalo… con la que cautivar a los invitados.

Desde hace unos años, algo que está consiguiendo mucho éxito es la presencia de fotomatones en eventos, si hablamos de boda, son válidos tanto para el momento de la recepción como en la fiesta final, aunque mayoritariamente se instalan en esta última fase de la celebración, dejando el protagonismo a los tradicionales photocalls para la recepción.

El servicio del fotomatón consiste básicamente en instalar uno de estos sistemas en un espacio del salón y allí reunir a amigos y familiares para que se tomen fotos con diseños previamente escogidos o que se pueden seleccionar en ese mismo momento. Las fotos, que suelen salir varias repetidas, pueden utilizarse para un álbum de recuerdos para los novios o bien que los propios invitados guarden estas foros como recuerdo.

¿En qué consiste este servicio?

Son muchas las empresas que hacen uso de esta tecnología para las bodas. Una de ellas es Fotoglam, que ofrece su propio fotomatón para bodas en Málaga. Esta empresa ofrece fotomatón en Málaga, pero también photocall, videomatón y libros de firma personalizados. Con el alquiler de fotomatón para bodas, los novios lo que intentan es que sus invitados se diviertan en esa jornada.

Con una instalación de este tipo, los novios reciben de manera posterior todas las fotos, que les sirven de recuerdo, y los invitados pueden llevar a casa las fotos en las que salen ellos. Habitualmente, junto al fotomatón se incluyen elementos de atrezzo para disfrazarse: carteles, pelucas, sombreros, gafas, pajaritas, chapas y todo tipo de objetos divertidos.

En el caso de Fotoglam, su servicio de fotomatón para eventos no incluye solo a las bodas, sino también cualquier otro evento que consideremos oportuno: celebraciones deportivas, cenas de empresa, bautizos. Los eventos en Málaga con fotomatón pueden ser muy numerosos cada semana, de ahí que cada vez son más las empresas que incorporan este servicio de alquiler de fotomatón para eventos.

Las posibilidades del fotomatón

Esta práctica está cada vez más extendida para eventos de gran afluencia de público porque es una forma de aumentar la diversión. A todos nos gusta en ambientes distendidos hacer un poco el ganso y tomarnos fotos divertidas.

Las bodas en Málaga tienen con Fotoglam una oportunidad única de encandilar a los invitados. Esta empresa, como ya dijimos anteriormente, no solo ofrece servicios de fotomatón, sino también de photocall. Un photocall personalizado que muestre los principales gustos y aficiones de los novios, o si es una comunión, al ídolo principal del pequeño.

Volviendo al fotomatón, las posibilidades que ofrece esta práctica son muy numerosas. La que más se pone en práctica son las fotos en grupo. Con ellas, y gracias a los fondos que ofrece el fotomatón y el material de atrezzo, los invitados pueden dejar un recuerdo divertido a los novios en forma de foto.

En muchos casos, los fotomatones cuentan con añadidos, con extras tecnológicos, como compartir las fotos casi de manera inmediata en redes sociales. Así, los invitados que participen en estas fotos pueden satisfacer sus ansias de recibir likes compartiendo estas fotos, haciendo todavía más popular la boda o el evento en cuestión.

Desde hace años, las bodas en Málaga no se entienden sin Fotoglam y fotomatón málaga. Esta empresa traslada su maquinaria a toda Andalucía, para hacer de cada boda una jornada única e inolvidable.

Ideas originales para el fotomatón

Además del atrezzo y la tecnología instantánea, compartir las fotos en internet, la clave que explica por qué los fotomatones tienen tanto éxito en la actualidad es que encajan bien todo tipo de ideas originales.

Así, las fotos se pueden personalizar para hacerlas totalmente exclusivas: filtros en blanco y negro o en sepia, una firma de los novios, una frase que resuma la esencia del evento, diferentes fondos para el fotomatón.

Además del atrezzo, que puede servir tanto para invitados como para el propio fondo de la foto, el fotomatón se puede personalizar con las iniciales o las firmas de los novios, una foto de la pareja, cualquier signo distintivo que le de un toque cercano a la decoración e incluso reunir el fotomatón y el photocall.

Habitualmente, cuando se habla de este dispositivo, nos referimos a fotomatones cerrados, pero muchas empresa ofrecen la posibilidad de contratar uno abierto para exteriores, o incluso fotomatones que se combinan, de modo que puede ser un fotomatón cerrado al principio de la boda y posteriormente abrirlo para dejarlo al aire libre.

Esta segunda opción permite más funcionalidad y diversión a este dispositivo, y consigue que los invitados sigan teniendo interés en el fotomatón.

Finalmente, y esto sirve tanto para el photocall como para el fotomatón o la zona de juego infantil, existen recursos en todas las celebraciones para ayudar a los invitados a encontrar estos espacios en el recinto de la boda: salón, hacienda, jardín, etc. Son pequeños carteles que indican a los invitados dónde se encuentran los espacios. Esto sirve para localizar foodtrucks, la zona de parrilla, la mesa de quesos, los baños… todos los rincones de la boda.

El éxito de los fotomatones para bodas y otras celebraciones o eventos responde al interés de los organizadores por hacer pasar un buen rato a los invitados, que se divierten y pueden dar rienda suelta a ese “yo” más infantil, más canalla, que llevan dentro. Al contrario de lo que ocurre frente a una foto cualquiera, cuando las personas sienten cierta presión por enfrentarse a ese momento, al disparo de la cámara, con los fotomatones esa presión desaparece por completo.