El control de horarios para trabajadores en 2019: la nueva ley obliga a fichar en el trabajo

0
591

Esto es ya un hecho, el control de horarios para los trabajadores ha llegado de forma muy firme a España, obligando, en términos generales, a todas las empresas a instalar máquinas de control horario a partir de 12 de mayo de 2019. A partir de este día, todas las empresas deben contar con su propio sistema para que sus trabajadores puedan fichar cada día al empezar y terminar con su jornada laboral.

Esta medida, que en un principio puede parecer abusiva para los trabajadores, lo cierto es que se aprueba para poder controlar de forma más exhaustiva las horas que estos están en el trabajo. De este modo, se intentan perseguir las horas extra sin remuneración que se han vuelto habituales en prácticamente cualquier trabajo del país.

Este nuevo Decreto Ley generalizará una práctica que, a día de hoy, pocas empresas tienen implantadas. Sí es cierto que en los organismos públicos y en las grandes empresas y multinacionales es una práctica más habitual, sin embargo, en las pequeñas y medianas empresas es una situación que se da en pocos casos.

En el post de hoy queremos contaros un poco más acerca de este decreto ley y de cómo podéis implementar estos sistemas de control horario en vuestras empresas para poder adaptaros a la legislación vigente.

El Decreto Ley que modifica el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores

Este Decreto Ley que modificará el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores busca perseguir las miles de horas extra no remuneradas o fraudulentas que se dan en España prácticamente a diario. Perseguir este tipo de prácticas es esencial para poder garantizar la calidad del mercado de trabajo, así como los ingresos a la Seguridad Social derivados de la cotización.

Todos los trabajadores españoles estarán obligados a fichar a la entrada y a la salida de su trabajo cada día, por lo que la empresa también estará obligada a surtir las sedes u oficinas con todos los sistemas necesarios para llevar a cabo este control.

Además de todo esto, la modificación de este artículo también conlleva que la empresa debe tener siempre disponible el registro de horas de trabajo por si cualquier trabajador o entidad pública lo solicitase. De esta forma, los datos de los registros de entradas y salidas deben permanecer en la sede de la empresa durante, por lo menos, cuatro años.

Del mismo modo, la empresa también estará obligada a pasar este registro de horarios (y de horas extraordinarias y complementarias) a los sindicatos de trabajadores pertinentes de forma mensual.

¿Cómo implemento el control horario en mi empresa?

La verdad es implementar un sistema de control de horarios puede ser una medida un tanto impopular en la empresa. Sin embargo, es simplemente otra medida para que todos puedan sacar beneficios: los trabajadores conocerán el cómputo de horas que ha estado trabajando en el mes (independientemente de si tienen o no horario flexible) y la empresa se asegurará de que nadie haga una hora extra que no le corresponda.

Para implementar un sistema para fichar en la empresa nuestro consejo es que siempre consultéis con profesionales del sector. Nosotros personalmente, os recomendamos Bioclave, una empresa dedicada exclusivamente al control horario en empresas y que os puede dar muchas opciones para que encontréis la que verdaderamente se adapta mejor a vuestras necesidades. En Bioclave encontraréis servicios y productos que realmente os serán útiles y con los que podréis hacer frente a este nuevo Decreto Ley sin ningún problema.

Tipos de sistemas de control horario

Los sistemas de control horario son bastante variados, aunque los más comunes son los relojes de fichar y las máquinas de huella dactilar. Es cierto que, dependiendo de cada empresa, podréis optar por unos u otros sistemas, adaptados a lo que vosotros necesitéis en cada oficina.

Por una parte, los relojes de fichar suponen una forma de control presencial de la jornada bastante efectiva. Este tipo de relojes suelen funcionar con una tarjeta personalizada corporativa, que cada empleado tendrá de forma intransferible. Con solo acercar la tarjeta al lector ya quedará registrada la hora de comienzo y fin de la jornada laboral. Además, los relojes de fichar suelen ser una forma de control de jornada bastante efectiva y, sobre todo, económica.

Por otra parte, la opción de una máquina fichar huella es hoy en día la más extendida, ya que ofrece muchísima más fiabilidad en el control horario. Al final, el empleado solo podrá fichar si presenta su huella dactilar ante la máquina, por lo que se evitan posibles corrupciones en el sistema. Contar con una máquina fichar personal por huella será, sin ninguna duda, todo un acierto para cualquier empresa.