Estar embarazada es algo natural y bonito, para muchas mujeres significa cumplir con su mayor deseo. Para otras puede que llegue en el momento menos apropiado, por no haber tenido cuidado a la hora de tener relaciones con su pareja, y haber consumado el acto con penetración sin protección. Sobre este tema puede haber mucha confusión. Existen muchos mitos alrededor del tema de la penetración, el uso del preservativo y otros temas similares. El miedo de muchas mujeres de quedar embarazadas por un simple roce les hace sentir inseguras en sus relaciones.

Para aquellas que no lo están buscando puede ser un momento de frustración y rabia cuando empiezan a sentir los primeros síntomas del embarazo. Las dudas empiezan a surgir en su cabeza pensando en cómo será su futuro a partir de ahora. Pero antes que nada, lo primero de todo, es comprobar si se está o no embarazada antes de empezar a dar vueltas a la cabeza y asustarse.

Pruebas que te ayudan a saber si estás embarazada

Algunos síntomas de que puedes estar embarazada es la falta de la menstruación, las típicas náuseas matutinas o ganas de ir al baño constantemente. Estos son algunos indicadores que podrán avisar de que estás embarazada.

Cuando aparecen los primeros síntomas lo más normal es que, si quieres saber si tendrás un bebé o no, te hagas una prueba de embarazo. Es muy sencillo, puedes ir a la farmacia y comprar una o ir al médico y que te la realice un especialista, de esta manera, estarás mucho más segura de que el resultado es válido.

Otra opción, en caso de no querer ir al médico tan pronto, es realizar una prueba de embarazo casera. Se puede hacer fácilmente con productos que se tienen en casa, no cuestan dinero y los tienes al alcance de la mano. Algunos de los elementos que puedes usar son pasta de dientes blanca y azúcar. Al mezclarlos con la orina pueden ayudarte a saber si estás embarazada o no. Estas son pruebas que se pueden hacer rápidamente. Mejor por la mañana. Pero para estar totalmente segura lo mejor es ir al médico.

Cuidados durante el embarazo

Si el resultado es que estás embarazada ¡enhorabuena! Ahora hay que empezar a cuidarse mucho más para que tu bebé nazca sano y fuerte. Durante la etapa del embarazo tu cuerpo irá cambiando, no hay que tener miedo a estos cambios. Cuidarse durante esta etapa ayudará a que tanto tú como tu bebé estéis bien.

Es importante mantener una buena dieta. Que sea normal que engordes unos kilos no quiere decir que te puedas lanzar a tomar todos los caprichos que quieras. No es momento de hacer dietas pero sí de alimentarse bien. Una dieta sana que el médico puede ayudarte a tener. Es importante beber agua e hidratarse y se suele recomendar algunas vitaminas como el ácido fólico. Hacer ejercicio es sano incluso para las mujeres embarazadas.

Quitar los kilos que sobran tras el embarazo

Si durante el embarazo es importante hacer ejercicio, siempre teniendo en cuenta que sea de bajo impacto, tras tener al bebé también lo es si se quiere volver al peso que se tenían antes del embarazo.

Se puede contactar con un nutricionista que te ayude a seguir una dieta para ir bajando esos kilos de más que se han quedado tras el embarazo. También puede recomendarte algunos tratamientos quemagrasas para mujeres para eliminar lo que sobra más rápidamente.

Lo que es cierto es que llevar una dieta sana y equilibrada y hacer ejercicio es bueno en cualquier etapa de la vida. Cuidarse nunca es algo que esté de más.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.