Cuatro claves para escoger la mejor caldera para tu hogar

0
366

Una serie de consejos a tener en cuenta si no quieres equivocarte al realizar esta instalación en tu vivienda.

Las calderas son un elemento esencial en cualquier hogar. Gracias a ellas, además de poder caldear el ambiente en el caso de que haya temperaturas muy bajas, también es posible calentar todo el agua que circula por las tuberías para tener algo tan simple como agua caliente saliendo por los grifos.

Aunque es algo esencial, no está exento de problemas, sobre todo a la hora de su instalación. Decantarte por un instalador de caldera de gas guadalajara, o por uno de caldera de gasoil, es algo que tendrás que acabar haciendo, y que implicará tomar una decisión en la que no todo el mundo sabe acertar.

¿Cómo elegir la mejor caldera para el hogar entonces? Esa cuestión es la que vamos a resolver dando cuatro puntos clave. Vamos a listar las 4 claves esenciales para escoger la caldera adecuada para tu vivienda. Unos aspectos que, como podrás ver, son de lo más simple y sencillo, pero no por ello menos importantes.

Cómo elegir la mejor caldera para el hogar

Ahora que estás pensando en cuál debes comprar e instalar en casa, necesitas detenerte para meditar bien la selección. Para ayudarte un poco, vamos a darte una serie de aspectos clave en los que debes fijarte para acertar con lo que escojas, solo así podrás tener la total certeza de haber dado con la tecla adecuada.

Tipo de combustible que quieres usar

En función del tipo de combustible a usar puedes necesitar una caldera de gas o una de gasoil. Las diferencias entre ambas son notables, sobre todo en lo que respecta a las emisiones y la capacidad calorífica, además de la eficiencia energética.

En este sentido, y tal y como explican estos profesionales del trabajo con caldera de gas guadalajara, es precisamente el modelo de gas el que ofrece las mejores prestaciones. Consume menos para dar más calor, es más amigable con el entorno y también es mucho más eficiente. Además, su vida útil está muy por encima de la de los modelos de gasoil.

Tipo de vivienda en la que se va a instalar

Este es uno de los puntos más importantes, ¿en qué clase de domicilio va a instalarse la caldera? Debes saber que cada aparato tiene unas dimensiones determinadas y que, además, elegir uno u otro puede suponer la necesidad de instalar un depósito adicional o no.

En cualquiera de los casos, debes saber que no es lo mismo una caldera que se va a utilizar en una casa unifamiliar que en un piso donde solo viven una o dos personas. Aunque se puede pensar que la mejor opción es siempre el modelo de gas, no hay que descartar variables como esta, ya que pueden hacer que la balanza se decante más por el modelo de gasoil.

Dónde se ubica la vivienda

Puede que todo esto no sirva de nada, en el preciso instante en el que no llegue a tu hogar la distribución de gas natural de la ciudad. Otro de los puntos esenciales a tener en cuenta es la ubicación de la vivienda, ya que esta determina el acceso a un tipo de recurso o a otro, algo que automáticamente dicta el tipo de caldera que se puede instalar.

Así, antes de dar ningún paso, comprueba a qué tiene acceso tu vivienda, si es posible utilizar gas natural en ella porque llegan los suministros, y en ese caso podrás escoger. Mientras tanto, puede que solo tengas una opción y estés dando más vueltas de las que realmente debes.

Los baños importan

El número de aseos que pueda haber en el hogar es otro de los factores que influyen en la decisión de instalar un tipo de caldera u otro. De hecho, también es importante saber si son solo aseos o cuartos de baño completos. Todo esto determina un mayor o menor consumo de agua caliente, lo que afecta directamente a la caldera que se debe escoger.

En el caso de que haya varios y todos sean baños, es recomendable contar con una de gas, ya que no necesita la continua recarga de gasoil, y además permite que el gasto sea menor al ser mucho más eficiente.

Aunque en la mayoría de ocasiones parece que es la caldera de gas la que gana por su eficiencia, la de gasoil también tiene ciertas ventajas que conviene tener en cuenta. Su instalación puede ser más fácil y necesitar menos mantenimiento, como también su capacidad puede hacerla más adecuada para según qué hogares.

Así, recomendamos siempre valorar todas las opciones posibles cuando repases los cuatro puntos que hemos señalado aquí. De esta forma, podrás proceder con total cautela y, definitivamente, escoger la mejor caldera para tu hogar.